A los 31 años y más guapa que nunca, Micheille Soifer está a punto de lograr el sueño que siempre tuvo de niña: cimentar su carrera como solista. Su primer trabajo discográfico será lanzado dentro de poco. Derecha: Interpretando a Thalía y bailando "Amor a la mexicana" con el director del colegio Isaac Newton, donde 'Michi' estudió. (FOTO  Alexander Pérez-Flores/VESTUARIO: diseños de Augusto Manzanares y archivo familiar).
A los 31 años y más guapa que nunca, Micheille Soifer está a punto de lograr el sueño que siempre tuvo de niña: cimentar su carrera como solista. Su primer trabajo discográfico será lanzado dentro de poco. Derecha: Interpretando a Thalía y bailando "Amor a la mexicana" con el director del colegio Isaac Newton, donde 'Michi' estudió. (FOTO Alexander Pérez-Flores/VESTUARIO: diseños de Augusto Manzanares y archivo familiar).
Diana Mery Quiroz Galvan

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Pocos saben -y, tal vez, ni sus propios seguidores lo imaginan- que las primeras canciones que aprendió de pequeña fueron valses peruanos. “Muñeca rota” y “Cuando llora mi guitarra” son temas que la trasladan a aquellas reuniones familiares en las que se cantaba hasta el amanecer. Desde entonces, persigue el sueño de convertirse en cantante profesional, un anhelo que tras doce años en el mundo de la televisión está a punto de cumplir gracias a Monumental Music, la disquera que está detrás de su reinvención. Con ese respaldo, este año ‘el Sol’, como la llaman los ‘michilovers’, promete brillar más alto y fuerte que nunca.

Desde niña la música fue una constante en la vida de ‘Michi’. Imitar a Thalía en las actuaciones del colegio o a las artistas de moda era una de las cosas que más amaba. La repentina mudanza a Estados Unidos no la detuvo. En Utah, donde se instaló a los 10 años junto a su familia, la llamaban Shakira. No solo por sus rasgos latinos sino también por la cabellera ondulada y su destreza en el baile. Al poco tiempo de regresar a Lima le llegó la oportunidad de demostrar su talento vocal como parte de una orquesta. Lo que vino después ya es conocido: el casting en La Movida de Janet, Alma Bella y el “Bombón asesino”, tema que la convirtió en figura mediática.

Izquierda, Micheille con apenas meses de vida. Derecha, en el nido minutos antes de cantar "La teterita". A su lado aparecen sus primos Rossy, Miguel y Kevin. (FOTO: archivo familiar)
Izquierda, Micheille con apenas meses de vida. Derecha, en el nido minutos antes de cantar "La teterita". A su lado aparecen sus primos Rossy, Miguel y Kevin. (FOTO: archivo familiar)

Hoy, con el aprendizaje a flor de piel, la también actriz espera con ansias el estreno del single que presentará su primer trabajo discográfico. La fecha aún no está confirmada, pero se espera que todo quede listo a mediados de febrero. En esta conversación, Soifer detalla los avances de su álbum como solista, sus experiencias antes de llegar a la televisión y reflexiona sobre las críticas de las que ha sido objeto.

Hace unas semanas viajaste a México. ¿qué novedades traes de allá?

Ese viaje fue única y exclusivamente para grabar música. Tengo un productor en México que se llama Stefano Vieni, el responsable de “Sodio”, la canción de Danna Paola. Es un superproductor musical. Estuve dos días allá y grabé tres canciones. Fue todo un reto, pero quedó increíble.

¿En este relanzamiento de tu carrera musical apuestas solo por el género urbano?

Bueno, yo siempre he sido baladista, pero creo que llegó el momento de poner a bailar a la gente. Quiero gozar, divertir al público, por eso hemos decidido ir por el género urbano que es el que está rompiendo ahorita. Pero te cuento que en este primer disco tengo un par de baladitas bellas, super desgarradoras. No puedo dejar mi esencia de lado.

Monumental Music es la disquera que está tras el relanzamiento musical de 'Michi'. (FOTO: Monumental Music)
Monumental Music es la disquera que está tras el relanzamiento musical de 'Michi'. (FOTO: Monumental Music)

¿Y la cumbia? Con ese género te hiciste conocida.

Me abrió las puertas de la televisión, pero no voy a hacer más cumbia. Para mí esa etapa quedó como un hermoso recuerdo con Alma Bella. Cada vez que me llamen para un reencuentro lo haré, pero solo con ellas.

Además de las que grabaste en México, ¿qué otras canciones tienes listas?

Son, en total, unas seis canciones. Todas muy buenas, por eso está demorando la elección del primer tema, queremos que cada una salga con su videoclip. Tenemos una canción que se llama “Torero”, también está “La nena” y otra que es “Bye, bye”, las tres de género urbano. Hay una romántica que es una sorpresa para todos mis seguidores, se llama “Ya ves”, tiene toda una historia esa canción, así que cuando vean el video van a entender muchas cosas.

¿De tu vida?

Sí, es una historia de la vida real. Creo que no hay nada mejor que contarle a la gente la verdad de ciertas cosas. Y será a través de la música, ese es nuestro idioma.

Reinventada en cuerpo y alma, y con la fortaleza que le da la experiencia, Micheille espera consagrarse como cantante. (FOTO: Alexander Pérez-Flores/VESTUARIO: diseños de Augusto Manzanares)
Reinventada en cuerpo y alma, y con la fortaleza que le da la experiencia, Micheille espera consagrarse como cantante. (FOTO: Alexander Pérez-Flores/VESTUARIO: diseños de Augusto Manzanares)

Quizás es muy pronto, pero ¿has tenido contacto con algún artista de México o de otro país para alguna colaboración?

A mí me encantaría. Estamos conversando con algunos, pero de eso ya se encargará mi equipo. Aún no hemos definido si en este disco habrá alguna colaboración, pero es una posibilidad. De los seis temas, cuatro están listos y dos casi. De los últimos, uno de ellos se llama “Tempo”, que es una kizomba, un tipo de reguetón nuevo, más lento, que está entrando con fuerza en la música urbana.

Antes de la televisión

Me has dicho que siempre supiste que serías artista. ¿Recuerdas tus primeras canciones de niña?

De chiquita cantaba música criolla con mi familia. Recuerdo que una de las primeras canciones que aprendí fue el vals “Muñeca rota” y después “Cuando llora mi guitarra”. Crecí escuchando música peruana, también bailaba festejo. Pero cuando sentí mucho más fuerte esta pasión por la música fue cuando me mudé a Estados Unidos. Allí empecé a escuchar más a Shakira, a Beyonce, Jennifer López. Me empezó a gustar mucho ese estilo y me aprendía las canciones. En el colegio siempre fui Thalía o Shakira. Olvídate, yo era todas las artistas. Incluso cuando era pequeña no me llamaba Micheille sino que tomaba el nombre de las artistas del momento (risas). Yo era así, bien alucinada con el tema de la música.

Jugando a los 7 años junto a su mi hermana Kim en su casa de Ventanilla. (FOTO: archivo familiar)
Jugando a los 7 años junto a su mi hermana Kim en su casa de Ventanilla. (FOTO: archivo familiar)

¿Y qué tal te iba en la escuela?

Era buena, pero no la mejor. En algunos cursos pasaba arañando, no te puedo mentir, pero nunca jalé. Trigonometría e Historia eran los que más me costaban. Era bien distraída, pero siempre pasaba de año.

¿Fue difícil adaptarse a la cultura estadounidense?

No, la verdad yo estaba tan emocionada en llegar que me adapté super rápido y aprendí inglés al poco tiempo. Buena parte de mi formación fue en Utah, un estado mormón. Nosotros éramos de ir todos los domingos a la iglesia. En esa época era segunda consejera de las mujeres jóvenes de la iglesia.

¿Tuviste alguna experiencia musical en Utah?

Iba a una radio latina a cantar y también actuaba en el colegio. Me decían Shakira porque era la única latina entre tantos alumnos americanos, siempre bailaba. En Estados Unidos puedes elegir tus cursos, así que lo mío era el canto, el baile, la música. No llegué a aprender a tocar algún instrumento, pero sí estuve en el coro del colegio.

Del colegio donde estudió, Isaac Newton de Ventanilla, guarda gratos recuerdos. Shakira y Thalía eran sus preferidas a la hora de armar las actuaciones escolares. Es la última de la derecha. (FOTO: archivo familiar)
Del colegio donde estudió, Isaac Newton de Ventanilla, guarda gratos recuerdos. Shakira y Thalía eran sus preferidas a la hora de armar las actuaciones escolares. Es la última de la derecha. (FOTO: archivo familiar)

Antes de llegar a tu primer casting en televisión, ¿a qué te dedicabas?

Trabajaba como cantante de una orquesta que tocaba todo tipo de música, se llamaba Christian Lazo Orquesta. Cantaba en casinos, matrimonios, quinceañeros. Me vieron en la presentación de talentos del concurso Miss Gorro Blanco de la Marina de Guerra. Eso fue a los 18 años. Poco a poco comencé a tener un repertorio y a ganar mi propio dinero, que aunque era poco me hacía feliz. Estuve como dos años con ellos. Al mismo tiempo trabajaba como mesera de un restaurante. Era una chica Hooters. Luego me llamaron para hacer un casting en La Movida y conocí al señor Nilver Huarac. Fue él quien me jaló para Alma Bella. Ahí comenzó mi carrera en televisión.

Experiencias en pantalla

Para algunos la imagen que transmites por televisión es la de una joven soberbia. ¿Qué respondes ante esa afirmación?

Siento que más que soberbia siempre he sido muy orgullosa de las cosas que he hecho. Siento que ha habido mucha hipocresía en la televisión y yo siempre he sido directa.

¿Serlo frente en televisión es un error?

Creo que sí porque a muchas personas no les gusta. He cometido errores al decir algunas cosas que he pensado, pero creo que precisamente por ser directa y honesta tengo una cantidad importante de personas que me siguen y me quieren. Hay otras que no, que tal vez hubieran preferido que me hubiera hecho la víctima o la pobrecita para caer bien. Pero prefiero que la gente me quiera por ser quien soy. Es cierto que he dicho varias veces que soy soberbia, pero esa palabra para mí significa saber realmente quién eres y estar orgullosa de serlo.

Tras 12 años en la televisión y haber pasado por la dolorosa experiencia de haberse sometido a una operación a las cuerdas vocales, este año retoma con fuerza la música que tanto ama. (FOTO: Monumental Music)
Tras 12 años en la televisión y haber pasado por la dolorosa experiencia de haberse sometido a una operación a las cuerdas vocales, este año retoma con fuerza la música que tanto ama. (FOTO: Monumental Music)

¿Hay algo de lo que te arrepientas?

De algunos noviecitos, sí (risas). No, esas experiencias me han hecho la persona que ahora soy. Solamente diré que ahora soy más precavida. No todas mis exparejas han sido malas. Además tomé la decisión de no exponer más mi vida privada.

¿Cuál consideras que ha sido tu principal aprendizaje de vida?

Aprender a no confiar ciegamente en las personas. A no creer tanto en las palabras. Aprendí también a valorar cada segundo de mi vida en la televisión, en la música, con mi familia.

¿Alguna vez pensaste en alejarte de la pantalla chica?

No he pensado en retirarme, pero sí me he derrumbado varias veces. He querido tirar la toalla, he tocado fondo, pero he sabido salir a flote nuevamente. Las personas a veces te destruyen con sus palabras. Creen que porque eres figura pública tienen la libertad de decirte lo que tienes que hacer, con quién estar y cómo debe ser tu vida. Tanta crítica, tanto insulto. Cuando subí de peso me decían cosas horribles. Pero llega un momento en que dices, basta. Y tienes que limpiarte las lágrimas, pararte y seguir. Muchos dicen que es el precio de la fama, pero no.

Bajaste 20 kilos, pero las críticas continúan.

Ahora dicen que estoy muy flaca. Pero yo me siento bien, linda, sexy, obviamente no tengo las mismas curvas de antes. Pero esto es algo que uno misma decide, no la gente. Mi figura es parte de mi reinvención. Un artista debe ser completo. Cantar, bailar, actuar. Quise empezar de cero, por eso borré todas mis fotos de Instagram. Pero no porque quiera olvidarme de todo, no. Uno debe estar orgulloso de sus cicatrices.

Junto a sus padres y hermanos. Adelante Micheille, Catherine (madre) y KIm. Atrás están Mike, Erik y Chris. Al fondo aparece Marcos, el patriarca de los Soifer. (FOTO: archivo familiar)
Junto a sus padres y hermanos. Adelante Micheille, Catherine (madre) y KIm. Atrás están Mike, Erik y Chris. Al fondo aparece Marcos, el patriarca de los Soifer. (FOTO: archivo familiar)

Han pasado 12 años desde que incursionaste en la televisión, ¿crees que aprovechaste el tiempo para lograr lo que realmente querías?

Hubo distracciones, pero no cambiaría nada. Me siento feliz con todo lo que he hecho en mi vida, los 10 años que estuve en Esto es Guerra, todo. Pero ahora sí voy a hacer lo que realmente quiero, que es música.

¿Cómo evalúas tu paso por Esto es Guerra?

Como los 10 años más lindos en mi carrera. Pero sé que siempre lo mejor está por venir.

Y dentro de 10 años, ¿cómo te imaginas?

Me encantaría tener una familia propia. Me imagino viajando por el mundo porque si haces música para los momentos más importantes de la vida de las personas nos volvemos eternos. Eso es lo que quiero, acompañar a la gente en sus momentos más felices, tener hijos, una familia estable. Yo no salgo a ningún lado si no es para trabajar, me encanta estar en casa y lo disfruto muchísimo. Para mí ser madre sería lindo, quisiera tener tres hijos. Ojalá se me dé.

VIDEO

Michelle Soifer confesó qué tipo de hombres le llaman la atención

TE PUEDE INTERESAR