Juan Diego Flórez: "La música lírica no es para una élite"
Juan Diego Flórez: "La música lírica no es para una élite"

FRANCISCO MELGAR WONG

sabe que muchos peruanos lo conocen como el mejor tenor peruano de todos los tiempos, pero que muy pocos peruanos alguna vez lo han escuchado cantar. Por eso, el concierto que el tenor ofrecerá el próximo sábado en la Feria del Hogar tiene una importancia especial para él. “Este concierto es una oportunidad para conectar”, afirma Juan Diego. “En el Perú se me conoce por el orgullo que el peruano siente con sus compatriotas. Y esto hace que yo necesite presentarme en un marco mucho más grande para poder llegar a todos”.

¿Qué recuerdos tienes de la Feria del Hogar?
Yo estuve en el primer concierto que Rubén Blades hizo en la Feria del Hogar. No recuerdo el año, creo que fue 1985. En esa ocasión yo estaba en la feria trabajando. Así que me parece fantástico que este año vayamos a estar los dos en el mismo escenario. En la feria también vi a Héctor Lavoe, otro grande.

¿Crees que el compartir un mismo escenario con cantantes de salsa o de rock puede ser beneficioso para un género como la ópera, que a veces puede llegar a ser asociado con una élite privilegiada?
Yo nunca he pensado que la ópera o la música clásica sean el privilegio de una élite. Creo que ese es un cliché que hay que quitarlo de la mente de la gente lo más rápido que sea posible. De hecho, Sinfonía por el Perú, la fundación que presido en nuestro país, demuestra todo lo contrario. Lo que la fundación ha mostrado es que la música clásica puede pasar de ser música considerada de élite a ser la música de los niños más necesitados y vulnerables de nuestro país. Y creo que con los conciertos de música lírica pasa exactamente lo mismo.

Sinfonía por el Perú tiene como objetivo llevar una formación musical a los niños más necesitados. ¿Crees que la formación musical podría tener un papel más protagónico en la educación en el Perú?
Es importantísimo que la formación musical tenga una mayor presencia en la educación en el Perú. Sinfonía por el Perú no pone énfasis en la educación, aunque al final eso es justamente lo que hacemos. El énfasis de la fundación está en la transformación social que vive el niño que toca en una orquesta con coro. Sobre todo el niño pobre. Lo que queremos es generar un cambio en su vida. Eso es lo importante. Y de eso se trata la inclusión social.

¿Cuáles han sido los logros de la fundación hasta el momento?
La fundación va muy bien. El proyecto es continuo. Nosotros vamos abriendo nuevos núcleos y vamos incrementando ese gran pueblo formado por niños que es Sinfonía por el Perú. Justo acabamos de hacer una medición del proyecto que  ha arrojado un resultado muy positivo. Hemos descubierto que los niños de Sinfonía por el Perú son mejores alumnos, mejores hijos y que, en general, se sienten mejor. Esto es importante porque demuestra con números que se trata de un proyecto que vale la pena. Cuando llegue a Lima, vamos a presentar esta medición.

El 22 y 26 de agosto cantarás “La favorite” de Donizetti en el Festival de Salzburgo, uno de los más importantes de la música clásica del mundo. ¿Qué significa para ti pasar del Gran Estelar de la Feria del Hogar al escenario de Salzburgo?
Mi relación con el Perú es diferente a mi relación con Salzburgo o con Italia. Mi relación con los países europeos es una relación con los aficionados a la ópera en esos países. Y mi relación con el Perú es con todo el país. No obstante, yo he cantado menos en el Perú que en Europa. Por eso necesito cantar más aquí y, como dije antes, este concierto es una gran oportunidad para ello.