César Ramos, organizador del Vivo x el Rock

, el festival peruano de mayor convocatoria, anunció los detalles de su edición 2019, que se realizará el 25 de mayo en el Parque de las Aguas. César Ramos, su creador, conversó con "El Comercio" sobre las nuevas apuestas de la marca y la ola de críticas que debió afrontar a inicios de este 2018 con las dos fechas que se llevaron a cabo en Jesús María.

¿Por qué la nueva edición del festival será en el Parque de las Aguas?
Era el lugar que yo estuve buscando por años, más o menos unos tres años desde que me fui del Parque de la Exposición. Pero en ese tiempo no se dieron las facilidades y el festival tampoco tenía un nombre tan grande. Ahora que el festival es conocido me da un mayor 'engagement', podría decirse así, con las autoridades para poder pelear por este tipo de espacios. Para mí el Parque de las aguas es el lugar ideal. Es súper amplio, tiene menos árboles que obstruyen la visión, tiene más áreas para recreación. Además es céntrico. Era el lugar ideal para el festival. Te soy sincero, yo espero quedarme allí, seguir usando esta locación para futuras ediciones.

¿Por qué se eligió el Campo de Marte en la última edición? ¿Por qué miles de personas transitando por una avenida?
Fue en la Avenida de la Peruanidad, en realidad. El problema mayor fue en el movimiento de escenarios. Es realmente lo que pasa en todos los festivales: los escenarios están súper lejos en todos los festivales del mundo, pero creo que acá en el Perú todavía eso genera incomodidad. Yo siempre les he puesto los escenarios juntos, como para que puedan ver desde un mismo punto ambos escenarios. Los he acostumbrado a no moverse para ver a los artistas, y eso no pasa en festivales de afuera. Era importante dar ese salto pero el comportamiento, la formación de la avenida misma y todas las trabas que tuvimos en el camino o por parte de las autoridades, de la Municipalidad, de Defensa Civil… Son pequeños detalles pero sumados dieron como resultado el desorden del primer día. El segundo día lo pudimos solucionar, tuvimos que ampliar y alejar más aún los escenarios, lo que al público le generaba más trabajo. Realmente, (establecer) esa costumbre todavía va a demorar. Por eso en esta edición tenemos dos escenarios estelares juntos, como en el Estadio Nacional.

¿Y se previó de alguna forma lo del tema de los desplazamientos?
El problema fue que había público que quería llegar adelante, y entonces cuando llegabas al tope, cuando ya se había llenado básicamente ese espacio, había gente a la que le daba igual y querían cómo sea llegar adelante, aprovechaba el pogo o los movimientos para hacerlo, generando desorden. Por eso mi observación iba mucho al comportamiento del público, porque básicamente eso generaba esos movimientos y las incomodidades.

¿Y los cuellos de botella al lado de la pantalla que estaba en medio?
Los cuellos de botella no se generaron en la Avenida de la Peruanidad, sino en el ingreso a la Concha Acústica para el tercer escenario. El cuello de botella que se mencionó en redes sociales se refirió a la puerta de la Concha Acústica, que no es tan amplia. Ahí había puras bandas peruanas. Lo que pasa es lo siguiente. Tenemos falta de cultura festivalera. En el Lollapalooza de Chile, por ejemplo, tienen un domo enorme donde tocan a veces bandas de electrónica y hip hop. Y allí pasa esto. Tú vas y ves que está lleno el espacio -y yo he visto que esto ocurre- y la gente no dice nada. O sea, es como un: "Bueno, ya, llegué tarde”. Y los que están dentro: “Qué gran show, me voy a los otros escenarios". En cambio en el Perú lo que se vio fue: "No, yo pago mi entrada y tengo que ver cómo sea y tengo que entrar cómo sea". Ese era el comportamiento que teníamos, no se respetaba que el lugar ya estaba lleno porque la seguridad pedía que no ingresen. Tenemos esa falta de cultura festivalera, de saber respetar cuando los espacios están llenos. Eso es lo que pasa, y te estoy poniendo un ejemplo de un país vecino como Chile que, cuando se llena un domo y se cierra, no ves a gente empujando ni pateando la puerta para ingresar, por más que adentro estén tocan bandas extranjeras. Se respeta que el espacio se llenó y van al siguiente escenario y para una próxima edición se organizan mucho mejor. Creo que este tipo de comportamientos aún no se ha forjado en el público. Creo que estamos en proceso todos. El público y nosotros estamos en un proceso de mejorar, de crecer.

En redes sociales se mencionó que los agentes de seguridad no se involucraban en los disturbios, que había gente peleándose. Incluso un efectivo de seguridad mostró una reja abierta a asistentes como única salida…
Uno no puede sacar conclusiones 100% seguras de comentarios de Facebook. Te explico por qué, porque pueden malinterpretarse. Por ejemplo, lo que acabas de mencionar: que mencionaron una reja que era la única salida. No era así, había otra salida, la más grande, que estaba en la esquina y que decía "salida" enormemente. Esa era la puerta por donde ingresó el público, pero había una puerta en medio que era pequeña, una salida de emergencia, y el público quería salir por ahí como sea, para no tener que caminar hasta la puerta que estaba más alejada. Ya es un tema de cultura del público, porque había una puerta pequeñita que estaba cerca, y una puerta muy amplia que estaba lejos.

¿Qué tanto se pudo planear con anticipación y qué tanto no?
Hay cosas que nosotros podemos planificar con anticipación: los aforos, los shows, la seguridad, todo esto que veníamos conversando hace rato, pero hay cosas que no podemos anticipar, como el comportamiento del público, el comportamiento en masa del público, mejor dicho. Esas fueron las cosas que aprendimos. El comportamiento, el pensamiento del público en masa, aprender a entender que cada país tiene una idiosincrasia, una forma de pensar, una forma de actuar diferente, incluso entre cada concierto, cada target es un mundo diferente. En el Vivo x el Rock lo supimos entender y aplicando la experiencia de lo que vimos en el primer día, restructuramos para el segundo día, que fue mucho mejor y no tuvo esas críticas.

Y tú, ¿has hecho autocritica?
Claro, hay muchas cosas que mejorar. Nosotros somos ahorita el festival más grande de rock en el Perú, y también somos pioneros en este tipo de festivales. Al ser pioneros o al ser los primeros, nos topamos con cosas nuevas, con barreras nuevas que otros empresarios u otras empresas no han todavía afrontado. Sobre eso vamos, pero es un avance en conjunto. Cuando anunciamos la nueva edición en el Parque de las aguas, por ejemplo, la del próximo año, vi muchos comentarios que decían que el lugar quedaría destruido, decían: "No sé qué le van a hacer al parque, en la pileta no sé qué van a hacer". Pero los que hacen eso no son los de la producción, sino el mismo público, y el mismo público es el que lo dice y lo vaticina, ¿no? Es como si dijera: "Oye, para qué me llevas al parque si sabes que lo voy a destruir". Sé que el público pide un crecimiento a la producción siempre en cuanto a festivales, pero creo que el crecimiento debe ser conjunto, creo que también debe darse por parte del público, por parte de la cultura de la gente, creo que no puede ser que el comentario más general al anunciar el Parque de las Aguas es que "lo vamos a destruir", ¿entiendes? Si es así, ¿de qué estamos hablando?, mejor lo hago en una pampa. Creo que todos debemos crecer en conjunto, festival, bandas, producción y público. Eso es lo que debemos ser: un conjunto ante un mercado tan cerrado como el rockero.

Finalmente, ¿qué puedes adelantar del line-up de la edición 2019?
El festival buscará dar el salto que no dio en otras ediciones. Nosotros tuvimos recientemente a The Offspring y Deftones, en la novena edición a Korn y Evanescence, en la octava a The Cranberries y Garbage y en la séptima a Limp Bizkit. Tenemos un nivel de bandas anglo que tienen mucha respuesta con el público peruano, pero creo que ya vamos a pasar esa línea de bandas anglo para ir al siguiente nivel. Eso es lo que buscamos con el headliner de la próxima edición, que sea el más grande, más conocido. Nosotros ya venimos conversando con varias opciones, que son los más pedidos en redes sociales y que no han venido al país nunca. Estamos muy adelantados con eso, esperamos ya concretarlo para que el headliner sea lo que muchos esperan.

​Más información

Vivo x el Rock- Edición 11.
Fecha: sábado 25 de mayo.
Lugar: Circuito Mágico del Agua (Cercado de Lima).
Entradas: Teleticket de Wong y Metro.
Precio: Las famosas early birds (entradas anticipadas), que son usadas por los festivales más importantes del mundo, se venderán a S/. 99. Se venderán del 26 al 28 de julio.