Igor Akinfeev se transformó en el héroe de Rusia después de atajar dos penales claves a España en la llave de octavos de final del Mundial 2018. (Foto: AFP)
Igor Akinfeev se transformó en el héroe de Rusia después de atajar dos penales claves a España en la llave de octavos de final del Mundial 2018. (Foto: AFP)
Agencia Reuters

Agencia de noticias

Igor Akinfeev, guardameta de que atajó dos penales ante España para llevar a su equipo a los cuartos de final del , dijo que no ha estado practicando tiros desde los 12 pasos con sus compañeros durante el torneo.

El '1' de Rusia desvió los remates de Koke y de Iago Aspas para que Rusia superara 4-3 a la 'Roja' tras el 1-1 en los 120 minutos reglamentarios.

"Definitivamente no habíamos entrenado (penales)", dijo Igor Akinfeev a varios periodistas en la base del equipo en las afueras de Moscú.


El arquero sostuvo que el equipo esperaba vencer a España en el tiempo reglamentario y no tener que recurrir a los tiros desde los 11 metros.


El triunfo, que desencadenó celebraciones en todo el país, dejó a Rusia entre los ocho mejores del torneo por primera vez desde 1970. En esa instancia, el local jugará ante Croacia, que pasó a cuartos tras superar a Dinamarca en la definición por penales.


La victoria de Rusia sobre los campeones mundiales de 2010 ha aumentado la confianza en el equipo -el de peor ranking FIFA entre los 32 participantes del Mundial 2018-, y despertado el apetito de los anfitriones por más éxitos.


"No es ningún secreto que cada victoria aumenta la confianza", dijo el mediocampista Yuri Gazinsky. "Especialmente la victoria sobre España. Creo que el país creyó en nosotros y tal vez muchos tenían dudas antes del partido con España".