Ebelin Ortiz: "Victoria Santa Cruz fue muy importante para mí"
Ebelin Ortiz: "Victoria Santa Cruz fue muy importante para mí"

La primera vez que cantó en público tenía 7 años. Fue en la peña Chinchana Digna, propiedad de su abuela, donde inició su carrera como cantante. Un par de años después de su debut, su madre la llevó a una audición del programa de Yola Polastri y quedó elegida para formar parte de la sección "Los peruanitos cantan y bailan su canción". Así fue como un set de televisión reemplazó el escenario de la peña, hasta que cumplió los 16 años y optó por regresar a sus raíces. 

La vida de Ebelin pudo haber estado dedicada a la música pero en el teatro vio el camino que quería seguir. Sin embargo, la actuación le ha permitido coquetear con el arte que la hizo subir, por primera vez, a un escenario. Pero ella quiere más. Por eso, ha decidido retomar su relación con la música y organizar tres conciertos cobijados por el Jazz Zone. 

—La actuación no te alejó nunca del canto...
No, nunca. Como actriz he podido cantar en “Jarana” y “Te odio amor mío” en el Teatro Británico y recientemente en “En el barrio” y “Mamma Mía!”.

—Como cantante has dado conciertos en EE.UU.
Sí, en el 2009 estuve en Nueva York, donde hice una temporada de tres meses en el Tutuma Social Club. Allí cantaba temas como “Cardo o ceniza”, “Vendaval”, “Súplica”, y renovaba el repertorio cada tres semanas porque tenía un público de neoyorquinos que iba a verme con regularidad. 

—Tienes casi dos años estudiando música en la UPC, ¿te fue difícil fue volver a las aulas?
Bastante. A veces me despierto sintiendo que ya no puedo con la universidad, pero vuelvo a leer “El secreto” y visualizo mi vida. A partir de eso mi cerebro no registra un no como respuesta. Aun así, por lo mismo que es exigente y que mis compañeros pueden ser mis hijos, todos los días me cuestiono si debería seguir. Ya de vieja como que te oxidas para estudiar matemática, hacer trabajos grupales o sentarte a estudiar. Además, los chicos van a otra revolución, son muy rápidos. 

—¿Has jalado un curso?
¡Sí! (risas). Filosofía… Pero dime, ¿qué hago? Me metí en un mal momento. Estaba entre las funciones de “En el barrio” y el estreno de “Mamma Mía!”, y no fui a uno que otro examen y todo se salió de control. A veces pasa. 

—A excepción de “Mamma Mía!”, en el teatro, el rol protagónico te ha sido esquivo. Pero en la faceta de cantante, eres la más importante. ¿Sientes que es una forma de revancha?

Los actores estamos para ser parte de un todo. Desde el personaje más pequeño hasta el principal, somos la pieza del rompecabezas que falta. Hace varios años le hicieron una entrevista a Hugo Loza y le preguntaron su opinión al ser considerado el eterno segundo. Él respondió que gracias a eso siempre tenía trabajo y que los roles principales, así como te llevan a la cima, eventualmente, se acaban y te quedas sin nada.

—Y tu protagónico televisivo en “Magnolia Merino” justo coincidió con el encarcelamiento de Magaly Medina

Fue un evento muy desafortunado. Los que ven televisión no entienden que para que eso saliera al aire, hubo toda una producción y que no es de un día para otro. Cuando la señora fue a la cárcel ya habíamos grabado la mitad de la serie.

—Con este relanzamiento no faltará quien te critique. ¿Qué le dirías a quienes digan “como no pudo ser una actriz famosa intentó ser congresista y como no le resultó, ahora quiere ser cantante”?

Sí me han hecho comentarios de este tipo pero no me dejo llevar por ellos. Esas cosas no me amilanan. En el 2011 me cuestionaron mucho y se debatió si los artistas deben o no postular al congreso, si están preparados o no. Pero ahora ves a los congresistas y muchos dicen “terminé el colegio como sea, pero terminé”. Es una incongruencia.

—La mayoría de personas te conocen como actriz y no como cantante...

Normalmente me recuerdan de la televisión. Algunas veces por la época de Yola, otros por cantar en peñas con Ébano y Marfil.

—¿Recuerdas qué canciones interpretabas con ellos?
En esa época Chabuca Granda era la compositora más importante. Todos cantábamos “Puente de los suspiros”, “El surco”, “La flor de la canela” o “José Antonio”.
—Imagino que habrá muchos temas de Chabuca en tus próximos conciertos...
Sí. El repertorio se basará en tres grandes compositoras: Chabuca, Alicia Maguiña y Victoria Santa Cruz.

—¿Por qué elegiste llamar a tu temporada musical “Ven a mi encuentro”?
Porque se trata de mi reencuentro con la música. Pero además, es un homenaje a Victoria Santa Cruz, quien fue muy importante en mi crecimiento y en mi vida. Mis tíos trabajaron con ella y mi mamá me llevaba a las funciones del Conjunto Nacional de Folklore en el Teatro La Cabaña. Yo era la única 'pioja' sentada en primera fila. Cuando había intermedio, podía entrar a los camerinos. La conocí en esas circunstancias e influyó mucho en mí.

Más información

Lugar: Jazz Zone. Dirección: Av. La Paz 656, pasaje El Suche, Miraflores. Temporada: jueves 10, 17 y 24 de noviembre, desde las 9:30 p.m. Entradas: Teleticket, desde S/40.

TAGS RELACIONADOS