"El destino se la agarró con Fernandinho", por Arturo León

Fernandinho, uno de los dos jugadores que estuvo en el 7-1 de Alemania en Brasil 2014, fue autor del autogol que le dio a Bélgica el 1-0. En el 2-0 fue incapaz de detener a Lukaku.

"El destino se la agarró con Fernandinho", por Arturo León

"El destino se la agarró con Fernandinho", por Arturo León. (Foto: AFP)

Fernandinho patea el poste derecho de Allison. Han pasado 15 minutos del segundo tiempo y acaba de perder una pelota que por poco terminar en el 3-0 de Bélgica. La está pasando muy mal el volante del Manchester City. Todos se le cuelan: Hazard, Lukaku, De Bruyne. Es un jugador rápido, con músculo, pero hoy está nublado. Le ganan en cuerpo, en velocidad, en las divididas. No está fino en los pases y encima una pelota le golpea en la espalda y se convierte en el 1-0 de Bélgica. Fernandinho se quiere morir. En la tribuna piden a Marquinhos, el central del PSG que puede ser reconvertido a mediocentro. Tite no cede, aunque el equipo lo necesita. Fernandinho está totalmente solo en esta batalla. Coutinho no regresa, Neymar menos. Paulinho se ha lanzado al ataque. Sabe de su buena capacidad en el área.

En realidad él no debería estar ahí, de volante central titular de Brasil. Casemiro –suspendido- es el amo y señor de la posición. Para tirarse, anticipar y hacer faltas tácticas Casemiro es el mejor. Le dio una solidez notable al Real Madrid de Zidane y también a Brasil. Sin él, el ‘17’ de Brasil es el único con las características necesarias para reemplazarlo. De hecho, tiene todo para hacerlo. Juega en la misma posición –y en el Manchester City de Guardiola-, tiene velocidad, pase y fuerza para marcar. ¿Por qué no lo hizo bien? Es el destino, pienso. Mal jugador no es. 

Como en toda competencia futbolística de primer nivel, los onces oficiales se conocen siempre una hora antes de los partidos. Pero en el caso de Brasil ya se sabía que los dos únicos cambios de Tite serían Marcelo –recuperado de molestias musculares- y Fernadinho por el suspendido Casemiro. Precisamente los dos son los únicos titulares que jugaron en el 7-1 de Alemania. Con el detalle de que la actuación de Fernandinho fue más desastrosa que la del lateral izquierdo. La ola de tuits, pedidos y reclamos comenzaron muchas horas antes. “Fernandinho no, por favor”. El contención fue trending topic en la previa, durante y después del juego contra Bélgica. 

En la corrida de Lukaku para el 2-0 de De Bruyne, el volante de Brasil queda clavado como estaca. Pobre. La verdad es que Romelu hizo una jugada espectacular que nadie pudo frenar pero todos señalan al 17. En teoría es el encargado de cortar esas jugadas. Casemiro la hacía, tuitean los hinchas. En ese momento su actuación tomó otra trascendencia: ya no solo evocó los recuerdos de lo que pasó en el llamado ‘Mineirazo’, sino también en la eliminatoria contra Holanda en Sudáfrica 2010. Felipe y Melo fueron las otras dos palabras que ‘trendearon’ en Twitter. Sí, aquel volante de primera línea que anotó un autogol contra los naranjas y luego fue expulsado por un pisotón brutal. Fernandinho estuvo lejos de hacer lo último, pero no importa. Siempre, en las derrotas, se señala a un culpable. Le tocó a Fernandinho. El destino se la agarró con él.

DT Mundialistas

Leer comentarios ()

IrMundial 2018