Módulos Temas Día

Más en Música

Mikel Erentxun: "La nostalgia en general no es buena para la música"

Conversamos con el cantautor español y ex-Duncan Dhu, quien presenta su disco "El hombre sin sombra" este martes en el Teatro Pirandello

Mikel Erentxun

Mikel Erentxum en entrevista con "El Comercio". (Video: Óscar Ramírez)

El cantautor español Mikel Erentxun estuvo en El Comercio y nos habló sobre su más reciente producción, "El hombre sin sombra", material bien recibido por críticos y fans. Conocido por éxitos solistas como junto a la banda española Duncan Dhu, Erentxun destacó del disco la honestidad, minimalismo y su íntima cercanía con el concepto que recorre su último álbum.

Erentxun habló también de su amor por leyendas de la música como Elvis, The Beatles y Bob Dylan, destacó actos del rock en la actualidad y el hecho de no discriminar en cuanto a lo que escucha mientras "sea algo bueno". Compartió sobre su conocido apego por el cine y la actuación, además de los placeres del arte en general, y realizó además una curiosa mención a "Juego de Tronos".

"El hombre sin sombra" ha sido descrito como un tratado de amor y desamor. Para quien está por escuchar el álbum, ¿quién es el ‘hombre sin sombra’ y como lo marcan estas situaciones que atravesó?
El ‘hombre sin sombra’ del título soy yo. Es un disco en el que profundizo y navego en los sentimientos de pareja de larga duración, qué pasa con las parejas que llevan mucho tiempo juntas, cuando aparecen los hijos, cuando desaparece la pasión, en fin, todas las crisis, arreglos y desarreglos que ocurren en pareja. Basándome en mi propia experiencia, me pareció interesante profundizar en el tema y escribir un disco que lleva un hilo conductor a través de esos altibajos que se producen en las relaciones.

Vemos aquí a quien hace de contraparte y complemento: Maika Makovski, a quien tuve oportunidad de oír por primera vez en tu disco, voz impresionante y agradable que te hace compañía, ¿cómo fue trabajar con ella?
Maika es un pedazo de artista y nos pareció una idea bonita que, en un disco que gira en torno al amor, hubiera un contrapunto femenino. Maika aceptó unirse a la aventura de este disco y el resultado es brillante, pienso es una de las características más importantes del disco hasta el punto de que en directo me he visto obligado a llevar una sustituta. Maika no podía venir, y en los conciertos que estamos dando en todo el mundo vamos con una chica, con Marina, y creo funciona muy bien el toque femenino al lado de mi voz.

Contaste en una entrevista que esta vez, en festivales “donde antes eras vetado te recibían y abrazaban”, ¿cómo fue eso?
Es cierto que de un tiempo a esta parte se me están abriendo puertas de lugares en los que yo antes no podía entrar, y es bonito pues. Por ejemplo, en festivales con cierto toque indie, o radios un tanto más alternativas que, de repente, me han abierto las puertas. Y está muy bien porque siento que la música puede llegar a todos los lugares.

Alguna vez mencionaste en una entrevista que el indie era algo “sectario”, ¿qué piensas de aquello que llaman indie, estas comunidades que ahora te aceptan?
Hubo una época en mi vida en que me obsesionaba un poco más eso: las etiquetas, cajones y sacos donde metían a uno. Ahora me siento, o me gustaría sentirme, un poco por encima del bien y del mal. Lo único que me preocupa es hacer buena música, buenas canciones y tratar de estar un poco al margen de modas y etiquetas. Estoy encantado de que el mundo indie me abrace, pero yo no hago mi música pensando en que me abrace nadie en particular, sino en hacer buena música. Creo que si haces buena música al final te aceptan en todos lados.

Contaste en una entrevista pasada que en una época llegaste a cuestionar distintas características tuyas, tu voz, tu música, tu manera de componer…
Es cierto, pasé una época un poco crítica, unos años en los que no me sentía cómodo con mi voz, el timbre de mi voz. Oía grabaciones antiguas y no me veía reflejado. Estuve por varios discos buscando caminos alternativos, forzando la voz, probando efectos, hasta que llegué a “El hombre sin sombra” y por fin encontré que la manera en la que me encontraba más a gusto era cantando de una manera súper natural porque, afortunadamente, a lo largo de estos años mi voz también ha ido cambiando, entonces me di cuenta que mi timbre natural era el que mejor expresaba lo que quería decir y me reconcilié conmigo mismo y ahora sí que estoy satisfecho y orgulloso de mi voz.

Entonces, has llegado a superarlo.
Sí, sí, ahora mismo soy feliz.

¿Hay algo que extrañes en especial de épocas anteriores en tu carrera?
No, realmente me gusta siempre mirar hacia adelante. Han habido épocas de mi carrera, que ya es larga, ya 32 años, quizá más exitosas, pero no más felices y me encuentro ahora muy feliz con lo que hago y no, no lo cambiaría por nada del pasado. El pasado, pasado está y está muy bien, y no hubiera podido llegar hasta aquí si no hubiese sido a través de todo eso, pero me gusta mirar el día a día y no hacia atrás.

Y cuando interpretas música en vivo de tus anteriores etapas, ¿hay algo que te produzca una emoción o nostalgia en especial?
No, no me gusta mucho tocar mis canciones antiguas, lo hago porque el público me lo pide y el público es el que manda… muchas veces. Pero prefiero tocar las canciones del último disco, que es donde me siento realmente identificado, del disco que estoy presentando. Dentro de dos años me gustará presentar las del disco nuevo.

¿Qué te da esperanzas en la música actual?
La verdad es que no estamos atravesando un buen momento, estamos en momentos de cambios y siempre son complicados, sobre todo para los que venimos de atrás porque nos cuesta un poco amoldarnos al presente, y el cambio está siendo brutal a nivel de las tecnologías, pero bueno, es lo que toca, tampoco sirve lamentarse, a mí me sigue gustando más el formato físico y la forma más analógica de entender la música en todos los aspectos, pero entiendo que cada vez es más difícil, entonces no queda otra que ir adaptándose poco a poco.

¿Y de la escena del rock en español actual?
Bueno ahí yo creo que está bastante saneada, ¿no? Creo que hay buenos artistas, buenas canciones, e independientemente de si la escena a nivel de industria está un poco más flaca yo creo que a nivel de ideas estamos en un muy buen momento.

¿Cuál es tu opinión del ‘revival’ de los 80 y 90 que está en todos lados?
Me hace gracia. Cuando los vivimos, los ochenta estuvieron muy bien, pero luego denostados, ¿no? Sobre todo en España, una época que no ha tenido muy buenas críticas; sin embargo, ahora vuelve a estar de moda y no deja de ser gracioso y tiene hasta un punto irónico. Más allá de eso, los ‘revivals’ no son buenos, la nostalgia en general no es buena para la música. Bueno, es mi opinión.

Se te define como una persona tímida, por ello no te has dedicado al cine, otra de tus pasiones. ¿Qué cruza por tu mente al pisar un escenario que logras vencer esa timidez?
No sé lo que ocurre porque cuando me pones delante de una cámara soy muy tímido, en cambio en un escenario pierdo esa timidez. El escenario produce una especie de droga difícil de definir que a mí me sienta muy bien. Me hubiese encantado poder actuar y ser un buen actor pero no valgo para ello, entonces me dedico a la música, pero el cine me apasiona.

Eres conocido como un cinéfilo, si pudieras tener la oportunidad, ¿qué tipo de cine desearías hacer? ¿Cineastas que admires en particular?
Hombre, me gustan los maestros clásicos, aparte de los muertos. Pues de los vivos me gusta Scorsese, Clint Eastwood, Coppola… Y si tuviera la oportunidad de actuar en algún momento me encantaría estar en la serie “Juego de Tronos”. Estaría bien, salir en un capítulo, como Ed Sheeran que salió en la temporada siete, hacer allí un pequeño cameo vestido como  alguien del norte, con pieles.

¿Y qué opinas de las redes o el internet en general?
No soy demasiado amigo, yo tengo mi Twitter…

¿Hay algo que te guste de ellos?
No, no me gusta nada. Tengo mi Twitter y tengo mi Instagram porque creo que es necesario tenerlos, sino estás como fuera del mundo. Bueno, Instagram sí me gusta porque es un poco más gráfico y artístico. A lo demás un poco ya me he acostumbrado y trato de cuidar las redes sociales para estar dentro del mundo pero no me importaría nada que hubiese un apagón digital, desapareciera todo eso y volviésemos a hace treinta años.

Respecto a tu música contaste alguna vez que “la inspiración cada vez llega menos”, ¿qué te hace seguir en la música y no desear experimentar un tanto más en cine o incursionar en otras áreas?
La música me sigue apasionando, todavía me emociona cantar y escribir canciones, tengo la inmensa suerte de que mi oficio es mi gran pasión y creo que por eso llevo tantos años en la música, siempre me apetece seguir investigando, cada disco que hago le pongo la misma o más ilusión que la anterior, y eso hace que no me aburra nunca.

Más información

Mikel Erentxun en Lima
Fecha: 20 febrero.
Lugar: Teatro Pirandello.
Entradas: Teleticket de Wong y Metro.

Tags Relacionados:

Mikel Erentxun

Leer comentarios ()

SubirIrMundial 2018Ir a Somos
Ir a portada