Redacción EC

llegó a Lesoto para monitorear los avances que ha tenido Sentebale, la ONG que fundó en el 2006 para brindar ayuda a los niños desamparados de dicho país.

El hijo menor de la fallecida princesa Diana y el príncipe Carlos se mostró entusiasmado con la recepción que tuvo por parte de los pequeños que se han visto beneficiados con una iniciativa que aporta con recursos económicos y materiales para darles acceso a educación y salud.

"¡Vaya, pero qué recepción nos han dado! Hemos tenido a cerca de cuarenta niños muy enérgicos, usándonos como estructuras para trepar, jugando batallas de agua y riendo mucho!", relató el príncipe Harry, quien ya había manifestado antes su deseo por continuar con el trabajo solidario que realizó su madre en el continente africano.

El príncipe Harry también tuvo la oportunidad de visitar un centro que brinda ayuda a niños que luchan con el sida y el virus del VIH. Dijo sentirse afortunado por haber tenido la oportunidad de aprender con ellos.

"Normalmente, cuando visitamos Lesoto es tiempo de colegio y siempre nos perdemos la visita a Mamohato. Hoy 44 niños llegaron de diferentes partes de Lesoto para aprender sobre cómo es vivir con VIH. Estos niños nunca han tenido oportunidad de hablar sobre su enfermedad y ni imaginaban que había tantas personitas de su misma edad... Ha sido muy emocionante verlos interactuar los unos con los otros. Algunos muy parlanchines, otros un poco tímidos, pero todos con grandes sonrisas. Esto me confirma que esto que estamos haciendo aquí va a cambiar miles de vidas y, con algo de suerte, salvar a una generación", dijo el príncipe Harry.

TAGS RELACIONADOS