Denisse Dibós: "Charity no es tan 'light' como parece"
Denisse Dibós: "Charity no es tan 'light' como parece"
Redacción EC

ENRIQUE PLANAS

Denisse Dibós se sentía cómoda encarnando los roles secundarios en las producciones de Preludio, la compañía que ella dirige. Pensaba que un papel protagónico podría distraerla de su rol como productora, en su afán de cuidar cada detalle, como lo ha venido haciendo en los últimos años.  Sin embargo, fue Marco Zunino quien alteró ese equilibrio conseguido al preguntarle: “¿Por qué no haces ‘Sweet Charity’? ¡Es un rol para ti!”.

Ella asumió el reto luego de convencerse a sí misma, tras estudiar en profundidad a la ingenua Charity. Ahora, pocos días antes del estreno, acepta estar enamorada de su personaje. “Me he encariñado con ella  mucho más de lo que creía”, afirma.

“Esta es una comedia musical. Si tengo que resumirla en una línea, trata sobre la búsqueda del amor verdadero. es un personaje al que todo le pasa, pero nunca se cae. Y si cae, empujada por algún hombre, siempre se levanta. Lo que intento hacer es buscar qué hay de mí en el personaje. ¡Y me da un poco de vergüenza decirlo, porque tengo muchas cosas de Charity!”, confiesa la actriz.

Para comenzar, Dibós no juzga al personaje que ella encarna. “Ella es una dama de compañía, y no soy nadie para juzgarla por su oficio. Es su decisión. Pero más allá de eso, lo que rescato de Charity es que ella prefiere ver el vaso medio lleno. ¡Y yo soy así! Asimismo, gente que me quiere me ha dicho que soy ingenua y que debería tener más malicia. Y lo mismo siento con mi personaje. Transitar por me hizo analizarme mucho”, sostiene.

“También creo que es una mujer enamorada del amor. Mi humilde opinión es que, a veces, las mujeres no conocen al ser humano que tienen delante, pero que por no estar solas se dejan llevar. Y piensan que eso es amor.

En el fondo, hay muchas cosas de este personaje que no son tan ‘light’ como parece”, añade Dibós.

LA VERDADERA EDAD DE CHARITY
Para enfrentar este reto, Dibós debió ceder parte de su responsabilidad en la producción y la dirección musical.

Para ello, el director Mateo Chiarella es el principal apoyo para concentrarse en este personaje delicioso. “Si revisamos la historia de las producciones de ‘Sweet Charity’, excepto la original protagonizada por Gwen Verdon, el papel está escrito para una mujer que pasa los 40 años, a quien se le está pasando el tren. En los siguientes montajes de Broadway participan actrices mucho menores, por un tema marketero, de belleza o fama”, explica.

Por ello, tanto el director como la protagonista querían retomar el sentido del texto original. “No es el mismo drama contar esta historia a través de un personaje de 20 años que si lo interpreta una mujer de 46”, opina Dibós, quien confiesa que este montaje la ha confrontado con su propia madurez.

“Charity me hace pensar que, a mi edad, hay que ser menos ingenua. Las cosas malas que te pasan en una relación no ocurren porque el otro sea un desgraciado. Te pasan porque tú te dejaste. Quisiera que muchas de las mujeres que vengan a ver la obra, y que culpan a los hombres de su infelicidad, descubran que somos nosotras las que debemos saber hasta dónde dar”, afirma la actriz.