La artista se enfrentó a una serie de críticas por su cuerpo luego de que ciertas fotos hayan sido reveladas por paparazzis. (Fotos: Tolga Akmen y Lionel Bonaventure para AFP/ Composición: El Comercio)
La artista se enfrentó a una serie de críticas por su cuerpo luego de que ciertas fotos hayan sido reveladas por paparazzis. (Fotos: Tolga Akmen y Lionel Bonaventure para AFP/ Composición: El Comercio)
Nicole Torres

Practicante en Luces y TV+

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El body-shaming es una de esas tendencias tóxicas presentes en redes sociales, cuyo literal significado es hacer sentir vergüenza a alguien por su cuerpo; principalmente en casos de sobrepeso o cuando la “víctima” no encaja en los estándares de belleza exigidos por la sociedad. , cantante y compositora ganadora de múltiples premios Grammy, sabe esto muy bien.

MIRA: Billie Eilish responde a quienes la critican por su manera de vestir

A sus 18 años, Eilish ha sido víctima de ciberacoso por su imagen física, a pesar de que siempre se ha mostrado como defensora de llevar ropa suelta a fin de que las personas se enfoquen en su carrera y no su cuerpo. Esta semana, al revelarse ciertas fotografías en las que aparece con ropa ceñida, la artista se encontró con desagradables comentarios en las plataformas sociales.

El machismo de todos los días

Una investigación realizada en el estado de Uttar Pradesh (India) sobre reveló que las niñas que asisten a escuelas femeninas sufren más este tipo de acoso (50%), en comparación con los niños (42.9%) que asisten a escuelas de un solo género [1]. Por su parte, otro estudio desarrollado en Croacia sobre reveló que este tipo de conductas son significativamente más altas en las adolescentes femeninas en comparación con los varones, lo que respalda que las mujeres son más propensas a los trastornos alimenticios y por ende a dichas críticas [2].

“Eres una lástima”, “Wine mom body” (cuerpo de mamá) y “Cubre tu feo cuerpo” fueron algunos de los comentarios que recibió Billie Eilish. ¿Por qué esto pasa con más frecuencia en las mujeres que en los hombres? Vanessa Romo Espinoza, periodista y egresada de la maestría de Antropología Visual de la PUCP responde:

“Aunque la crítica a los cuerpos no tiene género, la mirada patriarcal es más severa hacia las mujeres que hacia los hombres. Hay una serie de requisitos establecidos en el imaginario hegemónico, predominante - y sobre todo occidental- no solo sobre cómo debe verse una mujer, sino cómo debe actuar o hablar. Lo que no corresponda a esa mirada es criticado. Y la raíz de ello es el machismo estructural. Ese machismo estructural también comanda sobre los cuerpos masculinos, sobre todo aquellos que no se ajustan a un concepto estricto de virilidad. Pero el principal objetivo de esa mirada castigadora es la mujer”.

MIRA: Billboard Music Awards 2020: este fue el mensaje de Billie Eilish para todas las mujeres

También buscamos la perspectiva de una psicóloga, en este caso Denise Ortega, terapeuta, quien reafirma que la publicidad y las redes sociales muestran estándares de supremacía para realzar la belleza femenina y masculina. “Cuando criticamos una forma de vida, lo que hacemos es alejar a la persona de la posible satisfacción de la necesidad que le aqueja. La vergüenza, si bien es un mecanismo para modular nuestras acciones, puede ser bastante perjudicial en el alcance de nuestros objetivos, más aún si a lo largo de la vida los estándares sociales y la publicidad han procurado realzar la belleza femenina y masculina bajo estándares hegemónicos”.

-La foto por la que Billie Eilish fue criticada.-

Para algunas personas, el body-shaming se puede ver justificado en la frase te critico el cuerpo porque me preocupas”; una conducta que no tiene en cuenta los sentimientos de la otra persona. “Cada persona o individuo tiene una perspectiva completamente distinta de la vida por sus experiencias. Cuando criticamos, ponemos por encima nuestro potencial racional antes que el emocional. La comunicación asertiva proviene de reconocer que el otro es un ser sintiente, que tiene necesidad físicas, mentales y emocionales. Al colocar juicios valorativos nos aproximamos a la persona indicándole los puntos que elegimos colocar en su condición, en lugar de preguntar cómo se siente la persona frente a nuestra preocupación", los cuenta Ortega.

Pero hay una manera de abordar el tema con alguien más sin avergonzarlo. Dice Ortega: "En lugar de criticar, podemos preguntarle al otro cómo se siente con su imagen corporal y contarles nuestra forma de experimentarlo”.

El otro camino: Body normativity

El caso de Billie Eilish explotó Twitter y, como mencionó Denise Ortega, “las redes sociales están altamente contaminadas por la publicidad, los contenidos digitales habilitados para niños y adolescentes no tienen un filtro o parámetro regulado. Esto imprime un sello en las mentes de esta población, una idea de la realidad parcializada sobre lo que está bien y es sano, y lo que no".

De igual manera, el body-shaming se ha vuelto un hábito común, sobre todo en “espacios de interacción virtual, donde pueden existir intercambios anónimos de opiniones” comentó Vanessa Romo. “Las redes otorgan una oportunidad de voz, un poder que no muchos tienen en su vida diaria. Esa voz puede ser utilizada para cosas positivas o para este tipo de acciones”.

Asimismo, la antropóloga mencionó que lo interesante ahora es que “tenemos una conciencia más clara sobre lo que no es sujeto válido de burlas”; a pesar de que esta problemática siga existiendo.

“Ahora existen movimientos como el ‘body positivity’ o mejor aún, el ‘body normativity’, es decir, no solo evaluar positivamente todos los cuerpos, sino considerarlos normales. Esas miradas, aún definidas como transgresoras, felizmente también utilizan esas mismas redes donde antes solo se juzgaban los cuerpos. Eso ha provocado que ante el tuit que expuso una foto de Billie Eilish mostrando su cuerpo y comparándola con el supuesto cuerpo de una madre de 30 años que toma vino, salieran miles de usuarios respondiendo: ¿Y qué? ¿Qué hay de malo en tener el cuerpo de una madre de 30 años que toma vino? La normalización de todos los cuerpos es la única forma de neutralizar el body shaming”.

Referencias

[1] Body shaming among school-going adolescents: prevalence and predictors, para el international journal of community medicine and public health (2020)

[2] Body Shame and Disordered Eating in Adolescents, para Current Psychology (2016)

VIDEO RECOMENDADO

Estados Unidos: así fue la participación de Billie Eilish en la tercera Convención Demócrata

TE PUEDE INTERESAR








TAGS RELACIONADOS