Ricky Martin presentó la primera parte de su álbum “Pausa/Play”, bajo el título de "Pausa". (Foto: @ricky_martin)
Ricky Martin presentó la primera parte de su álbum “Pausa/Play”, bajo el título de "Pausa". (Foto: @ricky_martin)

llena estadios desde los doce años tras ganarse la admiración del mundo por su indiscutible talento que dejó demostrado en su paso por Menudo. Han pasado los años y sus fans han sido testigos de su evolución musical que incluyen giras, premiaciones y recargadas agendas. Sin embargo, todo este movimiento en la vida del cantante puertorriqueño dio un giro de 360 grados por la pandemia del COVID-19 que mantiene a todos, sin excepción, paralizados.

El confinamiento hizo que los planes del músico cambiaran, donde la ansiedad y el miedo no fueron ajenos a él. Encerrado en su casa de Beverly Hills, con sus cuatro hijos, su esposo y su madre, el cantante se vio en la necesidad de alterar su esperado disco “Movimiento” y pasó a llamarse “Pausa/Play”, cuyo nombre tiene relación a las emociones y pensamientos del artista en tiempos de cuarentena.

La primera parte de este álbum fue liberada el miércoles 28 de mayo en formato EP y bajo el nombre de “Pausa”, en que Ricky incluye canciones en colaboración de reconocidos artistas como Sting (‘Simple’), Diego ‘El Cigala’ (‘Quiéreme’), Carla Morrison (‘Recuerdo’) y Pedro Capó (‘Cae de una’). Además de las ya lanzadas como 'Tiburones’ y ‘Cántalo’, esta última junto a Residente y Bad Bunny.

Un día antes de este estreno mundial, Enrique Martín Morales (Ricky Martin), abrió las puertas de su hogar a la prensa internacional a través de una videollamada, donde El Comercio también estuvo presente. En dicha conversación virtual, el artista de 48 años se confesó desde su sillón blanco en California y admitió que sus miedos por el coronavirus se fueron apaciguando con lo mejor que sabe hacer: música.

“Esto es un poco de la locura que tenía en la cabeza, el psicoanálisis lo dejé en la música y creo que me fue bien”, expresó el cantante al referirse a su nuevo proyecto musical.

“Tenemos la perfecta excusa para reinventarnos y hacer lo que nos da la gana. Creo que es tiempo de liberarse y de conectarnos. Honestamente, y lo tengo que decir, creo que muchos pensaban que se iba acabar el mundo. Yo no sé, era una cosa de mucha ansiedad y para mí todo esto fue un reto (la cuarentena). La música fue la mejor medicina”, añadió.

MIRA: Ella canta sola: en “A capella” Susana Baca nos entrega solo su voz para reconfortarnos en tiempos difíciles | ENTREVISTA

Según contó Ricky, en medio de su “locura” por el encierro, él decidió tomar el teléfono para comunicarse con los artistas que más admira y preguntarles qué estaban haciendo dentro de este paro obligatorio. Todos coincidieron en que lo mejor era ponerse a descargar todos sus sentimientos encontrados en canciones.

“Antes de la pandemia yo no sabía que iba a colaborar con tan maravillosa gente y todo empezó con un ‘hola, cómo estás. ¿Qué estás sintiendo?’. Todos estaban igual que yo y teníamos que hacer algo. En el caso de Sting (con quien canta el tema ‘Simple’) ya había tenido la oportunidad de trabajar con él y sabía que le gustaba la música que le había enseñado. Le dije ‘hermano sé que estás igual que yo. ¿Cómo te desahogas? Hay que hacer algo’. Con Carla Morrison de alguna manera u otra también fue igual, todo el mundo en la cuarentena estaba en la incertidumbre y pues me dije: ‘a volar’", señaló.

Sobre el tema ‘Cántalo’, la colaboración que tiene con sus paisanos Bad Bunny y Residente, Ricky Martin recalcó lo importante que fue para él rendir un homenaje a la salsa de los años 70 y a los intérpretes de ese entonces que marcaron un precedente en la música de su país.

“Con Bad Bunny y Residente ya habíamos tenido la oportunidad de cantar en los Grammy. Era cuestión de revivir un poco el fenómeno de la salsa de los años 70 y fue muy gratificante para nosotros. Sentimos que era un tipo de tributo a todos esos maestros", explicó.

En otro momento, Ricky narró una anécdota sobre la creación de ‘Cántalo’, canción que nació tras las protestas que se vivían en Puerto Rico por “Ricky” Rosselló, gobernador de Puerto Rico que terminó renunciando por el escándalo de un chat homófobo y misógino. Las marchas contra el político, permitieron que Martin tuviera una mayor conexión con Bad Bunny y Residente, voceros de dichas manifestaciones.

“Esa canción (por 'Cántalo’) está relacionada de cuando fuimos a las calles y exigimos lo que necesitábamos. Obviamente nunca se habló del tema, pero se sabía que algo tenía que pasar y algo musical tenía que salir de todo eso. Dentro de toda la locura que está viviendo Bad Bunny, que no tiene días libres, Residente con lo suyo y yo con lo mío, no sé cómo nos juntamos. Recuerdo que un domingo estaba en el hospital porque nacía mi hija (Lucía) y al otro día había un montón de músicos en mi casa, a la bebé no le dimos tiempo ni de respirar su aire y ya estaba escuchando salsa”, narró.

Ver esta publicación en Instagram

#procesocreativo #CÁNTALO 📷 : @worldjunkies

Una publicación compartida por Ricky (@ricky_martin) el

Finalmente, Ricky Martin aceptó no haber tenido un plan definido en esta nueva etapa musical llamada “Pausa/Play” e invitó a todos a abrazar el presente con buena música, donde el futuro es incierto con un virus andando por ahí.

"No tengo un plan o una estrategia. Honestamente lo que ha salido es algo muy espontáneo en las últimas dos semanas y creo que ese es el mensaje que nos está dando la vida: no podemos planificar con un supuesto algo que podrá pasar, pero vamos a darle”, reflexionó.

Junto con el lanzamiento de “Pausa”, la Fundación Ricky Martin comenzó la segunda fase de sus esfuerzos de ayuda humanitaria, enfocada en apoyar a las comunidades vulnerables en Puerto Rico y República Dominicana que están en alto riesgo ante el COVID-19 y desastres naturales. Para obtener más información se puede ingresar .

VIDEO RECOMENDADO

Celebridades en tiempos de COVID-19

Coronavirus: Cómo viven la cuarentena los famosos de Hollywood

TE PUEDE INTERESAR