David Bowie y Mick Jagger, diario de una pasión
David Bowie y Mick Jagger, diario de una pasión
Ricardo Hinojosa Lizárraga

author

rhinojosa@comercio.com.pe

Cierto es que, en la historia del rock, muchas veces son más las ocasiones en las que el músico se divierte al bajar del escenario –o detrás de él– que enfrentando a miles de personas. Eso, a pesar de que la adrenalina y el poder que otorgan esos momentos alimenten el ego de muchos y construyan su verdadera aura de leyendas. Es cierto que Mick Jagger lleva más de 50 años contorsionándose en distintos escenarios y ha sido aplaudido por millones.

Es cierto también que, en algún momento, David Bowie y el frontman Stone eran amigos íntimos. Muy íntimos, a decir de Bowie: The Biography, biografía no autorizada del Duque blanco, publicada en el 2014. Su autora, Wendy Leigh –quien también ha escrito sobre Madonna, Patrick Swayze o Marylin Monroe– asegura que tanto el cantante de Starman o Space Odyssey, como su esposa entre 1970 y 1980, Angela Barnett –Angie, para los amigos–, eran partidarios del amor libre y organizadores de sendas orgías en su mansión de Chelsea, Londres. Entonces, si organizas una orgía, ¿a quién invitar si no es a ese que anda que cantando que vive insatisfecho?, parece haberse preguntado el matrimonio Bowie, porque el “buen” Mick era uno de sus invitados de honor. Y, aunque David estaba muy enamorado de su esposa –le dedicó canciones como The Prettiest Star y Golden Years–, parece que no dudaba en compartirla con su también célebre amigo.

Según el libro, la pareja convertía los salones de su residencia en una especie de “lugar de juegos” con infinita libertad sexual. Parece ser que en una ocasión –o en varias, quién sabe– Jagger tuvo intimidad con Angie… delante de David y contando con su más absoluta complacencia. Después de todo, ninguno de ellos era el que cantaba Jealous Guy. Lo que sí cantó Mick, en el disco Goat Soup de 1973, fue una canción que decía esto:

Angie, you're beautiful, but ain't it time we said good-bye?

Angie, I still love you, remember all those nights we cried?

/ Angie, eres hermosa, pero ¿no es hora ya de decir adiós? Angie, aún te amo

¿Recuerdas todas aquellas noches que lloramos?

¿Dedicó la gran balada Stone Jagger a la mujer de su amigo? Hay muchas versiones. Incluso, hay que considerar que la hija de Richards con Anita Pallenberg se llama Dandelion Angela, y nació en 1972, cuando esta canción –al igual que ella– debía estarse gestando. Aunque claro, el gran Keith tuvo tiempo –muchos años después de escribirla, tocarla y ver la canción hecha un éxito– para decir que tomó un nombre por tomar, para escribir una canción con esa letra, y que no estaba dedicada a nadie, ni significaba nada en especial. ¿Nos importa realmente si es verdad? ¿Afecta en algo la historia de los Stones? Quizás no, pero sí aumenta su leyenda.

LIMA STONE
Conoce más de los Rolling Stones en nuestro especial. Te contaremos una historia diferente de la banda cada día. 

TAGS RELACIONADOS