Diego Lombardi debuta en la dirección con "Phoenix"
Redacción EC

 comenzó el 2015 concretando un sueño que había postergado por muchos años: dirigir teatro. Aunque desde que terminó su formación actoral, sabía que quería enfocarse en la dirección, hallar la obra ideal se fue convirtiendo en una tarea casi imposible. Sin embargo, a sus manos llegó "Phoenix", una pieza de Scott Organ que presenta actualmente en el Teatro del Icpna con las actuaciones de Francisco Cabrera y Natalia Cárdenas:

¿Cómo se presentó esta oportunidad para dirigir?
Desde que salí del taller de Roberto Ángeles, tenía la intención de dirigir teatro. Estuve buscando obras, pero lo hacía como pateando las cosas, auto saboteándome un poco, diciéndome: ‘Esta no es la obra, esta tampoco’.

¿Qué pasó entonces?
Ocurrieron dos cosas. Primero: una frase en un libro de ensayos de Anne Bogart en el que ella decía: ‘Es mejor que dirijas pronto, sin hacerte mayores problemas para que cuando realmente encuentres lo que quieras dirigir, tengas la experiencia suficiente para sacarle provecho’. Lo segundo fue mi esposa, Emilia, que me dijo un día: ‘Te estás demorando mucho, ponte un plazo. Tienes seis meses. Elige una obra…’

¿Y por qué elegiste “Phoenix”?
 Yo venía leyendo un montón. Incluso esta obra ya la había leído antes. Cuando la releí, me di cuenta que era perfecta para empezar, porque tiene todas las características que andaba buscando. Es una obra con dos personajes, sin demasiadas complicaciones de escenografía ni de movimiento…

¿Cómo llegó a ti esta obra?
La encontré en unos libros que yo compro que son como antologías de dramaturgos jóvenes norteamericanos. Tengo varios de estos libros, las ediciones del 2007, 2008, 2009… de allí salió “Cosecha”, que fue la primera obra de estas antologías que leí, pero que en su momento me di cuenta que era mi papá quien le podía sacar más provecho. Y así fue, mi papá la dirigió y yo actué y le hice asistencia de dirección…

¿Por qué le añadiste al título original de la obra “Volver a empezar”?
Es que para mí la obra habla de la necesidad de limpiarse delas cosas que en la vida te han golpeado y te han hecho ponerte encima una coraza, para volver a empezar una relación amorosa… Tienes que sacarte todo eso de encima para poder volver a entregarte al amor.

¿Qué historia nos presenta “Phoenix”?
En la obra los protagonistas se conocieron y la pasaron muy bien, pero, a las cuatro semanas, ella lo cita a él para decirle tres cosas. Así empieza la obra. Tengo tres cosas que decirte: la primera es que la pasé realmente bien contigo, la segunda es no te puedo volver nunca más y la tercera es lo que genera un viaje de cuatro mil kilómetros en el que tienen que descubrir si esto que ha pasado es algo que los empuja a estar juntos o alejarlos para siempre.

¿Estar del otro lado del escenario ha cambiado tu visión de la actuación?
No estoy seguro. Quizás me va a hacer pensar más claramente en que como actor hay que dejar de mirarse, que hay que estar más concentrado en el compañero. Eso es algo que siempre le digo a los actores: A partir de estar concentrado en el compañero, aparecerá la verdad y podrás reaccionar a lo que pasa. Si estás concentrado en cómo hablas, como hay que mover las manos, ya estás en cualquier sitio. Como director, te dedicas a eso:  a mirar.

EL DATO
“Phoenix” se presenta hasta este 15 de marzo en el Icpna de Miraflores. Las entradas están a la venta en Teleticket de Wong y Metro a 20 (estudiantes) y 40 (general) nuevos soles. Los lunes hay precios populares.

TAGS RELACIONADOS