Compartir tiempo de calidad y reír en familia son los mejores regalos para nuestros niños. (Foto: Archivo)
Compartir tiempo de calidad y reír en familia son los mejores regalos para nuestros niños. (Foto: Archivo)
Patricia Castañeda Alva

Redactor de Luces y TV+

sylvia.castaneda@comercio.com.pe

Para no existe una fórmula mágica, sin embargo, hay herramientas que pueden ayudar a que los pequeños tengan una buena niñez, lo que tendrá efectos positivos en su vida futura. “Nuestros hijos necesitan contención y soporte. La mejor representación de ello es un abrazo. Buscar la cercanía y conexión emocional con nuestros hijos hace que sepan que en un futuro ellos serán igual de amados. Mientras más abrazos, palabras cálidas y reconocimiento, más empoderados en sus emociones crecerán”, revela la psicóloga Vanessa Zambrano a El Comercio.

Cuando ambos papás trabajan y tienen poco tiempo para compartir con los hijos, es importante organizarse para sacarle el máximo provecho a las horas que estarán reunidos. “Coordinar espacios de una hora diaria, en donde la atención sea orientada solo a ellos. Se pueden hacer preguntas como qué hicieron, qué aprendieron o cómo se sienten con ellos mismos”, explica la especialista. “Y en los fines de semana se pueden programar actividades que los involucren y hagan sentir especiales y amados”, añade.

Según Zambrano, es necesario ser conscientes de las distracciones que pueden impedir que se tenga un tiempo de calidad con los niños. “Busquemos que el tiempo con nuestros hijos sea para conectar con ellos, para entender su forma de ver el mundo, y compartir enteramente nuestra atención y sentidos hacia ellos”, indica. Se debe evitar el uso del celular, imponer opiniones antes de escuchar las de ellos y hacer juicios sobre lo que sienten y viven.

–Cultivar la seguridad–
Para que un niño sea feliz es importante estimular su autoestima. La psicóloga indica que el amor propio aparece poco a poco, cuando se le enseña a los niños cómo gestionar sus emociones. “Esta es la parte más complicada de ser padres: enseñarles a sentir y expresar adecuadamente sus emociones, lo que hace que los chicos logren entender que hemos nacido para ser felices y que tenemos todo para lograrlo”, comenta.

Vanessa Zambrano explica que no se debe sobreexigir a los niños. “Debemos tener cuidado con frases que generen sobreexigencia, insuficiencia y que mellen su autoestima. La mayor parte del tiempo lo único que necesita un niño es que crean en él”, indica.

–Corregir con amor–
Poner límites a un niño y corregirlo cuando se porta mal es una necesidad, sin embargo, se debe tener cautela en cómo se realizan estas acciones. “Es importante buscar conectar con el niño, contener la emoción que aparezca antes de corregir, para tener la atención completa al momento de explicar el porqué de la misma y cómo nuestros actos tienen consecuencias, pero que eso no hace que desaparezca el amor que sentimos por ellos”, afirma la especialista.
“Es necesario que nuestros hijos sean conscientes de que son libres y que pueden elegir, pero sin dañar a nadie. Tener límites implica respeto por el otro, y esta es la razón fundamental de nuestro rol, establecer rangos de acción que les permitan ser felices sin cruzar la libertad y felicidad de nadie”, añade.

–Diálogos en familia–
Todos los espacios en familia son de suma importancia para reforzar el vínculo y la unión entre todos sus miembros. Estos pueden ser de recreación, aunque la especialista afirma que lo esencial en una relación padre-hijo son los espacios que dedicamos a tener conversaciones poderosas, en donde se escuchen experiencias, comentarios y opiniones. Esto permitirá la formación del criterio. En este Día del Niño disfrute de la compañía de sus hijos, y que sus hijos disfruten de su atención y amor.

Para ir juntos
- Taller gratuito de pintura y creación: hoy, de 11:30 a.m. a 12:30 p.m. en Flora & Fauna (Av. Primavera 654, Surco).
-  Musical de títeres: hoy a las 3 p.m. en el Club Zonal Huáscar (Villa El Salvador).

TAGS RELACIONADOS