Redacción EC

Con Naomi Campbell como reina de su pasarela, Zac Posen fue uno de los más aplaudidos de la Semana de la Moda de Nueva York. El diseñador no necesitó de elementos muy estrafalarios para llamar la atención. Es más, parte de su talento es tomar prendas, en apariencia simples, y hacerlas ver  cautivantes. Dignas de envidiar.

Posen presentó una colección con mucho brillo y color. Así se une a la tendencia mundial que quiere romper la idea de que para invierno solo el color negro es el rey. 

Pero si bien la modelo de 44 años deslumbró con un vestido voluminoso, quienes asistieron al desfile también llamaron la atención. Rihanna, por ejemplo, se sentó en primera fila para no perderse la exhibición del trabajo de un gran amigo suyo. Lo hizo con un sensual vestido guinda. Katie Holmes, por su parte, también estuvo presente con un look muy natural que acompañó con un peinado que evocó a la época de los años veinte. 

TAGS RELACIONADOS