Marco Romero. (Foto: GEC)
Marco Romero. (Foto: GEC)
Sonia del Águila

El retorno del Perú a un Mundial de fútbol, luego de 36 años, nos llevó de un letargo profundo a una euforia que parecía inagotable. La hinchada peruana fue elegida Mejor afición del mundo por la FIFA y las canciones con tinte blanquirrojo tomaron gran protagonismo, como “Porque yo creo en ti", un himno entusiasta y esperanzador que retumbó en calles peruanas y rusas. Su creador, , se emociona hasta las lágrimas al narrar detalles de lo que vivió producto de su más acertada inspiración.

Entrevista a Marco Romero, autor de la canción "Porque yo creo en ti"

“En 20 años trabajando en la música criolla, empujando el coche, había conseguido algunos éxitos musicales, Cecilia Barraza había grabado una canción mía y la cantaba en sus presentaciones; pero nunca había logrado algo tan masivo, como lo que pasó con ‘Porque yo creo en ti’. Estoy agradecido con todos, con la vida, con Dios y con quien puso en mi mente la frase para poder desarrollarla en una canción. José Escajadillo dice que las canciones y las frases están en el espacio y que nosotros solo somos una antena receptora. Es muy cierto”, comenta el cantautor y presentador de TV.

-¿Cómo nació “Porque yo creo en ti”?

Nació un miércoles, después de una llamada telefónica diciéndome que debía acompañar a Óscar Avilés a la Videna y que llevara la nueva canción de Perú. Luego mi ‘pata’, el que me llamó, me manda un mensaje explicándome que se refería a la canción que le dije a un medio de comunicación que iba a hacer en algún momento. En ese instante estaba en la clínica porque mi hijito tenía urticaria y me había quedado con él. Me acordé de Óscar Avilés, de todo lo que había perseverado siempre, de que anteponía la patria a pasar tiempo con su familia. Creía en el Perú. Ahí nace ‘cree en ti’, luego fue cambiada a ‘porque yo creo en ti’, después vino la melodía. Me quede´con el coro y mi hijo, que estaba al costado, de 3 años y medio, empezó a cantar. Entonces, pensé: ‘si lo corea alguien que está con enfermo, con suero y viendo dibujos animados, debe tener un gancho fuerte’.

-¿Qué representa el tema en tu carrera?

Es muy importante porque me ha dado la oportunidad de contribuir en algo a la sociedad, de sumarle a la gente interiormente, porque al despojarte de tu ego y decirle al otro: “creo en ti”, lo empoderas y le das valor. La primera vez que Markarián (Sergio) escuchó la canción, en La Videna, el 2013, me dijo que había creado un lema de fe, y puede ser verdad porque ‘Porque yo creo en ti’ es un grito como de guerra, de entusiasmo.

-¿Qué sentías cuando veías a la Policía Nacional, a las Fuerzas Armadas y a grandes grupos de escolares alentar a la selección peruana coreando tu canción?

He llorado un montón de veces, he llorado al llegar a una reunión y que mi familia, mi abuelita, mis tías, me reciban cantando la canción. [Llora] Me emociono nuevamente, qué locazo. No lo podía creer.

-¿Qué vino en tu carrera musical después de ese gran éxito?

Después de dos años saqué una nueva canción “Llegamos los peruanos” y “Vivir felices”. Ahora último hice una canción que tiene que ver con la idiosincrasia de los peruanos, se llama" Choclo con queso", interesante divertida, lúdica. Para el 2020 construimos un disco con 10 canciones mías, pero con nuevos artistas, con cantantes jóvenes, algunos con trayectoria y otros cero conocidos.

-Durante su participación como jurado de “Los 4 finalistas”, Pedro Suárez Vértiz le recomendó a un concursante optar por un nuevo género musical, pues de seguir haciendo música criolla solo iba a encontrar trabajo en julio. ¿Compartes su opinión?

Creo que se equivocó un poquito en los términos, pero algo de verdad tiene. Soy criollo y estoy metido en el mercado desde hace 20 años y no me puedo quejar, estoy en la televisión, en la radio, y sigo haciendo música, producto de mi perseverancia, mi empuje y ganas de querer mostrar.

-¿Crees que en la música criolla existe una ruta marcada sin apertura a las fusiones?

Hay una vereda hecha donde están Chabuca Granda, Óscar Avilés, el Zambo Cavero, Mario Cavagnaro, Las limeñitas, Los Morochucos, Los Chamas.... Y lo que nos corresponde a nosotros hacer es una nueva vereda, al costado, y crear nuestra propia posibilidad de hacer una música criolla con tradición, fusión y onda contemporánea. A Óscar Avilés, por ejemplo, actualmente lo vemos como un artista tradicional, pero hace 40 años fue un visionario de la música criolla. Y Mario Cavagnaro introdujo en valses y polcas, ‘la replana’, y casi lo destruyen. Eso me contó el mismo compositor, que fue mi maestro. Le decían “estás matando la música criolla”. ¿Qué consiguió con lo que hizo? Consiguió hits, rompió paradigmas, abrió panoramas y un gran abanico de oportunidades.

OBSTÁCULOS

-¿Por qué tus padres se oponían a que seas músico?

Siempre he tenido la música en mi vida, pero no ha estaba en mis parámetros desarrollarla, no estaba en mi estructura. Estudié derecho durante cuatro años y me salí para estudiar comunicaciones; pero cuando decido dedicarme a la música como profesión, mi papá se puso ‘chúcaro’, me dijo: “estás loco”. Había vivido un poco la bohemia del criollismo y pensaba que yo iba a hacer lo mismo y, sí, en algún momento lo hice; pero se dio cuenta que yo iba más allá y terminó aceptando. Ahora siempre está en primera fila viéndome cantar, mi primer bloqueo se ha convertido en mi primer aplauso.

-¿Qué rescatas de esas noches de peña y bohemia?

Me enseñó a lidiar en la madrugada con esa persona que se toma un traguito demás y quiere le cantes lo que te pide y te exige porque ha pagado una entrada para verte. A través de los años es lo que he hecho, enriquecer mi vida con la música y no he tenido que verme envuelto en líos de faldas ni escándalos para conseguir cosas en la vida. Me lo han propuesto muchas veces, pero nunca he aceptado.

-¿Qué te han propuesto?

Me han dicho: “¿Qué te parece si hoy día sales con tal vedette?”, y he dicho no, siempre me he muerto de miedo. Probablemente si hubiese sido más avezado, hubiese estado con alguna persona del momento, y la percepción que la gente tendría de mí, sería otra. Lo que hice fue seguir por la recta correcta y en ese camino continúo.

ESCUELA “CREO EN TI”

-¿Hasta dónde pretendes llegar con la música peruana?

Si lograra conseguir con la música peruana, lo que ha hecho Carlos Vives con la colombiana, sería lo máximo. Y que luego salga una generación de éxito, estaría más que satisfecho. Con “Cree en ti”, la escuela que estoy haciendo, estoy poniendo mi granito de arena. Es un espacio bonito, que está en Lince, es un espectáculo donde la gente puede disfrutar de música, cultura, entretenimiento y arte, a través de diversos talleres. Es un espacio abierto, bien bacán, y para las vacaciones útiles tenemos talleres de verano, que empiezan el 6 de enero y van hasta el 21 de febrero.