Bruno Mars: ¿Cómo su fama se multiplicó exponencialmente?
Bruno Mars: ¿Cómo su fama se multiplicó exponencialmente?
Juan Carlos Fangacio

El tema generacional es así. Uno puede pensar que nunca ha escuchado a Bruno Mars, pero apenas suena algunos de sus hits, se da cuenta de que el tipo está hasta en la sopa. Como Charly García, que hace unas semanas dijo durante una entrevista que quería demandarlo, pero ni recordaba su nombre. “¿Cómo se llama el que me robó? ¡Me debe dos millones de dólares! Este tipo me robó la ropa y la casa”. Según el argentino, el tema “Uptown Funk” es una copia de su célebre “Fanky”.

Plagio o no, lo innegable es que Mars es un maestro de la apropiación y la reinvención. Ya desde que tenía 4 años empezó a ganar atención con su imitación de Elvis Presley, el artista que más lo ha marcado. En YouTube pueden verse los videos de un mini-Bruno que ya comenzaba a dominar el arte de agitar las caderas y lucía el peinado pompadour.

De entonces a la actualidad, Mars no ha crecido mucho –mide solo 1,65 m–, pero su fama se ha multiplicado exponencialmente. Cinco Grammys, varios número 1 de Billboard, primer puesto en la lista de "Forbes" de los menores de 30 años más ricos, el más joven en encabezar el show musical del Super Bowl, y así se van sumando reconocimientos. El fenómeno Bruno Mars no tiene cuándo parar.

POCO ORTODOXO Es hawaiano y se llama Peter Gene Hernandez, pero recogió dos de sus apelativos de infancia para rebautizarse. Su padre es puertorriqueño de origen ucraniano y su madre es estadounidense-filipina. Ambos eran músicos y se conocieron en ese ambiente, lo cual se nota también en sus otros hijos. El hermano de Bruno, Eric Hernandez, es su baterista. Y sus cuatro hermanas –Jaime, Tiara, Tahiti y Presley– tienen una banda llamada The Lylas.

La mistura en los orígenes de Mars también se ve plasmada en su música inclasificable, que recoge un poco del reggae, el funk, el soul, el R&B y el rock. Porque además de su ídolo Elvis, él mismo ha mencionado como influencias a Prince, The Police, Jimi Hendrix, Led Zeppelin, Bob Marley y Amy Winehouse. Y por supuesto, a Michael Jackson, otro eje en el universo Bruno Mars. Las similitudes saltan a la vista.

¿Cuál es la clave de su éxito? “Cualquier persona entre los 5 y los 95 años podría salir de uno de sus conciertos sintiendo que vivió un show hecho a su medida”, dijo la revista “Rolling Stone”. Y es cierto que Mars ha sabido combinar una frescura muy actual con una fuerte estética retro. La sonoridad disco, acompañada con camisas holgadas, joyas y buzos y zapatillas deportivas, lo convierten en un atractivo de amplio rango.

Y en un mundo que parece haber agotado todo lo novedoso, reciclar es un recurso infalible.

MÁS INFORMACIÓN:

Lugar: Estadio Nacional.

Dirección: calle José Díaz s/n, Cercado de Lima.

Fecha: jueves 30 de noviembre.

Entradas: entre S/150 y S/747 en Teleticket.

TAGS RELACIONADOS