Módulos Temas Día

Más en Vida social

Magaly Moro: la popular consejera de 'Casos del Corazón' revela sus secretos

La columnista respondió algunas preguntas para El Comercio. Asegura que no es una invención colectiva, aunque prefiere el anonimato

Casos del corazón

Reconocida ilustración de la famosa columna, 'Casos del Corazón' (Foto: Diario Ojo)

Incrédulos antes los más extraños casos leídos a diario en su popular columna 'Casos del Corazón' –desde "Se fue a Rusia y me fue infiel", hasta "Mi novio tiene un audio"–, tratamos de contactar a la consejera Magaly Moro para hacerle una entrevista y que devele sus secretos. Pero en lo que parece una mezcla de profesionalismo y misterio, Moro insistió en no revelar su identidad y responder nuestras preguntas por correo electrónico.

Ella es, en la actualidad, la más consultada de las consejeras sentimentales de la prensa local, respondiendo cartas en el diario "Ojo" desde 1981. Una tradición que nació en los periódicos anglosajones (con las denominadas 'agony aunts') y que en Latinoamérica y el Perú han adquirido un tono muy local.

¿Cuántos años lleva contestando estas cartas y cómo fue que comenzó la aventura? ¿Es periodista o cuál es su especialidad?
Todos hemos experimentado el desamor o el amor en todo su esplendor. En ambas ocasiones, el ser humano necesita expresarse, ya sea para contar que está muy feliz y que acaba de conocer al amor de su vida o para llorar por una decepción. 'Casos de corazón' nació justamente en la redacción, luego de escuchar a una persona con el corazón roto. No diré si fue periodista o alguien del área de administración, pero fue entonces cuando di mi primer consejo sin imaginar que mis palabras serían certeras o al menos ayudarían a alguien. Poco a poco, en reuniones, cócteles e incluso en discotecas, noté que las personas siempre estaban deseosas de ser escuchadas y de recibir alguna orientación. Ese fue el inicio de esta sección que hoy cuenta con miles de lectores. Respecto a mi especialidad, prefiero mantenerla en el anonimato, así como mi identidad. Pero solo te diré que para hablar con el corazón y ayudar al prójimo no se necesita tener títulos académicos.

Aproximadamente, ¿cuántas cartas recibe diariamente?
Puede resultar gracioso lo que diré, pero depende de la temporada. En febrero, el mes del amor, el número de misivas incrementa. Lo mismo ocurre en diciembre, cuando celebramos la Navidad y el Año Nuevo. Estas fechas nos hacen más vulnerables a sufrir penas. Por ejemplo, en febrero las rupturas amorosas y la soltería duelen más. Y en diciembre, la soledad se siente más pesada, no solo en el plano amoroso, también en el familiar. He recibido cartas de personas con depresión porque viven lejos de sus familias o porque sienten que jamás encontrarán a su idóneo.

¿La gente le escribe también para agradecerle por el consejo? ¿Alguna vez ha mantenido un intercambio más largo con alguno(a)? ¿Podría mencionar algún caso "de éxito", de alguien que haya resuelto su problema?
Sí, he recibido muchos detalles por mis consejos; incluso, en algunas ocasiones, han llegado detalles a la redacción como rosas y chocolates. Se siente muy bien poder ayudar a las personas, pero lo que más deseo es que no perdamos la fe en el amor, aún en el peor escenario, como en el que estamos viviendo. No obstante, nunca he mantenido un intercambio más largo con algún remitente. Lo que sí ocurrió fue que una joven, Yulissa, me escribió que estaba enamorada de un youtuber conocido que se hace llamar Andynsane. Ella, como toda fan, estaba muy ilusionada. "Siento que mi deseo por él no es igual a otro que haya sentido antes. Ahora para mí es casi una religión tener que ver su rostro en esta plataforma digital", me escribió. Lo particular de esta caso es que Andynsane le respondió a través de su canal en YouTube diciéndole que la quería conocer. Luego, Yulissa me escribió agradeciéndome porque se dio cuenta de que no todo lo que vemos inalcanzable, realmente lo es. Fue un caso de éxito que me llenó de dicha.

Últimamente ha habido casos muy modernos y coyunturales: el de la pareja que busca a otros por Tinder, la mujer que habla en lenguaje inclusivo, o la heterocuriosa. ¿Han aumentado estos casos? ¿Son más desafiantes y especiales?
Los tiempos han cambiado de una forma vertiginosa y era de esperarse que los problemas de pareja también sufran variaciones. Más que desafiantes, este tipo de casos me resultan especiales. Como consejera, prácticamente, tengo que asumir estos roles. Confieso que son divertidos, amplían mi mente y no me resultan complicados, porque, aunque suene trillado, el lenguaje del amor es uno solo.

¿Ha habido algún caso particularmente extraño o anecdótico? ¿Podría contarme algunos?
Uy, son varios los casos extraños y anecdóticos que he recibido a lo largo de estos años. Justo por eso decidí publicar mi libro, un compilado con 43 casos del corazón. Entre ellos destacan "Perdí la cabeza por un stripper", "Debuté con el novio de mi rival", "Me entregué en una avioneta", "Me dejó por clon de Yahaira", "Me enamoró con una arepa", "Me quería solo por mi tesis", y la lista sigue.

¿Cómo resuelve los casos? ¿Con su experiencia personal?
Los años dan experiencia y soy una mujer madura que ha vivido de todo. No me malinterpreten, me refiero a que he recibido golpes de la vida de todo tipo. Partiendo de eso, me resulta más sencillo poder dar un consejo. Y no siempre lo hago desde mi experiencia personal, a veces solo necesitamos tener criterio o sentido común. Además, soy una persona que disfruta de escuchar a los demás, y son tantas las historias que me han contado que puedo recurrir a ellas cuando quiero consolar a alguien.

¿A quién recurre Magaly Moro cuando tiene ella misma un problema del corazón?
Soy muy sociable, por lo que afortunadamente siempre tengo muchos oídos que desean escucharme y también apoyarme emocionalmente. Ser consejera no significa que no pueda recibir sugerencias, críticas y hasta llamados de atención de la gente que me rodea. Obviamente, nadie sabe que soy la doctora Magaly Moro, y eso me encanta, me mantiene viva y con ilusión. Todos deberían experimentar el misterio, porque es la belleza de la vida.

¿Magaly Moro es su nombre real? ¿Por qué ha optado por el anonimato?
No te lo puedo decir. He optado por el anonimato porque la fama te hace perder libertad. La fama tiene un precio y muchas veces es invaluable.

Hay gente que piensa que todo es una invención colectiva y que las cartas son escritas por los periodistas del diario, ¿qué le diría a ellos?
Todo lo que sale publicado en 'Casos del Corazón' es real. Si has tenido la oportunidad de leer más de un caso, seguro te has sentido identificado con alguno. Como ya te respondí, diariamente llegan cartas de nuestros lectores contándome sus aventuras y desventuras en el amor, esa correspondencia es la fuente que nutre a la página. Muchos envían sus cartas por el correo convencional, incluso se toman la molestia de venir hasta las oficinas del diario a dejarme sus cartas escritas a puño y letra; otros, más conectados con la tecnología, me escriben al correo electrónico. Tú también puedes escribirme para contarme tu historia y verás que pronto sale publicada.

Tags Relacionados:

Magaly Moro

Casos del corazón

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada