"Matrimonio en juego": el divorcio luego de 30 años de relación
"Matrimonio en juego": el divorcio luego de 30 años de relación

Jack (Roberto Ruiz) está agotado de su matrimonio. La separación es algo que él respira cada vez que entra a su casa pero hasta el momento no se ha atrevido a dar el primer paso, quizás el más valiente. Pero en un arrebato de locura y mientras están sentados en el sofá de su casa, decide ponerle punto final a la relación de 30 años.

 

La respuesta de Gillian es esperable: siente que la noticia es sorpresiva y que es un egoísta por dejar un proyecto de vida de tres décadas. ¿Vale la pena que él descarte todo por vivir sin ataduras? "Por supuesto que no. Después de haber gastado mi energía en crear mi mundo y de aguantarle varias infidelidades, no estoy de acuerdo", dice ella en la voz de Sandra Bernasconi, quien la interpreta en "Matrimonio en juego", obra que actualmente se monta en el Teatro de Lucía. "Estoy moldeada a él y a mis hijos y ya no puedo formar otra familia", añade.

Bernasconi marca distancia de su personaje porque para ella sí es válido terminar una relación si es que uno de ellos no es feliz. "Me parece que nadie debe estar con alguien si es infeliz. Pero al tratarse de una relación tan larga, no tengo la menor idea de cómo me podría sentir", sostiene.

La actriz hace referencia a la difícil situación a la que Gillian se enfrenta. Ella es una mujer de 53 años que ha sabido sobreponerse a infidelidades y ha aprendido a convivir con sus problemas utilizando el sarcasmo como defensa. Por ello es que está segura de que logrará convencer a Jack de no abandonar el hogar. Aun así, a pesar de sus esfuerzos, la historia se irá decantando por la separación definitiva.

DRAMAS DE VIDA

Durante la puesta en escena el público verá cómo la pareja pasa por un contrapunto de emociones. Algunos recuerdos los alegrarán mientras que otros sacarán lo peor de cada uno, a tal punto que cuestionarán, incluso, aquello que los unió por tanto tiempo. 
Para Lucho Tuesta, director del montaje, una de las virtudes de la obra es que no toma partido por ninguno de los protagonistas. "El texto deja que ellos expongan sus verdades y que el público sea quien elija de qué lado está", dice. "Eso es lo que da pie para reflexionar sobre las relaciones, el compromiso y el matrimonio. 

Director peruano estrena "Lowriders", su primer filme en inglés con Eva Longoria ► — Luces El Comercio (@Luces_ECpe)

Es en ese sentido que Tuesta resalta el trabajo que Edward Albee (que pertenece a la misma generación de dramaturgos de Tennessee Williams, Arthur Miller y Eugene O'Neill) hizo con "Marriage Play", nombre original de la obra. "Es una obra que aparenta simpleza pero que esconde una gran complejidad. Además, es interesante cómo la dramaturgia ha hecho que no se sepa en dónde se ambienta la obra y que el público, a menos que lea el programa de mano, nunca se entere de los nombres de los personajes", señala.

Después de más de una hora de catarsis sobre el escenario, la verdad de los personajes pondrá punto final a la relación y, con ello, a la obra.

MÁS INFORMACIÓN

Lugar: Teatro de Lucía. Dirección: Calle Bellavista 512, Miraflores. Horario: De jueves a lunes, 8 p.m. Entradas: Teleticket y boletería.

LEE MÁS EN...

TAGS RELACIONADOS