Ol’ Dirty Bastard, Adele y Kanye West protagonizaron vergonzosos momentos en la historia del Grammy. (Foto: Difusión/Agencia)
Ol’ Dirty Bastard, Adele y Kanye West protagonizaron vergonzosos momentos en la historia del Grammy. (Foto: Difusión/Agencia)
Redacción Luces

A pocos días de realizarse el , se nos viene a la mente otras ediciones que quedaron en nuestra memoria. Sin embargo, no todas ellas lo fueron por sus merecidos ganadores, sino por los momentos incómodos que se exhibieron en plena ceremonia.

En esta nota, hacemos un recuento de los momentos más vergonzosos de la premiación más importante de la música.

El fraude de Milli Vanilli (1990)

En pleno auge del pop, el dúo Milli Vanilli emergió como una de las apuestas musicales más llamativas del mercado. Los exbailarines de la cantante italiana Sabrina Salerno habían sido reclutados para ser unos exitosos cantantes de pop. Y, efectivamente, lo fueron. En los Grammy 1990, los alemanes ganaron el premio a Mejor Artista Nuevo. Sin embargo, en un concierto que Fab Morvan y Rob Pilatus ofrecían a más de 80 mil asistentes se descubrió la verdad detrás de la agrupación: ellos no cantaban sus canciones.

Sí, todo era una farsa. En lo que hoy se recuerda como el primer incidente bochornoso de “playback”, Milli Vanilli quedó expuesto. Fab y Rob solo eran modelos y fingían cantar y escribir sus canciones. Todo había sido orquestado por el productor Frank Farian. El Grammy, como era de esperarse, se les fue retirado.

Bob Dylan y el “Soy Bomb” (1998)

En los Grammy 1998, Bob Dylan fue uno de los invitados especiales. Incluso, subió al escenario a presentar su canción “Love sick". Todo iba bien hasta que, en medio de su actuación, un hombre con el torso desnudo apareció en el escenario. El sujeto tenía escrita la frase “Soy bomb” en el pecho y, una vez arriba, empezó a bailar de forma extraña.

Tal fue la sorpresa del músico estadounidense que se quedó paralizado, aunque siguió cantando. Unos segundos después, el intruso fue retirado por agentes de seguridad.

Ol’ Dirty Bastard y su reclamo (1998)

Si creíste que Kanye West fue el pionero de las interrupciones de discursos de agradecimiento en una premiación, te equivocas. En 1998, Shawn Colvin ganó a Mejor canción en los Grammy de la época y el rapero Ol’ Dirty Bastard no lo tomó nada bien.

En lo que creía era una injusticia, el miembro del Wu-Tang Clan subió al escenario y reclamó por el triunfo de Colvin. El incómodo momento quedó para el recuerdo.

Cory Monteith y un mal recuerdo (2014)

Más de una década después, parecía que el Grammy se alejaba de los momentos controvertidos, pero no duró mucho. Durante la ceremonia del 2014, la Academia le rindió ─como todos los años─ un homenaje a los fallecidos el año anterior. Entre ellos, se encontraba el actor Cory Monteith, recordado por su participación en “Glee”.

Sin embargo, no todo salió como se esperaba. Durante la emisión del video con las imágenes de los fallecidos, el nombre de Cory Monteith se proyectó mal escrito. Su apellido fue escrito “Montieth”, lo cual enfureció a muchos de sus seguidores.

El tropiezo de Macklemore (2014)

Aunque lo de “tropiezo” puede considerarse una metáfora, Macklemore sí protagonizó un criticado momento durante el Grammy 2014. Si bien, el rapero estadounidense ganó el galardón a Mejor Álbum de Rap/Hip Hop por su disco “Thrift Shop”, él no estuvo totalmente de acuerdo. Esto porque su triunfo derrotó las esperanzas de Kendrick Lamar, quien también competía en la misma categoría.

Para Macklemore, el Grammy debió llevárselo Lamar. Por ello, le escribió un mensaje de texto que compartió en sus redes sociales y en el que aseguraba que había “robado” el premio a Kendrick. La intención fue buena, aunque su aclaración dejó mucho qué desear.

Kanye West interrumpe a Beck (2015)

Sí, tal parece que lo de Kanye West es un hobbie. El rapero volvió a llamar la atención en el Grammy 2015, luego que se anunciara el ganador a Álbum del Año. El cantante Beck logró llevarse el gran galardón y West, simulando la misma actitud que tuvo con Taylor Swift en los VMA Awards 2009, subió al escenario a interrumpir el discurso del ganador.

Afortunadamente, esta vez solo se trató de una broma, pues el rapero sonrió en tono burlón y bajó del escenario inmediatamente. Ante la sorpresa de Beck, el público empezó a reír también y a reclamarle a West.

Twenty One Pilots en prendas menores (2017)

Dos años después, los asistentes al Grammy 2017 decidieron redoblar la apuesta y ser parte de momentos más inauditos que los anteriores. Aquel año, el dúo Twenty One Pilots asumió la responsabilidad y durante su discurso de agradecimiento por haber ganado como Mejor dúo/grupo de pop, ambos se quitaron los pantalones.

Tal parece que la apuesta lo tomaron muy a pecho y, luego de celebrar su triunfo, el duó se quitó los pantalones, causando la risa de los asistentes.

Adele y su desplante a George Michael (2017)

En uno de los mejores años para Adele, la cantante también pasó por momentos incómodos. El más recordado fue su paso por el Grammy 2017, en el que se llevó 5 gramófonos, pero a un costo muy caro. La intérprete de “Hello” fue elegida para rendirle tributo al fallecido George Michael, cantando una de sus canciones.

No obstante, la presentación no salió como esperaba. Adele olvidó la letra a mitad de canción y, valientemente, pidió comenzar de nuevo. El público la apoyó y la canción inició desde cero.

El veto a Drake (2019)

Tal y como sucede en el Oscar, los discursos de agradecimiento en los Grammy sirven para expresar mensajes de reclamo o consciencia social. Es eso lo que precisamente hizo Drake al recibir la estatuilla a Mejor canción de rap por “God’s plan”.

Sus palabras estuvieron dedicadas a los aspirantes a músicos, a los que les aseguró que no debían aspirar a ganar premios, pues la industria solo estaba regida por la opinión y no los hechos. Esto iba en contra del mensaje que la Academia quería transmitir aquella noche y el micrófono fue apagado antes que el rapero acabara de hablar.

Joy Villa y su “muro” (2019)

El último año, el Grammy estuvo lleno de tensiones políticas tras el ascenso de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos. Una de las intenciones del presidente estadounidense en aquel entonces era construir un muro para evitar en ingreso de migrantes indocumentos. Este tema dividió a la opinión pública y mostrarse abiertamente a favor o en contra te convertía en blanco de duras críticas.

A pesar de ello, la cantautora Joy Villa se presentó a la alfombra roja de la gala con un vestido que llevaba pintado el mensaje: “Construyan el muro”, en clara alusión a lo propuesto por Trump.

El controvertido vestido de Joy Villa en los Grammy 2019. (Foto: Difusión)
El controvertido vestido de Joy Villa en los Grammy 2019. (Foto: Difusión)

TAGS RELACIONADOS