Módulos Temas Día

Más en Teatro

“La piedra”: Un mundo extraño y en paz

El aburrimiento de un mundo en donde reina la paz es retratado en la obra que se estrena en la Escuela Superior de Arte Dramático (Ensad). La dramaturgia es de Christian Saldívar

La piedra

Liz Navarro y Rebeca Ráez dan vida a Dos y Uno, los extraños personajes de la puesta en escena que dirige Fiorella Díaz.

Liz Navarro y Rebeca Ráez dan vida a Dos y Uno, los extraños personajes de la puesta en escena que dirige Fiorella Díaz.

Liz Navarro y Rebeca Ráez dan vida a Dos y Uno, los extraños personajes de la puesta en escena que dirige Fiorella Díaz.

En un mundo en donde las armas se empolvan por el desuso y la paz reina, dos seres extraños se encuentran. Aunque no se deja en claro si son macho, hembra, humanos, animales o una mezcla de ambas especies y géneros, se comunican entre sí y reflexionan sobre la vida, la muerte y lo aburrido que es vivir sin conflictos.

El paraje en el que se desarrolla su conversación es desértico y lleno de rocas, escenario perfecto para hablar sobre lo infértiles que se sienten. Mientras Uno se jacta de vivir en guerra contra la desesperante tranquilidad del mundo y en huelga porque la rapiña se ha convertido en un lujo, Dos lo anima a reencontrarse con el odio que ha domesticado y a acabar con el hambre que lo aqueja. Pero como sin muertos no hay alimento, sorpresivamente, ofrece su vida y su carne. Con esa propuesta es que “La piedra”, obra de teatro que se estrenará la noche del lunes en el teatro de la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático, llega a su punto más álgido.

Christian Saldívar, dramaturgo de la obra, explica que la propuesta de Dos tiene que ver con su naturaleza: es un lemming, esa clase de roedores que, según el mito, para controlar la densidad poblacional de su especie, se suicidan tirándose de un precipicio. “Él está destinado a morir, pero quiere trascender aun siendo un átomo de otro ser, aunque duda porque no sabe en lo que se está metiendo hasta que llega a verse cara a cara con la muerte”, señala.

—Presencia y metáfora—
De la puesta en escena destaca la presencia de una roca, que acompaña a los personajes durante poco más de una hora, que es lo que dura “La piedra”. Ese elemento funciona como un ancla metafórica, como un lazo que impide que Uno tome decisiones y que llama madre. “Él también está destinado a la extinción, pero no quiere cambiar ni abandonar el nido por la piedra, que termina siendo una presencia que lo mira desde atrás”, agrega Saldívar.

Sin embargo, el dramaturgo no desea que “La piedra” sea un mero retrato pesimista de la vida, por lo que ha agregado versos de César Vallejo que, desde su óptica, exhortan a que se tome una acción sobre los males que aquejan a la humanidad.

Más información
Lugar: Ensad. Dirección: Av. Paseo de la República cruce con Av. 28 de Julio, Lima, Parque de la Exposición, La Cabaña. Estreno: lunes 18, 8 p.m. Entradas: S/20, en boletería.

Tags Relacionados:

Fiorella Díaz

Ensad

La piedra

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías