Francia vs Croacia: los balcánicos y sus razones para soñar con ganar el Mundial

Croacia enfrentará este domingo a Francia en la gran final de la Copa del Mundo. Modric y sus compañeros quieren ganar por primera vez un Mundial y tienen motivos suficientes para pensarlo

Francia vs Croacia: los balcánicos y sus razones para soñar con ganar el Mundial. (Foto: AFP)

Francia vs Croacia: los balcánicos y sus razones para soñar con ganar el Mundial. (Foto: AFP)

Por Marco Quilca
@MarcoQuilca_06

Cuando Cuneyt Cakir sonó su silbato dando por finalizado el partido entre Croacia e Inglaterra, los jugadores balcánicos no supieron bien qué hacer. Algunos, como el defensor Sime Vrsaljko y el técnico Zlatko Dalic lloraban mientras se abrazaban en el césped del Estadio Luzhniki. Otros, como Mario Mandzukic, se olvidaban de los dolores o el cansancio de jugar por tercera vez un tiempo suplementario en diez días y festejaban. No era para menos. Los balcánicos lograron la más grande hazaña en la historia de su país: acceder por primera vez a la final de una Copa del Mundo.

Esta selección superó, incluso, al equipo comandado por el mítico Davor Suker que logró el tercer puesto en el Mundial Francia 98. Pero esto aún no acaba. Modric y compañía tienen motivos suficientes para soñar con levantar ese pequeño trofeo bañado de oro de seis kilos que representa el escalón más alto al que una selección puede llegar, como tocar el cielo con las manos.

Equipo equilibrado

Uno de los factores del éxito de Croacia ha sido tener un equipo equilibrado en todas sus líneas y la concentración al máximo. El hombre clave es Marcelo Brozovic. El volante del Inter de Italia es la conexión entre la defensa y Luka Modric o Iván Rakitic, quienes se paran unos metros delante de él. El mediocampista ha recuperado 19 balones en los cinco partidos que disputó.

Solidaridad

En cada foto en conjunto que cuelgan en sus redes sociales, el mensaje es que son una familia. Lo han demostrado en los más de 50 días que llevan juntos. Y eso en el campo se ve reflejado. En cada balón disputado, ningún jugador de Croacia duda en dar una mano o esforzarse por el compañero. Por ello, no sorprende que Mario Mandzukic (54, 8 km), Ante Rebic (50,3 km) e Ivan Perisic (62, 4 km) son los que más han corrido en el Mundial.

Amplitud en el juego

En el último partido el mejor jugador fue Perisic. El extremo por izquierda es, también, uno de los más destacados de Croacia en el certamen. Con el volante del Inter y Rebic, por la derecha, los de Dalic suelen atacar por las bandas. Eso, justamente, es una de las dolencias que padece Francia. Mbappé y Matuidi generalmente no hacen el recorrido y los laterales quedan desprotegidos.

Reducción de espacios

Las fortalezas de Francia en el torneo han sido el orden defensivo y los contragolpes certeros. Lo demostró ante Argentina, Uruguay y Bélgica. Sin embargo, el único equipo que le planteó un esquema defensivo fue Australia en el primer partido en Rusia. A pesar de la victoria, el elenco ‘galo’ fue muy criticado por su baja creatividad para romper el muro australiano.


Dalic: “Modric se merece el Balón de Oro”


Croacia no es un elenco que juegue al contragolpe, pero su orden táctico puede quitarle espacios Kilyan Mbappé y Antoine Griezmann, quienes son los más peligrosos. Sin el movimiento de ambos, los de Deschamps sufren a la hora de construir jugadas que generen peligro en el arco rival.

Para tener en cuenta

Más allá de las estrategias, el fútbol nos entrega curiosidad que hay que tomar en cuenta y que pueden respaldar una posible victoria croata. La historia nos dice que después de la Segunda Guerra Mundial, cada 20 años hay un campeón inédito. Todo empezó con Brasil ganando por primera vez una Copa del Mundo en 1958. Luego Argentina en 1978 y Francia en 

Otra curiosidad es que la última y única vez que un equipo con peor posición en el ranking –desde la creación de la misma en 1993- que llegó a la final campeonó. Fue Francia en 1998. En aquella oportunidad estaba en el puesto 18 de la clasificación. Ahora, Croacia se ubica en el vigésimo lugar.

Por último, está el mal recuerdo de los franceses siendo dirigidos por un árbitro argentino en una final del Mundo. En el 2006, los ‘galos’ disputaron su último encuentro ante Italia y el juez elegido fue Horacio Elizondo, recordado por expulsar a Zinedine Zidane tras un cabezazo a Marco Materazzi. En ese año, los italianos se coronaron campeones. Este domingo el que imparta justicia será Néstor Pitana.

DT Mundialistas

Leer comentarios ()

IrMundial 2018