Fiorella Pennano creadora junto a  Norma Martínez de “La Central de Misterios Cotidianos”. (Foto: Difusión /
Fiorella Pennano creadora junto a Norma Martínez de “La Central de Misterios Cotidianos”. (Foto: Difusión /
Czar Gutiérrez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

¿Por qué tenemos que llamar a nuestro propio celular para encontrarlo? ¿Por qué las llaves nunca se quedan donde las dejamos? ¿Quién dejó ese oportuno billete de 20 soles olvidado en nuestro bolsillo? ¿Dónde está ese polo que llevamos buscando varios días? ¿Por qué los juguetes empiezan a sonar en mitad de la noche? En la órbita de lo cotidiano ocurren cosas inexplicables y francamente inquietantes. Sumidos como estamos en la velocidad de los días, casi nunca nos detenemos a pensar cómo ocurrieron. Y menos a investigarlos… hasta ahora: acaba de aparecer un grupo de detectives especializados en analizar con lupa cada uno de estos fenómenos. Es más, están entrenados para desentrañarlos con la debida distancia social, como mandan los tiempos.

MIRA: Pilar Brescia vuelve a la actuación con el musical “Sin tu permiso”

“Durante el entrenamiento con Outside The March, personalmente resolví algunos casos. Me acuerdo de dos, ‘el caso del diploma extraviado’ y ‘el caso de la desaparición de los muffins de mantequilla’. Ahora bien, durante la temporada que pasamos en Summerworks Festival resolvimos muchísimos otros casos procedentes de Alemania, Singapur y Australia”, dice , primera actriz nacional, productora de Animalien y creadora, junto a Fiorella Pennano, de “La Central de Misterios Cotidianos”, experiencia pionera de teatro inmersivo en el Perú a la manera de la compañía de teatro Outside the March de Canadá, cuyo formato adaptaron para el Perú, recibieron entrenamiento de sus creadores y ya forman parte del elenco “The Ministry of Mundane Mysteries” internacional.


¿Y cómo hacen?

Todo ocurrió durante la pandemia. La también actriz Fiorella Pennano tuvo noticia de un artículo aparecido en el New York Times sobre una compañía canadiense de teatro inmersivo que se reinventaba desentrañando entuertos por celular. Concertó una cita y allí empezó todo: ella y Norma fueron primero clientes de la versión canadiense, luego fueron entrenadas, durante la cuarentena participaron en el Festival Summer Works y terminaron adquiriendo los derechos para producir el formato entre nosotros, todo lo cual solidificó cuando la Embajada de Canadá se subió al coche y ahora están en condiciones de anunciar su estreno.

Si usted tiene algún misterio cotidiano sin resolver, lo único que tiene que hacer es contactar por internet a la Central de Misterios Cotidianos y reservar una cita. Cuando su expediente ingrese al sistema, obtendrá un código secreto para que verifique la veracidad de la llamada. Se le asignará un detective y su caso será resuelto máximo en seis días a través de una llamada telefónica diaria de lunes a sábado a la misma hora y con una duración promedio de 12 minutos. Caseros, personales, familiares, hechos extraños o acontecimientos paranormales: no hay misterio cotidiano que desdeñen estos detectives.

¿Y qué es un misterio cotidiano? La casa responde: “Un misterio cotidiano es un hecho casero inexplicable que solo uno de estos agentes puede resolver. Ejemplo 1: Mi gato saca la tierra únicamente de la maceta donde crecen los helechos. Ejemplo 2: Cada vez que espero el ascensor, suena la tetera del vecino. Ejemplo 3: El ratón Pérez aún no me ha dejado dinero por mi diente. Ejemplo 4: Se me ha perdido mi ropa de baño favorita y no la tiene mi hermana”. El servicio está disponible para adultos, jóvenes, niños y familias enteras. Los detectives solo necesitan un misterio sin resolver y una línea telefónica.

Norma Martínez artífice de “La Central de Misterios Cotidianos”. (Foto: Javier Rivero)
Norma Martínez artífice de “La Central de Misterios Cotidianos”. (Foto: Javier Rivero)

Misterio desvelado

¿Y quiénes son los detectives de marras? Además de Norma y Fiorella, están: Grapa Paola, Anahí de Cárdenas, Mónica Ross, Alicia Mercado, Karina Jordán, Jimena Galeano, Pablo Saldarriaga, Eduardo Pinillos, Lucho Tuesta, Alonso Cano y Carlos Victoria. Cada cual tiene a su cargo un caso y pueden hacer llamadas a una persona o conectar el altavoz a un grupo de gente reunida en el mismo lugar o diseminada en el planeta. Se trata, claro, de una forma de entretenimiento sin pantallas, todo un logro en estos tiempos de hiperconectividad. Sin el táctil, todo aparecerá en el cerebro del cliente, que además alternará con el investigador sin mascarilla ni protocolos de seguridad.

Karina Jordán y Pablo Saldarriaga. (Foto: Javier Rivero)
Karina Jordán y Pablo Saldarriaga. (Foto: Javier Rivero)

“Es más divertido cuando se trata de un misterio verdadero, no inventado. Evidentemente habrán propuestas que vayan más allá de los límites de lo verosímil, pero creo que no podemos establecer a priori un rango de verosimilitud. Si partimos de la premisa de que esto es un juego, encontraremos muchas interrogantes reales en nuestra vida doméstica, tantas que no hará falta inventarlos. Después de todo, el teatro es el lugar donde las mentiras se disuelven. La ficción puede inventarse pero muchas veces esconde más verdad que nuestra realidad cotidiana. Solo hay que observar y estar atentos a nuestro día a día”, concluye Norma Martínez.


Más información


Primera temporada: del 16 de noviembre al 14 de diciembre.

Inscripciones:

Costo: Gratuito.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR