Grammy Latino. (Foto: Agencia)
Grammy Latino. (Foto: Agencia)
Redacción EC

La música de estuvo presente en los , pese a que el artista mexicano aclaró que no iba a poder cantar -como había pensado- debido a que no tiene la visa adecuada.

"Querían en la ceremonia que yo cantara algo, no sé con quién, pero es increíble que nuestro tío Trump (Donald), quiere que hasta para una cosa de esas tenga uno visa de trabajo. Si voy (a los Grammy) será para escuchar a todos mis amigos", expresó Manzanero hace algunas semanas sobre su participación en los Grammy Latino.

Efectivamente, Manzanero estuvo presente en la gala como espectador y los responsables de interpretar "Adoro", uno de los éxitos del artista de 81 años, fueron los integrantes del dúo  Ha*Ash y de la agrupación Bronco.

Durante la reciente entrega de los Grammy Latino, "Despacito", el éxito firmado por Luis Fonsi y Daddy Yankee que ha hecho historia en la escena latina y en la música global, se llevó cuatro galardones. 

 "Despacito" se llevó el premio a la Mejor Fusión/Interpretación Urbana, por el remix junto a Justin Bieber, así como el galardón al Mejor Video Musical Versión Corta por un clip que con más de 4.300 millones de visitas ostenta el récord absoluto de visionados en YouTube. También se llevó los premios a Canción del Año y Mejor Grabación.

Las discotecas de todo el planeta han vibrado este año con "Despacito" y Luis Fonsi compartió el triunfo de este tema con el reguetonero Daddy Yankee y la compositora Erika Ender.

"¡Qué noche, qué noche! Gracias a la Academia. Que bendición, qué privilegio que nuestro trabajo sea hacer canciones y comunicarnos a través de la música", afirmó.

En tanto, Rubén Blades empapó Las Vegas de colores y sabores de salsa antes de que Alejandro Sanz recibiera el premio Persona del Año de los Grammy Latino.

El español lanzó un mensaje en defensa de los jóvenes indocumentados en Estados Unidos conocido como "dreamers", en tanto que Lin-Manuel Miranda, que ganó el premio Presidencia de la Academia Latina por sus aportes a la comunidad, quiso recordar a la Casa Blanca que los puertorriqueños también son "seres humanos".