Lionel Messi en el partido contra Haití. (Foto: AP)
Lionel Messi en el partido contra Haití. (Foto: AP)
Redacción EC

El entrenador de la selección de Islandia en , Heimir Hallgrímsson, recibió La Nación, en el palco del Laugardalsvöllur. Llega con una manzana en la mano y pregunta si molesta que la coma durante la entrevista. Nunca deja de mirar a los ojos, es amable en la distancia y se toma siempre unos segundos para meditar cada respuesta. No vio la película francesa Amelie, sin embargo, tiene el mismo ritual que su protagonista, Audrey Tautou: le pide una foto al periodista después de cada entrevista. "Me gusta recordar con quien hablé", resuelve.

¿Su vida cambió mucho después de la Eurocopa de 2016?

-He estado más ocupado. Hubo mucha atención sobre nosotros antes y después de la Euro. Crecimos mucho, nos volvimos más profesionales y ahora somos más personas en el staff.

Helmir Hallgrímson: "la Argentina es la favorita para ganar el grupo, solo por razones individuales. Y si juegan bien, deberían ganar fácil".
Helmir Hallgrímson: "la Argentina es la favorita para ganar el grupo, solo por razones individuales. Y si juegan bien, deberían ganar fácil".

-Entiendo que eso es bueno.

-No queremos agrandarlo demasiado, iría en contra de nuestra idiosincrasia, de nuestra manera de tomarnos el trabajo. Una de nuestras fortalezas es que cada persona trabaje mucho. Ese es el verdadero valor. Si hay mucha gente para hacer una misma tarea, habrá algunos que no tengan mucho que hacer.

-¿Esa cultura la hereda de su paso por las categorías juveniles?

-No, lo hago porque creo que tiene que ser así. Pero para mí como persona y como entrenador fue algo fantástico trabajar en las inferiores. Es una manera diferente de pensar, tienes que desarrollar la técnica y las fortalezas mentales de los jugadores.

-Antes de tomar la selección, también pasó por el fútbol femenino ¿Podría explicar, si es que existen, las diferencias?

-Sí que existen. En las juveniles sos un educador. Y cuando entrenas a un equipo de alto nivel, el reto más grande es que todos estén felices, que puedan rendir al máximo. Ese es el rol de un seleccionador porque no puedes mejorar mucho la técnica ni el estado físico de un futbolista. Entrenar a mujeres tiene un lado más psicológico. Tienes que hablarles diferente.

-¿Tiene algún ejemplo?

-Sí, ellas escuchan más, prestan más atención. Y eso hace que tengas que tener más cuidado. Los hombres van y juegan, sin importarles lo que les dijiste. Pero la mujeres, son más sensitivas. Por ejemplo, si yo critico algo en el vestuario la mujer piensa: "Seguro que está hablando de mí". El hombre, en cambio: "Seguro que habla de otro".

-Entonces, usted es psicólogo, entrenador y dentista.

-Hace tiempo que no voy a la clínica. Creo que la última vez que fui fue hace dos meses. Es mía, así que mi idea es volver en algún momento.

-¿Tiene la explicación de la gesta que consiguió Islandia?

-Conocemos nuestros sistemas, que pueden ser 4-3-2-1, 4-1-4-1 o 4-4-1-1, y nos funcionan. Cuando dejen de funcionarnos los cambiaremos. Nos sentimos cómodos defendiendo. Las estadísticas dicen que si jugamos contra Argentina, o un equipo de esas características, vamos a tener la pelota un 30 o 35 por ciento del tiempo. No nos importa. Mientras que otros crecen en confianza cuando atacan, nosotros lo hacemos cuando defendemos. Cuando el rival tiene dificultades para entrarnos, crecemos como equipo.

-¿Es más fácil defender que atacar?

-Si defiendes el 65% del tiempo tienes que estar organizado, tienes que estar concentrado y ser disciplinado. Esa es nuestra identidad. Si no tuviésemos estas cualidades, no funcionaríamos como equipo.

-¿No es aburrido para el futbolista jugar sin la pelota?

-En Argentina se vive totalmente diferente a Islandia. El Barcelona hace lo que hace porque tiene a los mejores jugadores del mundo, los más talentosos. Sin decirles nada, ellos van a tener la pelota. Si nosotros queremos ganar, tenemos que aceptar que no vamos a tener la pelota. Por eso nunca hablamos de que un partido puede ser aburrido. No es aburrido para nosotros jugar contra Argentina, no es aburrido ir a Rusia.

-Si va a un parque en España va a ver a chicos pasándose la pelota; en un colegio en Uruguay verá a buenos delanteros y buenos defensores, y en una playa de Brasil observará a niños haciendo malabares con la pelota ¿Qué nos encontramos en una plaza de Reikiavik?

-Chicos que se esforzarán mucho por ganar. No lo harán con técnica, pero lo harán luchando. Siempre juntos, siempre como equipo.

-¿Lo mismo que en su selección?

-Eso es lo que espero. Si trabajamos juntos, le podemos ganar a cualquier equipo en el mundo. Hay que ser consciente de dónde estás. Si entrenas al Barcelona puedes darle la libertad a los jugadores para que se puedan expresar con la pelota. En Islandia, si le dejas hacer lo que quiera a cada futbolista nunca ganaríamos un partido.

-¿Es una ventaja o una desventaja no conocer el verdadero potencial de la selección de Jorge Sampaoli?

-Argentina es la favorita para ganar el grupo, solo por razones individuales. Y si juegan bien, deberían ganar fácil. Pero la pregunta es: ¿podrán alcanzar su mejor versión en el debut? ¿o necesitaran de tres o cuatro partidos para hacerlo? Nosotros solo tenemos que pensar en nosotros, si jugamos el mejor partido que podemos, tenemos una oportunidad. Pero, ante Argentina, está la posibilidad de perder, incluso si jugamos muy bien.

-¿Existe el plan para frenar a Messi?

-Seguramente hay un montón de entrenadores que ya pensaron en cómo frenar a Messi ¿Lo han logrado? ¿Fue porque Messi no jugó bien o porque había un entrenador inteligente en el otro equipo? Tenemos nuestro sistema defensivo, quizá funciona, quizá no. De lo que sí estoy seguro es de que no le haría una marca personal. Nunca le pediría eso a un jugador. Es ponerle un reto que es imposible para un jugador. Tenemos que hacerlo todos juntos, como hacemos todo. Defender como una unidad.

-¿Le sigue sorprendiendo?

-Es uno de los fenómenos, uno de esos dos o tres jugadores de la historia del fútbol que puede hacer magia con la pelota. Es esa clase de futbolista, como Pelé o Maradona, que no necesitan de un equipo para ganar un partido. El mundo te los regala para que los disfrutemos. A mí, lo que me sorprende de él es su consistencia. Nunca se lesiona, nunca está cansado, siempre juega los 90 minutos, siempre es el mejor. Es algo muy extraño.

-¿Encuentra alguna explicación?

-Creo que es muy inteligente, por eso se ha mantenido tanto tiempo en lo más alto. No lo sé, pero lo más probable es que tenga una vida muy sana, mentalmente y físicamente.

-¿A Croacia sí que la conoce bien [compartieron grupo en las eliminatorias de los últimos dos mundiales]?

-Tienen grandes individuales y además es también un gran equipo. La gente en Croacia es competitiva, cuando necesitan ganar, normalmente dan un paso adelante. Probablemente tengan uno de los mejores medio campos del mundo. Pero, sabemos que le podemos ganar. Ya lo hicimos.

-¿Nigeria es el partido a ganar?

-No, es impresionante ver a Nigeria. Quizás ya no tienen los jugadores de renombre del pasado, pero poseen un equipo muy fuerte, con un buen entrenador alemán, que parece haberlos organizado.

(La Nación)

LEE TAMBIÉN...