Módulos Temas Día

Más en Actualidad

Unas 35.000 morsas son varadas en Alaska por falta de hielo

Según los científicos, el fenómeno se debe a que el cambio climático está acelerando el deshielo del Ártico

Fotos tomadas por los científicos de la Oficina Nacional de Administración Océanica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos muestran a más de 35.000 morsas que terminaron varadas cerca de la aldea de Point Lay, en el mar de Chukchi, en el noroeste de Alaska.

El suceso empezó a ocurrir el sábado y, según las autoridades, se debe al deshielo del Ártico en las aguas del Pacífico, por lo que a estos animales les es cada vez más difícil encontrar un lugar para descansar.

Foto: Reuters

"Un informe del vuelo 240 de reconocimiento aéreo de los mamíferos marinos del Ártico, dirigido por el Laboratorio Nacional de Mamíferos Marinos, mostró la desaparición del hielo el sábado, y en el lugar aparecieron 35.000 morsas en la playa cerca de Point Lay, incluyendo 36 que estaban muertas", informó la cadena CNN en su portal de Internet.

Cuatro días antes, los investigadores habían avistado a solo 1.500 morsas varadas en el mismo lugar.

Un comunicado de la NOAA del 2013 llama a las grandes congregaciones en tierra de morsas como un fenómeno relativamente nuevo. El año pasado, un estudio del NOAA contó unas 10,000 morsas en la playa, cerca de Point Lay.

En el 2011, unas 30.000 llegaron a tierra. Los grandes movimientos fueron notados por primera vez en el 2007, dijo la NOAA.

"La concentración masiva de morsas en tierra —cuando deberían estar diseminadas ampliamente en aguas cubiertas de hielo— es solo un ejemplo de los impactos del cambio climático sobre la distribución de las especies marinas en el Ártico", dijo en un comunicado Margaret Williams, directora del programa del Ártico para el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Point Lay, cerca de donde las morsas se reunieron, se encuentra en la costa del Océano Ártico justo por encima del mar de Bering. 

La capa de hielo del Ártico registró este verano boreal su sexto nivel más bajo en 36 años, con 5,02 millones de kilómetros cuadrados, informó la semana pasada el Centro Nacional de la Nieve y el Hielo de Estados Unidos.

Esta superficie, la sexta menor desde que los satélites espaciales comenzaron el seguimiento en 1979, dista no obstante del récord del 2012, cuando se registró el mínimo de 3,41 millones de kilómetros cuadrados. 

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías