Módulos Temas Día

Más en Vida social

Fiestas Patrias: cinco destinos para conocer la historia de nuestra Independencia

Quedarse en Lima en estas Fiestas Patrias también es una opción. Aquí una guía con destinos dentro de la capital para celebrar los 197 años de nuestra independencia

Ruta patriótica

Seleccionamos destinos para una ruta patriótica por Fiestas Patrias. (Fotos: Archivo El Comercio/ Flickr)

Las Fiestas Patrias también pueden celebrarse sin salir de Lima. Para quienes planeen quedarse en la ciudad, presentamos algunos destinos cercanos donde repasar la historia de nuestra independencia. No hay excusas para no vivir el fervor patriótico.

1. La residencia de los libertadores
Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia. Plaza Bolívar, Pueblo Libre. Todos los días, de 8:45 a.m. a 5 p.m. (domingos hasta las 4 p.m.). Entrada general: S/10.

El museo más antiguo del país se ubica en un espacio contiguo al que en su momento fue la residencia de José de San Martín y Simón Bolívar (inmortalizados en la escultura mostrada). Desde ese lugar se despacharon las coordinaciones sobre la independencia y hoy se pueden encontrar varios ambientes en los que se explica dicho proceso. A unos metros del lugar también se ubica el restaurante Quinta Bolívar, donde estuvo la casa de Manuela Sáenz, heroína, precursora feminista y compañera de Bolívar.

2. Cantarle a la patria
Teatro Segura. Jr. Huancavelica 265, Cercado de Lima. Actualmente en remodelación.

Fue un domingo de setiembre de 1821, cuando comenzaba la primavera, que la soprano Rosa Merino (derecha) entonó por primera vez el himno nacional del Perú compuesto por Bernardo Alcedo y escrito por José de la Torre Ugarte. El “somos libres” retumbó en el entonces llamado Teatro Nacional de Lima. Hoy ocupa ese terreno el teatro Segura, erigido a inicios del siglo XX y convertido en uno de los íconos del Centro Histórico de la ciudad. Por estos días, su fachada luce cubierta por una gran malla verde y sus interiores vienen siendo intervenidos por obreros. Se trata de una muy postergada remodelación, pero que le devolverá a Lima (para octubre, según se proyecta) una de las joyas arquitectónicas e históricas que más merece.

3. Ícono de la lucha
Fortaleza del Real Felipe. Av. Sáenz Peña s/n, Plaza de la Independencia, Callao. De martes a domingo, de 9 a.m. a 4 p.m. Entrada general: S/10.

Levantado en el siglo XVIII, en este enclave militar han ocurrido tremendos capítulos históricos. Jugó un papel muy importante durante la independencia, con las fuerzas españolas resistiendo el embate de las escuadras libertadoras. Una vez tomada, San Martín bautizó a la fortaleza como Castillo de la Independencia. Luego volvió a manos españolas, fue recuperada, se convirtió en una prisión política, y durante la Guerra del Pacífico sufrió quizá sus más cruentos ataques. Actualmente, sin embargo, funciona como el museo oficial del Ejército del Perú con un propósito fundamentalmente turístico.

4. Gritos de libertad
Balcón de Huaura. Av. San Martín s/n, Plaza de Armas de Huaura. De lunes a domingo, de 8 a.m. a 5 p.m. Entrada general: S/2.

Cuando el Perú aún no era una república oficial, José de San Martín expresó su determinación con la primera proclamación de la independencia, ocurrida el 27 de noviembre de 1820 en Huaura (150 kilómetros al norte de Lima, donde asentó su cuartel general). Sucedió en el famoso balcón que se mantiene hasta hoy en la plaza de la ciudad, o al menos esa es la versión que más se conoce, aunque no existe un documento que acredite el hecho fidedignamente. Al año siguiente, el 28 de julio, la declaración oficial ocurriría en la Plaza de Armas de Lima. La famosa pintura de Juan Lepia ni (derecha) retrata el histórico momento.

5. Un bastión del conocimiento
Biblioteca Nacional del Perú. Av. Abancay cdra. 4, Cercado de Lima. De lunes a sábado, de 8 a.m. a 8 p.m. Ingreso libre.

Fue creada por un decreto de José de San Martín el mismo año de la independencia y comenzó con unos 10.000 libros, 700 de los cuales fueron donados por el propio libertador. Y, como cuna de la memoria, siempre ha sido blanco de sus enemigos. En 1823, por ejemplo, fue invadida por las tropas realistas y perdió buena parte de su colección. Cómo no olvidar, también, el ataque sufrido en 1881 por las fuerzas chilenas, lo que mermó irreparablemente gran parte de sus volúmenes. Desde la inauguración de la nueva Biblioteca Nacional en San Borja, en el 2006, el local de la avenida Abancay pasó a llamarse Gran Biblioteca Pública de Lima, pero sigue siendo una visita obligatoria.

BONUS: 
Paracas, el lugar del desembarco
Si dispone de un poco más tiempo y ganas para salir de la ciudad, a solo cuatro horas al sur de Lima está la ciudad de Paracas, otro destino emblemático de la campaña independentista. Allí fue donde la expedición libertadora de San Martín, conformada por unos 4.000 hombres, llegó desde Valparaíso. Ellos arribaron el 8 de setiembre de 1820 y posteriormente se instalaron en Pisco, donde comenzaron a recibir el respaldo de la población local. Allí también empezarían a hacer retroceder a las fuerzas realistas, primer paso para la ansiada libertad. Si usted quiere creer en las leyendas, también se dice que fue allí donde San Martín divisó entre sueños el vuelo de las parihuanas e imaginó la bandera rojiblanca del Perú. Porque los mitos son parte de nuestra historia.

Tags Relacionados:

Fiestas Patrias

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada