Rusia volvió a decepcionar. Esta vez igualó en condición de local ante una luchadora Turquía. A pocos días del inicio del Mundial, el anfitrión deja serias dudas. (Foto: EFE)
Rusia volvió a decepcionar. Esta vez igualó en condición de local ante una luchadora Turquía. A pocos días del inicio del Mundial, el anfitrión deja serias dudas. (Foto: EFE)
Agencia AP

Agencia de noticias

Rusia no pudo con Turquía en un amistoso que terminó con empate a un gol, que dejó en evidencia todas las debilidades de la anfitriona del Mundial a nueve días del partido inaugural en el que los rusos se medirán a Arabia Saudí.


El partido ante una Turquía que no jugará el Mundial deja a los pupilos de Cherchésov con muchas dudas, y a la afición rusa sumida en el pesimismo tras comprobar que los suyos tropiezan una y otra vez en los mismos errores.


Como tantas veces, el conjunto ruso deambuló demasiados minutos perdido en el campo, cometió errores de bulto en defensa, y sobre todo, exhibió su crónico desacierto ante la portería.


Pasada la media hora de partido, la cara de Cherchésov lo decía todo: mucha lucha estéril en el medio campo, y ningún tiro a puerta, por no decir entre los tres palos.


Y entonces llegó el gol de los rusos, en su único disparo a puerta de todo el partido. La defensa turca cedió a la presión de los anfitriones al borde del área chica. Dzagoev se hizo con el balón y lo entregó a Samedov. El de Spartak de Moscú no falló al primer toque, maquillando el triste juego de Rusia.


Tuvo suerte el equipo local, acertando con el único disparo entre los tres partes palos de todo el partido.


Tampoco los de Lucescu estuvieron finos durante la primera parte, que terminaron la contienda con sólo dos tiros al marco defendido por Akinféev.


En uno de ellos lograron empatar el partido, tras un fallo imperdonable en el centro del campo ruso, que permitió al turco Malli recibir un pase de su portero y dejar atrás a toda la defensa anfitriona, demasiado adelantada.


El jugador del Wolfsburg alemán se internó en zona rival en una gran galopada y fusiló al arquero ruso desde los 22 metros.


Mucho tendrá que cambiar para que la selección local del torneo supere a la Egipto de Salah en una teórica pugna por el segundo puesto del Grupo A, en el que Uruguay es la indiscutible favorita, y Arabia Saudí una perfecta desconocida de la que nadie espera mucho.

Fuente: EFE


MINUTO A MINUTO:


LA PREVIA


Sin un triunfo en sus últimos seis juegos amistosos, Rusia podría tener problemas para marcar en sus duelos del Grupo A contra Arabia Saudí, Egipto y Uruguay. Avanzar de la fase de grupos sería considerado por muchos como un éxito para Rusia, que el miércoles cayó 1-0 ante Austria y tiene un último duelo amistoso el martes en casa contra Turquía.

El técnico Stanislav Cherchesov juega con línea de tres defensores desde que asumió el cargo en 2016, pero cambió a una base de cuatro en el fondo durante la derrota del miércoles contra Austria.

El defensa central de 38 años Serge Ignashevich será uno de los jugadores de mayor edad en el Mundial, luego de dejar el retiro como seleccionado para participar en su último torneo. De igual forma es siete años menor que el portero egipcio Essam el-Handary, quien puede convertirse en el jugador más viejo en participar en una Copa del Mundo.


Perfil de Rusia, el anfitrión de la Copa del Mundo


El arquero Igor Akinfeev será el capitán y uno de los cuatro jugadores que participó con el conjunto ruso que alcanzó las semifinales de la Euro 2008. Los otros son Gabulov, Ignashevich y el lateral izquierdo Yuri Zhirkov.

Rusia no ha avanzado de la fase de grupos en ningún certamen desde 2008.

Rusia se mide a Arabia Saudí en el primer encuentro del torneo el 14 de junio en el estadio Luzhiniki de Moscú.

AP