Tosca. (Foto: AP)
Tosca. (Foto: AP)
Gabriela Ezeta

El 24 de noviembre de 1887, en el teatro de la Porte Saint-Martin en París, se estrena "La Tosca", obra del dramaturgo francés Victorien Sardou con la extraordinaria Sarah Bernhardt en el rol protagónico. Sardou ha escrito la obra especialmente para ella, inspirado en sus actuaciones conmovedoras, libres de las poses y gestos exagerados del teatro de la época y en su habilidad para profundizar en la psicología de sus personajes.

Bernhardt revolucionó el teatro. Hay quien dice que aportó al libreto algo inconsistente de Sardou la maestría de su actuación. En 1905, interpretando la escena del suicidio de Tosca, Sarah se lanzó al vacío sin imaginar que el colchón que debía amortiguar su caída no estaba entre bastidores. El impacto del golpe le significó la amputación de una pierna algunos años después.

Milán, 1889. El compositor italiano Giacomo Puccini, a punto de terminar "La bohème" –una de sus óperas más famosas–, asiste a una de las funciones de "La Tosca" con Bernhardt de protagonista. Fascinado por el personaje y la historia, insiste en obtener los derechos para musicalizarla. No lo consigue hasta 1895, cuando el editor Giulio Ricordi, que ya había adquirido los derechos, se convence de que él es el indicado para componer la ópera. Puccini trabaja codo a codo con el dúo de libretistas Luigi Illica y Giuseppe Giacosa, hasta lograr su versión final. "Tosca " se estrena el 14 de enero de 1900 en el teatro Costanzi de Roma, actual Teatro dell’Opera de Roma.

La "Tosca" de Puccini es estremecedora. Su sabiduría musical realza las emociones y los sentimientos de los personajes en cada acto, tal es la correlación que se establece entre el guion y la partitura. Floria Tosca, la cantante apasionada que lo da todo por amor; Mario Caravadossi, el artista que se juega la vida por sus convicciones, y el barón Scarpia, el siniestro jefe de la policía, que encarna lo más bajo y perverso del poder. Una historia de pasión, religión, revolución y política que puede ubicarse en cualquier tiempo y lugar.

El drama transcurre en menos de 24 horas durante la invasión de Napoleón a Italia. Cavaradossi, pintor romano, revolucionario y antimonárquico, es amante de la temperamental y famosa cantante Floria Tosca. El barón Scarpia, jefe de la Policía Real Romana, los tiene en la mira, a Cavaradossi por rebelde y a Floria porque quiere poseerla. Cuando Cavaradossi oculta en su casa a un amigo prófugo, Scarpia lo descubre y comienza el fatal desenlace para los tres protagonistas.

MONTAJES MEMORABLES
"Tosca" ha tenido magníficas versiones, destacan grabaciones notables como la de María Callas, Giuseppe di Stefano y Tito Gobbi con el Coro y la Orquesta del Teatro de La Scala de Milán, bajo la dirección de Víctor de Sabata para el sello EMI en 1953; la de Leontyne Price, Plácido Domingo y Sherrill Milnes, con el Coro y Orquesta New Philarmonia bajo la dirección de Zubin Mehta para el sello RCA en 1973; y la de Montserrat Caballé, José Carreras e Ingvar Mixell con el Coro y Orquesta de la Royal Opera House del Covent Garden, bajo la dirección de sir Colin Davis para el sello Philips en 1976.

De las puestas en escena, el montaje de Franco Zeffirelli para la sala del Covent Garden de Londres, en 1964, con María Callas, Renato Cioni y Tito Gobbi en los protagónicos, es una puesta que logra representar el esplendor de Roma a través de sus personajes.La Tosca de María Callas es magnética, exuberante y noble, religiosa y sensual, logra todos los matices que probablemente Puccini imaginó. La Callas era gigante actoral y vocalmente. El Scarpia de Gobbi es la contraparte perfecta, un hombre oscuro e implacable vestido de suave terciopelo. Un disfraz elegante para encubrir a un ser miserable y desalmado.
La "Tosca" de Puccini revela lo más elevado del espíritu y sus más bajas pasiones. El amor, los celos, el valor, la entrega, el miedo, el abuso, la tortura y la crueldad de la mano del poder. Y todo condensado en esta ópera de tres actos.

PUCCINI EN LIMA:
Reparto de temporada

La soprano rusa Viktoria Yastrebova, el tenor italiano Ivan Magri y el bajo barítono italiano Carlo Cigni son los elegidos para representar los roles protagónicos de la ópera "Tosca" de Puccini.

Los organizadores del Festival Granda, el evento más importante de ópera en Lima, con el respaldo de las empresas que apuestan por la cultura, ponen en escena una de las obras emblemáticas del compositor italiano.

Bajo la batuta del experimentado director Christopher Franklin y la dirección escénica de Lev Pugliese, el festival promete una vez más una producción a la altura de los mejores teatros del mundo.

​Más información

Lugar: Gran Teatro Nacional.
Dirección: Av. Javier Prado Este 2225, San Borja.
Fechas: 6 y 10 de abril, 8 p.m.; 8 de abril, 5 p.m.
Entradas: Teleticket.

TAGS RELACIONADOS