Redacción EC

El culminó su entrenamiento con la Fuerza de Defensa Australiana y tuvo una emotiva despedida ante miles de personas que se dieron cita en la Ópera de Sidney.

El nieto de la reina de Inglaterra fue abrazado, aplaudido y vitoreado por personas de distintas edades que le desearon mucha suerte en el futuro.

Una de las mujeres presentes en el lugar llevó un cartel que decía "Harry cásate conmigo, es tu última oportunidad", causando gracia en el agasajado. Luego, esta joven besó al británico en los labios, causando sorpresa en los presentes.

En el mes de junio, Harry se despedirá del Ejército tras diez años de entrenamiento militar. Se supo que pasará el verano en África.

TAGS RELACIONADOS