Módulos Tomas de Canal

"El hambre de Paolo", por Arturo León

La historia de Perú en los mundiales indica que solo un ‘9’ tuvo la posibilidad de anotar. Fue hace 36 años, cuando Guillermo La Rosa convirtió ante Polonia

"El hambre de Paolo", por Arturo León. (Foto: AFP)

"El hambre de Paolo", por Arturo León. (Foto: AFP)

Con la P de Perú y la G de gol. Así es el nombre de Paolo Guerrero. El ‘9’ de la selección ha hecho honor a sus iniciales desde el 2004, cuando marcó un tanto a Chile en Eliminatorias. De ahí en adelante no paró hasta convertirse en el goleador histórico. Su exitosa carrera no podía terminar sin un Mundial. Vaya que lo sufrió para conseguirlo. Creo que en esto todos estamos de acuerdo: si tenemos que elegir al futbolista peruano que más se merecía ir a la Copa del Mundo, ese es Paolo.

Los colores de la selección de Francia están en la mente de Guerrero desde que se pitó el final del Perú vs. Dinamarca. En la zona mixta solo habló eso. Y ayer, en el primer entrenamiento pospartido del equipo de Gareca, los ojos de Paolo nos dicen que tiene hambre. Hambre por anotar un gol a Lloris. Las ganas que tiene por estar ya en Ekaterimburgo y pisar el estadio son únicas. Marcó un tanto en el partido de práctica y entrenó su definición de la mano de Nolberto Solano. Creo que él lo sabe y Gareca también. La forma en la que entró contra los daneses fue superlativa.

Si al principio no lo creíamos, mucho menos ahora. No sería lógico que vuelva a ser suplente. Hace 36 años que no tenemos un definidor como él. La única y última vez que un delantero centro anotó en un Mundial para Perú fue Guillermo La Rosa en España 82. Ante Polonia, que nos goleó 5-1. Antes fueron Cubillas, Gallardo, Panadero, Chumpitaz, Chale y De Souza Ferreyra los que nos hicieron gritar un gol de Perú en mundiales. Ninguno de ellos fue ‘9’. Ni ‘Perico’ León pudo hacerlo en el 70.

—Las armas—

Ya sabemos que Guerrero no solo es goleador. Es un experto para recibir de espaldas. De hecho, lo primero que hizo contra Dinamarca fue eso. La bajó de pecho y tocó con Cueva. Sus recursos en el área son variados, hasta de taco. Que su nombre sea conocido en todo el mundo genera mayor cuidado en los defensas. Eso le permite arrastrar marca y abrir espacios.

De todas formas, sería injusto lanzarle una mochila llena de responsabilidad. Flores tiene que volver a ser el zurdo goleador. Cueva puede animarse a pegarle más de afuera y Carrillo ser un poco más seguro con los pases. La selección tiene excelentes circuitos de juego. Saben dónde están de memoria, tocan en primera y saben marear a los defensas. Solo falta ese remate final. Eficacia, como dice Gareca. Si llegamos seis veces, como ante Schmeichel, tenemos que meter una.


Rusia 2018: Edison Flores: "Guerrero es fundamental para el país"


La clave está en pasar rápido la página y parece que ya se hizo. De otra forma no hubiéramos visto a Cueva tan enchufado en el segundo tiempo ante los daneses y hablar sin problemas con los periodistas que estuvimos en Saransk. Solano fue contundente: “No hay tiempo que perder. Ya cambiamos el chip”. Los colores de Francia están, además, en la cabeza de Paolo. Un delantero histórico cuyo nombre se escribe con las palabras más preciadas. Perú y gol.

DT Mundialistas


Leer comentarios ()

IrMundial 2018