Guns N' Roses en Lima: apetito rockero
Guns N' Roses en Lima: apetito rockero

Cuando el avión de Axl Rose y su combo haga temblar el cielo de Lima y luego empiece a descender, caerá algo más que la banda más peligrosa de todos los tiempos: sombreros, anteojos, pañuelos y mixtura circense sobre la irreductible grey rosácea, los 'gunners'. Caerá también un staff de 80 sujetos que arrastran 35 presentaciones en Estados Unidos con todas las localidades agotadas, 115 millones de dólares recaudados y un acontecimiento planetario: el retorno en simultáneo de Slash y Duff, hijos pródigos que se fueron hace veintitrés años dándole un portazo a Axl y a los fans en ese tan recordado como doloroso concierto en Buenos Aires.

Con semejante aterrizaje la banda también espera sepultar el recuerdo de su primera presentación en el Perú, en el 2010, que en resumidas cuentas fue la aventura solista de Axl promocionando “Chinese Democracy”: cuatro horas de espera y un frontman desatado emprendiéndolas contra el empresario que los trajo. “Será el recital más grande producido en el país”, dice Ramón Larrea, hombre orquesta de One Entertainment y encargado de recolectar la mayor cantidad de cajas de sonido para “un escenario gigante jamás visto y cuatro torres de parlantes, dos de las cuales estarán en el centro del campo para que los de atrás escuchen como si estuviesen en primera fila. Nuestra sonoridad superará en 20% al concierto de los Stones”.

Es decir, más o menos como lo que acaba de ocurrir en Estados Unidos cuando lo que empezó como una reunión para el Festival de Coachella, en abril pasado, terminó nucleando otra vez al explosivo tándem SlashRose, además del bajista Duff McKagan, en una gira que también busca hacer olvidar algunas cosas. “Slash es un cáncer”, dijo alguna vez el vocalista. ¿Volverías a tocar con él? “Nunca en esta vida”, vociferó. Y cuando parecía que la sentencia estaba firmada, llamó al viejo compinche y se embarcaron en este irónico Not In This Lifetime que tiene como punta de lanza latinoamericana el Monumental de Lima.

Dos millones de dólares por show son un buen argumento para limar asperezas, especulan los más perspicaces. Es probable. Pero las teorías acerca de la súbita reunión son un enigma que preferimos resolver en el campo de batalla: GNR sin Slash es como Aerosmith sin Steven Tyler. A propósito de esto y de la coincidencia de ambas bandas en nuestra ciudad capital, las redes dan por hecho que el concierto de los chicos malos de Boston contará con la presencia estelar de la columna vertebral de GNR, añejos fans de un quinteto embarcado en su postrero “Rock N’ Roll Rumble Aerosmith Style 2016".

“No tenemos nada con- fi rmado. Tampoco podemos dar detalles de su llegada ni a qué hotel”, dice el hombre de One Entertainment. ¿Tampoco podría dar detalles acerca del agua mineral, el color de las cortinas en sus recámaras o el de los sofás en los camerinos? “No, lo único que han pedido es un arsenal de toallas negras”, concluye el empresario, más preocupado en señalar los cuidados intensivos que el show demanda: altos niveles de seguridad, baños con estándares internacionales, facilidades en el transporte, fluidez en el ingreso, señalética puntual, precios razonables en comidas y bebidas, etcétera.

Así llega Guns N’ Roses a Lima, insuflada por su leyenda y esmaltada de enigmas. Por ejemplo, no se sabe si habrá telonero peruano. Mercury, la multinacional que representa a GNR, no se pronuncia. Tampoco se sabe mucho de la formación, además del trío vertebral. Parece que la van a integrar Dave Kushner y/o Richard Fortus (guitarra), Frank Ferrer (batería), Chris Pitman y Dizzy Reed (teclados). Lo único que se tiene con- fi rmado al cierre de esta edición es la sucesión de aceleraciones, la rareza en los tempos y, claro, la pirotecnia, marca de fábrica en un show cuya potencia sostiene la solidez de un matrimonio banda-fans que ya lleva 31 años. Y que el hard rock exponencial de los primeros tiempos salde viejas deudas mientras cincuenta mil almas se electrocutan con su leyenda.

MÁS DETALLES
Lugar: Estadio Monumental.
Día y hora: Jueves 27 de octubre, 9 p.m.
Boletos: Todavía disponibles en Tu Entrada desde S/171,50 (tribuna Norte).

TAGS RELACIONADOS