En un principio el árbitro señaló penal a favor de Brasil luego de una infracción de un defensor de Costa Rica contra Neymar. De pronto el sistema de videoarbitraje entró en acción y le permitió al juez del partido darse cuenta que el '10' había simulado una falta. (Foto: AFP)
En un principio el árbitro señaló penal a favor de Brasil luego de una infracción de un defensor de Costa Rica contra Neymar. De pronto el sistema de videoarbitraje entró en acción y le permitió al juez del partido darse cuenta que el '10' había simulado una falta. (Foto: AFP)
Redacción DT

author

redacciondt@comercio.com.pe

Durante el Mundial el sistema de videoarbitraje (VAR) sancionó varios penales de manera acertada. Pero en el encuentro entre y Costa Rica le anuló uno a . Y fue totalmente válida la determinación.


En principio, el árbitro del encuentro había sancionado la pena máxima por una supuesta falta de un defensor de Costa Rica sobre Neymar, quien terminó en el suelo.


A simple vista el futbolista de Costa Rica solo había tocado con su mano el pecho de Neymar. Al sentir ese mínimo contacto el crack de Brasil se dejó caer.


El silbante señaló penal, pero luego fue llamado por el monitoreo del VAR para revisar la jugada. Una vez que vio lo acontecido a través de las pantallas dio marcha atrás en su decisión.


Volvió al lugar de los hechos e invalidó el penal ante el asombro de Neymar, el desconcierto de los integrantes de Brasil y el júbilo de los futbolistas de Costa Rica.