Una reina. Yely Rivera en una sesión de fotos para este diario desde el Hotel Pullman de San Isidro. La modelo ganó en el Miss Perú 2021, por lo cual representará al país en el certamen Miss Universo, a realizarse en Israel en diciembre. Fotos: Alessandro Currarino para El Comercio.
Una reina. Yely Rivera en una sesión de fotos para este diario desde el Hotel Pullman de San Isidro. La modelo ganó en el Miss Perú 2021, por lo cual representará al país en el certamen Miss Universo, a realizarse en Israel en diciembre. Fotos: Alessandro Currarino para El Comercio.
Alejandra  Sánchez

Practicante en Luces y TV+

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Con tan solo cuatro días de reinado, , Miss Perú 2021, se ha visto inmersa en tantas actividades, que se siente como si llevara meses en el cargo. Incluso visitó su natal Arequipa, que la recibió entre aplausos por haber alcanzado la corona que la llevará a competir en el Miss Universo 2021 de diciembre próximo, en Israel.

MIRA: Miss Perú: Jessica Newton, la reina que se reinventó y ahora prepara el camino para las misses del mañana

En entrevista con El Comercio vía Instagram, la Miss Perú 2021 habló sobre el gran esfuerzo que conllevó prepararse para el certamen en tan poco tiempo, la relación que pudo entablar con sus compañeras y el apoyo constante que ha recibido por parte de su familia; así como el compromiso que tiene con las mujeres de nuestro país. Aquí un extracto de lo conversado:

Yely, estuviste alrededor de 5 minutos agarrada de la mano de Camila Escribens antes de que anunciaran a la ganadora, ¿Cómo fueron esos momentos?

Fue muy tenso porque ustedes habrán podido notar que fue extenso. Fueron los cinco minutos más eternos de mi vida; fue muy bonito porque mientras estaba sosteniendo las manos de Camila, nosotras pudimos hablar previamente. Ambas nos dijimos un mensaje muy bonito, me quedo con las palabras que ella me dijo. Independientemente de los resultados, es una chica maravillosa, reconozco todo el esfuerzo que hizo para llegar hasta ese Top 3 y quedar como primera finalista del Miss Perú. Siempre le voy a desear lo mejor, es una chica maravillosa y le espera un futuro increíble. Eso es lo que yo guardo en mi corazón porque cuando dijeron mi nombre, fue muy emotivo. Tal vez no se haya notado mucho en las cámaras, pero yo comencé a llorar como una niña. Fue inesperado, pero a la vez emotivo porque me he esforzado tanto durante este mes y medio desde que confirmé mi participación en el Miss Perú´. Yo dije: “al fin es reconocido todo el trabajo que he hecho” y de verdad me quedo con toda la bonita energía de ese momento.

¿Qué se te pasó por la mente en ese momento?

Para mí fue un logro más en mi vida. Yo me siento orgullosa de cada objetivo que he logrado porque nada es fácil. El haber participado en el Miss Perú. Hacer los videos con las chicas, el (desfile en) traje de baño, tantas actividades que reconozco que es bastante sacrificio. Tal vez ustedes que están desde el otro lado no lo pueden ver desde el mismo punto de vista, pero hay bastante trabajo de por medio. Yo tenía que pedir permiso en el trabajo y de ahí volver porque estaba en trabajo de oficina. Fue muy retador, pero bonito y gratificante.

¿Cómo fue la interacción que mantuvieron entre las candidatas a la corona? ¿Alguna anécdota que recuerdes?

Tenemos varios recuerdos con las chicas, nosotras nos conocimos vía Zoom; es un feeling totalmente distinto. Cuando ya dieron al Top 10 pudimos interactuar. Cada una de ellas tiene una esencia maravillosa, cada una tiene algo especial en su forma de ser, muy amorosas, cariñosas, dedicadas, se esforzaban bastante. Dentro de todo, más que una competencia procuramos que se genere un vínculo bonito, que después que termine el certamen quede esa amistad. Cuando recibí la coronación, sus abrazos (de las chicas) me llenaron el alma, sus palabras de felicitaciones. Yo me quedo feliz con la oportunidad de haberlas conocido a cada una de ellas. Probablemente no hemos interactuado mucho porque el tiempo fue cortísimo. Para mí lo más bonito es cuando estuvimos en Cieneguilla y grabamos el traje de baño. Nos divertimos bastante y la pasamos muy bonito.

Fotos: Alessandro Currarino para El Comercio.
Fotos: Alessandro Currarino para El Comercio.

¿Cómo fue la relación con Camila Escribens? Ella también era una de las favoritas del certamen...

Con Camila al inicio nos saludábamos, pero no había una conversación muy directa porque yo hice clic con otra de las chicas como Mei Azo, con quien desde el día uno tuve una conexión muy bonita, me encanta ella, tiene un corazón enorme. De ahí con Mafer Bernaola, Maryori Morán, y con todas, pero fue de a poquitos. De ahí tuve la oportunidad de conocer un poco más a Camila, comenzamos a conversar y es una chica muy linda, muy dulce. De verdad es hermosa, más que verla como competencia, mi foco es distinto. Yo me enfocaba mucho por mí, por mi evolución, por el esfuerzo que daba en cada actividad, en la pasarela, y no fue fácil. Para mí ha sido retador por los tiempos, entre mi trabajo y tener que hacer las grabaciones, pero fue una experiencia inolvidable.

Tu hermana Kelin Rivera fue Miss Perú 2019, ¿por ahí entró el gusto por los certámenes de belleza? ¿o ya te gustaba desde antes?

Cuando yo era chiquita, yo veía a mis hermanas que estaban inmersas en los certámenes de belleza, empezando por Sofía quien fue quien inició en el tema de las misses, y de ahí ella fue inspiración para mis demás hermanas. En el caso de Kelin, a ella siempre le encantó el tema de los certámenes desde chiquita, le encantaba la pasarela. Yo no era tan aficionada a esto, inicié en el mundo del modelaje a los 12 años en el colegio y a los 15 ya empecé a hacerlo de manera profesional. Entonces, sí había una inclinación por los certámenes de belleza, pero no sentía que era lo mío, sino de mis hermanas. Sofía ganó el Miss Perú Mundo 2014 y de ahí estuvo Kelin (Miss Perú Universo 2019) y yo lo veía tan lejano. Yo era más cohibida y en ese momento me focalizaba bastante en mi carrera profesional. Pero, cuando Kelin ganó empecé a tener una percepción distinta de los certámenes de belleza y porque también ha cambiado el concepto, ya no es netamente físico, claro que influye, pero va un poco más allá, de tu esencia, de cómo eres, la madurez que tienes, son muchos factores. A inicios de este año lo comencé a evaluar, dije que sería bonito. Cuando acepté participar en el Miss Perú, obviamente mis hermanas han sido mi referente. Cuando empecé en el Miss Perú, descubrí que todos estos años me estuve preparando para este momento y cuando recibí la corona, dije que para eso me estaba preparando. Yo más que nadie sé lo que he atravesado en mi vida, todas las experiencias, todo lo que me ha costado estar donde estoy, no ha sido fácil, ha sido retador. Cuando me propongo algo, no paro hasta lograrlo. Eso me ha llevado a obtener el título de Miss Perú Universo.

¿Qué te han dicho tus hermanas ahora que eres la nueva Miss Perú?

Kelin está muy feliz. Ella sabe todo lo que me ha costado, las ganas que le he puesto. Me dijo que está orgullosa de mí, me dedicó un post en su Instagram de cosas que me llenaron el corazón. Le dije que era mala porque me hacía llorar. Igual mis otras hermanas, mi mamá, mis hermanos, mi familia, todos están muy orgullosos de mi proceso, de mi evolución y de lo bien que voy a trabajar para representarlos en el Miss Universo.

La entrevista con Yely Rivera. Video:

¿Qué sentiste en la entrevista con la ex Miss Perú Janick Maceta y con el Mister Supranational Varo Vargas? Ya imagino que te estás preparando para las preguntas en el Miss Universo...

Sabes que ni bien ingresé a la entrevista quedé admirada por la belleza de Janick, tiene unos ojos impactantes. Esta mujer si no es Miss Universo por cosas de la vida, es maravillosa e imponente, pero a la vez es tierna. Tuve la oportunidad de conversar con ella como parte de la entrevista, conecté bastante con ambos. A Varo ya lo conocía de tiempo atrás, pero es diferente, lo felicité por el título de Mister Supranational, verlo en otra faceta, es imponente. Los admiro a Varo y a Janick por su valentía, admiro todo lo que han logrado, todo el esfuerzo que le han puesto y los resultados hablan por sí solos. Para mí fue muy grata esa entrevista, fue muy bonita.

Hemos visto lo duro que trabaja Jessica Newton por la organización Miss Perú, ¿Cómo es ella como persona?

Yo admiro bastante a Jessica. Cuando estuvimos de camino a Arequipa, pudimos conversar bastante en el avión, conocerla un poquito más y que ella me conozca más a profundidad. Tenemos una forma de pensar muy similar. Yo admiro bastante su fortaleza, ella es una mujer muy empoderada, segura de sí misma, segura de lo que hace, muy inteligente; muy sensata y serena a la vez. Hay una química muy bonita, la admiro porque es una mujer de retos, exitosa con cada cosa en su vida, como madre, como mujer, como esposa. Maneja las cosas con calma, relajada. Tiene una energía muy bonita. Creo que es el inicio de una amistad bonita, independientemente del certamen. Como le digo, yo estoy totalmente comprometida con la organización, este es un trabajo en equipo y la admiro como mujer líder y empoderada.

Uno de los mensajes principales de Miss Perú es el empoderamiento femenino, ¿de qué manera te relacionas con esta labor de la plataforma?

El hecho de yo poder compartir con mujeres mi historia y decirles que los sueños sí se hacen realidad y ser embajadora de la mujer peruana es maravilloso. Es decirles a las mujeres que siempre confíen en ellas, que nunca se rindan. A veces hay tantos estereotipos, gente con comentarios negativos que solo quieren hundirte. Pero es ahí donde encuentras valor: cuando estás tocando fondo, te levantas, sigues adelante enfocada en lo que quieres en esta vida. Esto es una experiencia y es lo que quiero compartir con las mujeres, de que siempre crean en ellas mismas. Yo soy un claro ejemplo de que cuando le pones esfuerzo, cuando le pones dedicación, compromiso y responsabilidad, lo puedes hacer. Vivimos en un país machista donde a veces el hombre tiene el control y el poder sobre la mujer y nosotras nos dejamos minimizar por comentarios o maltratos psicológicos y hasta físico que a veces descuidamos nuestro valor. Pero, cuando descubres ese valor que tienes, te vuelves una mujer imparable. Eso es lo que yo quiero compartir con las mujeres en el mundo, que descubran su potencial, que nunca se rindan, que no se dejen vencer, florezcan de verdad. Cuando confías en ti y trabajas para ti, créeme que todo lo demás es añadidura.

Si tú no confías en ti, nadie más lo va a hacer. Estoy aquí para ayudarte, para ser tu soporte y si en algo puedo ayudarte o aportar en tu vida, lo voy a hacer con todo el amor del mundo. Tener una corona o una banda no me hace más ni menos; yo soy una mujer real, auténtica, me muestro tal cual como soy, con mis principios y valores. Quiero trabajar por ellas, que empiecen a descubrir su verdadera esencia. Hay una frase que me encanta mucho: “A una verdadera mujer le hace feliz ver brillar a otras mujeres” y eso es lo que nosotros tenemos que trabajar, hacer brillar a más mujeres, dejar el odio atrás.

Con 27 años, representarás al Perú en el Miss Universo 2021 ¿Qué significa para ti esta labor? ¿Cuál es el mensaje que le dejarías a los peruanos?

Ahorita estoy en mi mejor momento. A mis 27 años puedo decir que soy una mujer madura emocional, física, mental y espiritualmente. Tengo claro lo que quiero en mi vida y quiero decirles a todos los peruanos que voy a continuar trabajando por alcanzar esa ansiada corona porque mi Perú de verdad se lo merece. Sería un placer y un honor traer esa corona este año del Bicentenario, sería el mejor regalo para mi país; pero más allá de traer una corona, es traer un mensaje, es empezar a tomar acción, si es necesario empezar a trabajar con las autoridades para poder erradicar tantos problemas que hay en mi país. Lo voy a hacer de corazón porque mi rol como ciudadana es ayudar a los demás, independientemente de una banda, de una corona, todos tenemos la responsabilidad como ciudadanos de contribuir a la mejoría y el éxito de nuestro país. Mi compromiso está con ustedes, solo les pido que valoren todo el trabajo que voy a hacer. Estoy totalmente comprometida y a la vez convencida de que habrá buenos resultados en el Miss Universo. Tengo la mente clara y el enfoque claro, trabajando con pausa, pero con mucha dedicación y mucha responsabilidad.

Yely Rivera es hermana de Kelin Rivera, Miss Perú 2019. Foto: Alessandro Currarino para El Comercio.
Yely Rivera es hermana de Kelin Rivera, Miss Perú 2019. Foto: Alessandro Currarino para El Comercio.

VIDEO RECOMENDADO

¿Por qué El juego del Calamar llegó a 111 millones de usuarios en Netflix? - LPD
“El juego del calamar” se ha convertido en la serie más vista de Netflix, superando a "La casa de papel" y "Bridgerton". Esta serie surcoreana llegó a los 111 millones de visualizaciones en el mundo. Esta ficción de nueve capítulos, muestra a varios concursantes con problemas de dinero participan en juegos infantiles con riesgos mortales

TE PUEDE INTERESAR