Marco Quilca León

podría pasar a la historia como el Mundial de la revolución tecnológica. Desde la construcción de estadios “refrigerados” y una ciudad entera hasta el los sistemas que, en teoría, buscan ayudar a los árbitros. Pero también está en las predicciones. Sin el Pulpo Paul, la ciencia empezó a ganar terreno para pronosticar resultados lo más cercanos a la realidad posible.

LEE TAMBIÉN: Link, Portugal vs. Ghana en vivo: ver partido en directo por Mundial Qatar 2022

Perú, más allá de no estar presente en la justa mundialista, no es ajeno a la Copa del Mundo. Ienzo Duarte y Guillermo Byrne, dos economistas peruanos, crearon un modelo matemático hace 16 largos años, para Alemania 2006, que tiene, según sus cálculos, casi un 80% de eficacia; es decir, éxito.

“Nosotros sabemos que el fútbol no se va a predecir nunca al cien por ciento y justamente ahí está la magia de este deporte”, nos dice Ienzo, quien junto a su gran amigo, construyeron un excel infinito con las 272 plantillas desde 1990 hasta Qatar 2022. De Italia 90 a Rusia 2018 se jugaron 488 partidos, los cuales entraron en su análisis. Increíble queda corto.

“Lo que ha tenido un acierto bueno y muy bueno en la historia es decir quiénes son los 16 los que pasan a octavos de final. Es un 80% de acierto. Ese porcentaje es como acertar 13 de 16. Normalmente uno está en condición de acertar 10 de los 16 clasificados, pero esos tres más es lo que te da el modelo”, añade Ienzo.

Ienzo y Guillermo tomaron cinco variables -además de estudiar otras- para darle forma al modelo, las cuales son: 1) Valor competitivo del Equipo, 2) El desempeño colectivo, 3) El peso de la historia, 4) La influencia de la localía y 5) El “efecto del tercer partido”.

Justamente los primeros tres ítems, dentro de todo, dan como resultado que la selección brasileña, que es la que terminará celebran el próximo 18 de diciembre alzando se sexta Copa del Mundo.

LEE TAMBIÉN: Japón se inscribe en la nueva era

Brasil, campeón del mundo

El valor del equipo, según explica Duarte, es el valor competitivo del equipo. Es decir, qué tanto aporta cada jugador a la competitividad del plantel. Un ítem que es muy difícil de calcular y tiene que ver mucho el ojo analítico de ambos.

“Por ejemplo -señala-, en Brasil tienen a Neymar que juega en el París Saint Germain. Entonces, ¿el PSG cómo va en la Ligue 1? Si el equipo tiene el 90% de puntos, diremos que tiene un 90% de competitividad del peso de la liga francesa. Luego, ¿cómo le va en la Champions y las otras copas que disputa? El fondo del asunto es decir que mientras un jugador esté en una liga más competitiva, más fuerte estará en condiciones de aportar a la competitividad de su selección. Y, claro, mientras a su equipo le vaya bien”.

En la Canarinha, 22 de los 26 convocados por el técnico Tite para Qatar 2022 juegan en una de las cinco grandes ligas de Europa. Y la mayoría en clubes que disputan los primeros lugares en sus respectivos certámenes domésticos.

Tres equipos brasileños 🇧🇷 lideran la competitividad a nivel de clubes (al 10/11/22). La explicación está en: Sesgo en el ranking de ligas más fuertes, y Ligas y copas europeas en fases iniciales. (Foto: Ienzo Duarte)
Tres equipos brasileños 🇧🇷 lideran la competitividad a nivel de clubes (al 10/11/22). La explicación está en: Sesgo en el ranking de ligas más fuertes, y Ligas y copas europeas en fases iniciales. (Foto: Ienzo Duarte)

“Esta variable, que se construye para cada uno de los 830 jugadores que están en el Mundial, ha sido un problema en esta edición porque la temporada europea está recién comenzando. En cambio, antes se jugaba la Copa del Mundo finalizando todos los campeonatos”, señala Ienzo.

La segunda variable es el “desempeño colectivo” o “rating ELO”, que es un coeficiente creado para los ajedrecistas hace muchos años en el que se medía y te daba puntos en función del nivel de tu rival. “En el caso del fútbol, nosotros analizamos si un equipo está jugando de local o visitante, si es un torneo oficial o amistoso, la cantidad de goles que anotaste o recibiste. Es función de todo eso se calcula”, dice.

“Es un índice que ve qué tan bien colectivamente le va a una selección. Y en el último rating se muestra que la primera selección es Brasil y la segunda es Argentina. Va arrastrando la historia más reciente porque a medida que van teniendo mejores resultados, vas quedándote con esa parte. Te está mostrando qué tan bien juega colectivamente este plantel”.

La tercera variable es “el peso de la historia”. “Tiene que ver con la experiencia mundialista de las selecciones, ya que adquiriendo eso sabes cómo afrontar los diferentes tipos de partidos que se puedan presentar”, justifica Ienzo, quien plantea un ejemplo: “no es lo mismo cómo juega un partido de octavos o cuartos de final una selección como Francia o Brasil a cómo lo hará Canadá, que retornó a la justa mundialista después de 36 años, o el propio Qatar”.

CRÓNICA: Cuando la realidad supera la ficción: el triunfo de Japón sobre Alemania que predijeron los Supercampeones

“Ahí construimos un índice en función del desempeño de todos los mundiales dándole peso a los más cercanos porque no podemos medir lo mismo al Uruguay de 1930 y 1950 que al Francia de 2018. Alemania tiene una muy buena performance, más allá de Rusia 2018 y su derrota ante Japón, por lo que estaba primero en el ranking. Brasil es segundo y después viene Argentina”.

Luego de los análisis, las horas y horas delante de una laptop, Ienzo y Guillermo concluyeron que Brasil saldría campeón del mundo. El Scratch pasaría como primero de su grupo, derrotaría a Uruguay en octavos de final, a Alemania en cuartos y chocaría con Argentina en semifinales. Luego de vencer a la Albiceleste de Lionel Messi, enfrentaría a Francia en la gran final y se llevaría el triunfo, vengándose de la definición en Francia 98 que le dio a los galos su primer trofeo.

Este pronóstico acabaría con dos “maldiciones”. La primera es la del vigente campeón que no logra superar la fase de grupos, algo que le ha ocurrido a Italia en 2010 luego de campeonar en 2006, a España en 2014 y a Alemania en 2018. La segunda es la de los líderes del ranking que llegaron con la corona a un Mundial y nunca pudieron tocar la gloria.

Foto: Ienzo Duarte
Foto: Ienzo Duarte
ANÁLISIS: Arabia Saudita y Japón: ¿Por qué los asiáticos relegados en el ránking sorprendieron a los candidatos al título?

Los triunfos históricos de Arabia Saudita y Japón explicados

Qatar 2022 ha sorprendido al mundo con dos resultados inesperados: y . Los asiáticos dieron el batacazo en el arranque del certamen dejando a más de uno boquiabierto. Sin embargo, estas situaciones anómalas están contempladas en una de las variables del modelo estadístico.

El cuarto ítem es “la influencia de la localía”. “Es una variable que el modelo acepta muy bien porque en los antecedentes tenemos a Corea llegando a semifinales en 2002 año en el que organizaron juntos a Japón la Copa del Mundo. O a Rusia instalándose en cuartos de final en la edición pasada. De hecho, es normal que un anfitrión pase de ronda, aunque eso no sucedió en Sudáfrica 2010 y parece que no sucederá ahora en Qatar”, explica Ienzo.

Para los peruanos, la localía pesa y no solo por la hinchada y el entusiasmo que genera que tu país sea el centro del mundo por un mes, sino también por temas externos como el clima. “En Sudáfrica había un debate acerca de si era una ventaja solo para los anfitriones o para los africanos en general. Y Ghana terminó llegando a cuartos de final. Es evidente que hay un peso del local y el modelo así lo recoge”.

Así le fue a los localesAñoEtapaQuié le ganó
Uruguay1930Campeón
Italia1934Campeón
Francia1938Cuartos de finalEl campeón
Brasil1950Finalista
Suiza1954Cuartos de final
Suecia1958Finalista
Chile1962Semifinal
Inglaterra1966Campeón
México1970Cuartos de finalEl finalista
Alemania1974Campeón
Argentina1978Campeón
España1982Cuartos de finalEl finalista
México1986Cuartos de finalEl finalista
Italia1990Semifinal
Estados Unidos1994Octavos de finalEl campeón
Francia1998Campeón
Corea
Japón
2002
2002
Semifinal
Octavos de final
El semifinalista
Alemania2006Semifinal
Sudáfrica2010Fase de grupos
Brasil2014Semifinal
Rusia2018Cuartos de finalEl finalista
Datos: Ienzo Duarte
TAMBIÉN PUEDES LEER: Alemania tapándose la boca y el brazalete de Neuer: ¿Por qué sus gestos dan la vuelta al mundo?

Pero eso quizá a Ienzo no le sorprendió tanto que Arabia Saudita y Japón, dos países asiáticos acostumbrados un poco a cómo jugar en Qatar, dieran el golpe en la primera fecha y derrotaran a Argentina y Alemania, dos candidatos al título.

La última variable es la del efecto del “tercer partido”. ¿A qué se refiere? “A que hay ocasiones en la que una selección llega a la última fecha clasificada en el primer puesto, entonces suele darle descanso a algunos titulares por lo que se suelen dar resultados raros, por así decirlo. En 2014, Francia ya se había clasificado en la segunda fecha y en el último partido terminó empatando sin goles contra Ecuador”.

El Mundial Qatar 2022 continúa su marcha y Ienzo y Guillermo están disfrutando del torneo más esperado por todos, pero a su vez actualizan a cada instante el modelo estadístico. Una obra de arte tecnológica en medio de un certamen que también es una obra.


Revisa en este hilo de Twitter de Ienzo Duarte la explicación a su modelo estadístico:


----

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más