Dee Snider. (Foto: AFP)
Dee Snider. (Foto: AFP)
Ricardo Hinojosa Lizárraga

Una familia aburrida, una madre blanda, un padre autoritario y un poco de música fueron parte del desafío juvenil que proponía la historia. Luego, bastó que el padre le gritara a su hijo para que la mecha se encendiera: ¡¿Qué vas a hacer con tu vida?!, le espetó en la cara, casi babeante. "I Wanna Rock", le contestó él y su padre salió volando disparado por una fuerza poderosa. Luego, la transformación de la familia en la banda y la del niño en su vocalista, convirtió "We’re Not Gona Take It" en un hit inolvidable con un videoclip que MTV hizo parte de la memoria audiovisual de los 80. Esta vez, viene a Lima como solista, pero promete una noche de nostalgia y mucho rock.

► 
► 

En los 80, el heavy metal, además de un sonido con personalidad, manejaba una estética definida, con maquillaje, ropas extravagantes, determinados peinados. Aunque usted mantiene un estilo propio, ¿Cómo recuerda esa moda?

Mis bandas favoritas habían generado sus propios personajes, su propia imagen. Me encantaban los disfraces y el esplendor de las bandas de la escena 'glitter' de inicios de los 70. Con Twisted Sister quise que eso mismo funcione como una unidad. Pero nos dimos cuenta también de que nuestra imagen sobrepasó nuestra música. Twisted Sister fue una gran banda en vivo y para mucha gente eso se perdió en la imagen. Entonces, para mi carrera como solista quiero hacerlo más acerca de la música y la performance y menos sobre la imagen y los disfraces.

¿Cuál cree que es el momento que vive el heavy metal en la actualidad?

El heavy metal ha sido siempre un tipo de música que ha ofendido a la gente, especialmente a los padres. Y ha continuado creciendo y cambiando y mutando conforme los propios padres, esos que crecieron escuchando metal, empezaron a decir "Hum, ¿sabes? Metallica está bastante bueno. También me gusta Slayer". Entonces la música empezó a volverse más pesada y ruidosa, menos melódica, más fea. Y creo que ha sido un intento por parte de la gente más joven para decir "Papá, este no es tu heavy metal, es el mío, y es distinto". Siempre ha cambiado y evolucionado, y gracias a eso ha podido sobrevivir y prosperar.

¿Twisted Sister como proyecto, sigue en pie? ¿Aún hay posibilidades de que se reúnan y hagan un disco con temas nuevos?

Twisted Sister se retiró en el 2016, y es de verdad. A diferencia de muchas otras bandas, a quienes estimo, como Scorpions, Kiss u Ozzy. Pero me irrita cuando hacen despedidas. Es una mierda. Tres años de giras de despedida de Scorpions y luego cambian de opinión. Es una mierda. Así que nosotros no vamos a hacer un regreso. Sin embargo, sí podríamos tener un reencuentro para algún evento de caridad. Así lo hicimos, por ejemplo, tras el 9/11.

Esta pregunta va un poco en broma, pero sé que ha tomado el tema con mucho humor: ¿Cuándo fue la primera vez que supo que en Latinoamérica muchos no cantaban “We’re Not Gonna Take It”, sino ‘huevos con aceite’?

Creo que la primera vez que pasó fue o en España o en México. No lo recuerdo exactamente. Y mi guitarrista, Eddie Ojeda, quien es español y portorriqueño, me dijo que los hispanohablantes tenían su propia letra, que era lo que erróneamente creían que se decía en la canción. Me dijo 'huevos con aceite' y me explicó lo que significaba y que era como su propia versión de la letra. Esa noche en el escenario tocamos “We’re Not Gonna Take It”, y le dije al público: "¿Saben? Me he enterado de que ustedes tienen su propia letra". Eran quizá 60 mil personas, un festival enorme. Sus caras eran como de "Oh, oh… ¡se enteró!". Todo el mundo empezó a reírse, como niños. Y les pregunté "¿qué tal si cantamos 'huevos con aceite'?". Y el público enloqueció (risas). Ahora hago eso en cada país hispanohablante. Y es una conexión especial. Es casi como nuestro secreto. El resto del mundo no tiene idea de 'huevos con aceite', pero Dee Snider y toda la gente que habla español saben de eso. Y, sí, voy a cantar de todos modos 'huevos con aceite' en el Perú, no se preocupen.

DATO

Lugar: Barranco Arena.
Dirección: Catalino Miranda 154, Barranco.
Fecha: martes 19, 8:30 p.m.
Entradas: Teleticket.

TAGS RELACIONADOS