se mantiene en lo suyo. Con la fortaleza que la ha caracterizado, el elenco local igualó 2-2 el duelo ante Croacia en los cuartos de final de


Rusia fue en busca del empate apoyado por su gente, que no dejó de alentar y lo encontró en el minuto 115 de juego gracias a un cabezazo de Mario Fernandes.

Mario Fernandes conectó en el corazón del área un centro de Smolov tras ganarle en el salto a Mandzukic. El defensor cabeceó si marca y dejó sin chances al portero Subasik.


Rusia no dejó de intentar pese a que Croacia marcó 2-1 en el minuto 101 de juego a través de un cabezazo de Vida.

El público ruso estalló de alegría ya que forzaron la definición por penales ante una complicada Croacia.