Axl Rose ha admitido que no es una persona puntual, pero sus constantes tardanzas han afectado más de un aspecto de su vida. (Foto: AFP)
Axl Rose ha admitido que no es una persona puntual, pero sus constantes tardanzas han afectado más de un aspecto de su vida. (Foto: AFP)
Juan Luis  Del Campo

Era su primera presentación en Lima para promocionar un disco que había gestado durante una década. Aun así, cuando salió al escenario frente a las decenas de miles de peruanos que se habían reunido en la explanada del Estadio Monumental, el vocalista de no fue recibido solo con aplausos o los vitoreo del público, sino también con botellas vacías y basura.

“Si quieren lanzar mierda, nosotros nos iremos”, dijo un enfadado Axl Rose ese 25 de marzo. “Nos gustaría quedarnos y divertirnos con ustedes por un largo rato esta noche pero, ¿nos vamos a divertir? ¡Probemos de nuevo! ¡Gracias!”.

La estrella de rock había llegado varias horas tarde al escenario, tiempo después de que sus teloneros, los grupos nacionales Space Bee y Gaia, además del exvocalista de Skid Row Sebastian Bach, habían terminado de tocar.

Tal vez era predecible la impuntualidad, ya que antes de tocar en Lima eran conocidas las noticias de cómo Axl Rose había hecho esperar al público en Sao Paulo tres horas antes de salir al escenario el 13 de marzo, situación que se repitió en Porto Alegre días después. Tampoco se salvaron los fans uruguayos en Montevideo, quienes esperaron cuatro horas para que el vocalista de Guns N’ Roses diera su concierto el 18 de marzo.

Pero no hay que pensar que esta tardanza crónica era una especie de desprecio al público sudamericano, ya que un mes antes de presentarse en nuestro continente tarde a una presentación en Toronto, Canadá. Y en septiembre del mismo año fue también , Irlanda, luego de empezar el concierto dos horas tarde. Mientras tanto, empezar tarde un concierto en el O2 Arena de Londres en octubre del mismo año, le valió a la banda una multa de US$108 mil.

Un año después, Guns N’ Roses volvió a comenzar tarde en Rock in Rio 2011. En ese entonces su excusa fue “si quieres un show a las 8 p.m., ve a ver ‘Friends’ o ve a un cine… o si quieres ser informado, ve a ver las noticias de las 10… ¡este es rock and roll!”, escribieron de la banda. “Este es Guns N’ Roses y cuando el tiempo sea el correcto, el escenario se incendiará”.

Una historia de tardanzas

Axl Rose empezó su hábito de llegar tarde a los conciertos en 1991 durante su tour “Use Your Illusion”, en el que fue conocido por hacer a la audiencia esperar hasta dos horas y media. En 1992, la tardanza de Guns N’ Roses causó desmanes en Montreal, a pesar del supuesto buen temperamento de los canadienses.

Ser el “rey de la impuntualidad” no solo le ha afectado en cuestiones musicales, sino también monetarias. Además de las multas que le han caído a la banda por sus tardanzas, Axl Rose por el supuesto mal uso de sus canciones en la franquicia “Guitar Hero” por presentar el papeleo después de que se cumpliera el periodo de prescripción.

Sebastian Bach, amigo íntimo de Rose y quien fue su telonero durante su gira en 2010, explicó los problemas de puntualidad de Axl : “Todo el mundo tiene estas teorías del porqué actúa de la manera en que lo hace. No hay gran misterio: es su voz. Es su trabajo el cantar de esa manera y a veces es difícil para él llegar a ese sonido. Cantar en ese rango, no es algo fácil. Y a él le toma a veces más de 45 minutos para calentar su voz para poder cantar ‘Sweet Child O’ Mine’”.

Un lozano Axl Rose cuando los Guns N' Roses vivían su mejor momento. Foto: Agencias.
Un lozano Axl Rose cuando los Guns N' Roses vivían su mejor momento. Foto: Agencias.

El guitarrista Richard Fortus tiene una opinión similar. En conversaciones con el podcast “One on One with Mitch Lafon”, que antes de trabajar con la banda, él pensaba que las tardanzas de Axl Rose eran planeadas, pero luego comprendió que no era así.

Señalando que no es como si Axl Rose estuviera tras bambalinas “viendo televisión y comiendo papas fritas” mientras hace esperar a su público. “Él hace bastante antes de salir al escenario. Es todo, con ser él mismo… con ponerse en el estado mental correcto”.

Sobre sus tardanzas, Axl Rose se ha excusado en múltiples ocasiones. Por ejemplo, en una entrevista con Spin culpó a sus exrepresentantes, a los medios incluso al guitarrista Slash, aunque finalmente llegando a un punto de autocrítica: “Al final de todo, no soy una persona muy puntual y nunca lo he sido. Me disculpo a todos aquellos a los que les he causado inconvenientes o he enojado de alguna manera… Las razones todas han sido relacionadas al show o relacionadas a aquellos que están involucrados de alguna manera”.

Por supuesto, por quedarse viendo “Las tortugas ninjas 2” en 1991 le quitan un poco el poder a sus excusas.

Una nueva era

El 2016 fue un renacimiento de la banda, dejando atrás los problemas que los acechaban durante la última década con el lanzamiento del tour “Not In This Lifetime”, que no solo reunió a Axl Rose con Slash y Duff McKagan, relanzando la fórmula que llevó al grupo californiano a las máximas alturas de la música, sino que también terminó con el hábito de hacer esperar al público.

Es así que cuando la banda se presentó nuevamente en Lima un 27 de octubre del 2016, la legendaria banda hizo vibrar a más de 50 mil espectadores en el estadio Monumental de acuerdo a lo programado. Es en la fase final de este tour en que la banda regresa a nuestro país este 24 de marzo del 2020 en el estadio San Marcos. Las entradas estarán a la venta en Teleticket de Wong y Metro desde el 20 de diciembre.

También te puede interesar

TAGS RELACIONADOS