Sentada en una de las butacas rojas del Teatro Municipal de Lima, Denisse Dibós afirma que hasta hace poco dos mujeres convivían dentro de ella. Una era la que en cada estreno se cuestionaba y se repetía a sí misma que nunca más haría un musical, mientras que la otra aparecía en la mañana siguiente con nuevas ideas para el próximo proyecto. Pero ambas se esfumaron cuando la madurez y los 50 años llegaron, aunque el recuerdo del último dolor de cabeza que le generó Preludio todavía sigue fresco.

► 

Fue en el 2014 cuando llegaron noticias funestas sobre sus finanzas. No era la primera vez que la asociación que fundó en 1997 sufría una crisis económica, y al igual que las anteriores, daba la impresión de que el sueño se terminaba. El problema, según recuerda Dibós, fue que le ganó el corazón. “Quería utilizar los mejores equipos para seguir dando un espectáculo de nivel internacional y eso hizo que los gastos fueran muy altos”, cuenta. La contracción de la economía también afectó porque, como diría ella y reza el dicho popular, “cuando hay problemas, lo primero que se cortan son los auspicios”.

Pero al ser la quinta vez que les sucedía, ella y el equipo de Preludio sabían cómo reaccionar y mantener la calidad sin necesidad de extralimitar sus costos. 
Desde entonces, la situación ha ido mejorando. Por ello es que ahora Dibós está observando al elenco de baile que ella dirige y ha empezado a calentar para ser parte del ensayo de “Déjame que te cuente”, musical que homenajea a Chabuca Granda y que se reestrenará este miércoles en el Teatro Municipal.

***

“Necesito que todos los bailarines estén en escena”, se escucha en el teatro, llamado al que todos, incluida Dibós, atienden. La música empieza a sonar y ella, sobre sus tacos aguja, empieza a bailar un vals mientras que tres danzantes la llevan por el escenario y le dan vueltas y más vueltas.

Así como en esta ocasión, Dibós ha sido parte de la gran mayoría de los 24 montajes que ha producido: desde “La novicia rebelde” (1997) en el Teatro Peruano-Japonés (primer montaje de Preludio), pasando por “Cabaret” (2009), estelarizada por Marco Zunino, y el último que justamente fue “Déjame que te cuente” (2016), en el que interpretó a una presentadora que evocaba el espíritu de Chabuca y guiaba la trama de la obra.

***

Que este año se celebre el vigésimo aniversario de Preludio podría dar una impresión errada sobre el panorama cultural limeño que todavía “es hostil a este tipo de montajes”. Así opina Dibós, pero no por ello deja de producirlos ni se queja del ausentismo estatal. Por el contrario, ella se distancia de los llantos y prefiere poner manos a la obra. La solución: avanzar en contra de la corriente, algo que Dibós hace desde que fundó la productora.

Dibós en pleno ensayo de “Déjame que te cuente” (Foto: Hugo Pérez)

Al respecto, ella señala: “Cada año aparecen nuevos problemas con las nuevas gerencias en las municipalidades. Y cada cinco años, con los cambios de gobierno, los financiamientos se vuelven más complicados. Pero hace mucho tiempo asumí que el Estado nunca va a apoyar y que las cosas no caen del cielo”.

Felizmente para el público que asiste a sus producciones (ingresos que a veces cubren los costos de los montajes) y la gran camada de artistas que han sido formados en los talleres de Preludio (Natalia Salas, Sandra Muente, Verónica Álvarez, entre otros), Dibós no deja que las circunstancias la amilanen. Ni siquiera aquella infame lesión en su mano y brazo izquierdo pudo frenarla: por el contrario, fue esa adversidad (que la alejó de su carrera como pianista) la que dio inicio a la más importante productora de musicales en el Perú.

MÁS INFORMACIÓN

Estreno: 10 de mayo. Lugar: Teatro Municipal (Jr. Ica 377, Centro de Lima).

Entradas: Teleticket.

TAGS RELACIONADOS