Más de 400 ballenas quedaron varadas en costas de Nueva Zelanda
Más de 400 ballenas quedaron varadas en costas de Nueva Zelanda

Más de 400 encallaron en una playa de y la mayoría murió a pesar de los esfuerzos por salvar a las sobrevivientes, indicó el ministerio de Medio Ambiente.

Andrew Lamason, portavoz del departamento, dijo que se trata de una de las muertes de ballenas encalladas más importantes registradas en Nueva Zelanda, donde el fenómeno es relativamente frecuente.

Lamason precisó que 416 ballenas piloto encallaron por la noche en Farewell Spit en la región de Golden Bay, en la extremidad norte de South Island.

Dijo que un 70% había perecido y que las perspectivas de rescate para intentar devolver a alta mar a las restantes no eran muy optimistas.

"Con esta cantidad de ejemplares muertos, hay que asumir que las demás se encuentran en mal estado", explicó el responsable a Radio Nueva Zelanda. "Por esa razón nos preparamos para lo peor".

Las ballenas piloto, también conocidas como calderones, llegan a medir hasta seis metros de largo y son la especie más común en Nueva Zelanda.

En Farewell Spit, situada a unos 150 kilometres al oeste de la ciudad turística de Nelson, hubo al menos nueve fenómenos masivos de ballenas encalladas en la última década, siendo esta última la más importante. 

Según el experto, no existe explicación científica clara a ese comportamiento, siendo la causa probable la geografía submarina del lugar.

"Si alguien se propusiese diseñar un lugar para atrapar ballenas, Golden Bay sería probablemente el diseño ideal", comenta. Frente a Farewell Spit existe una gran cantidad de arena en forma de gancho y las aguas son poco profundas: una vez que las ballenas entraron, es difícil que puedan volver a salir".

_______

Voluntarios

Los voluntarios formaronuna cadena humana en la playa de Nueva Zelanda en un intento desesperado por salvar a las ballenas.

Los cadáveres de ballenas adultas y de bebés estaban esparcidos a lo largo de cientos de metros, en algunas partes con tres o cuatro de ellas amontonadas hacia el interior del mar.

Voluntarios con trajes de neopreno y baldes en mano trabajaban para mantener con vida a las sobrevivientes, varadas en un área que al perecer confunde a las ballenas y ha sido escenario de varios encallamientos masivos.

Kath Inwood, agente comunitaria del Departamento de Conservación, señaló que aproximadamente 300 voluntarios habían llegado a la playa para apoyar a los trabajadores de la agencia.

Ellos han reflotado a algunas de las ballenas al llegar la marea alta, señaló Inwood, y formaron una cadena para tratar de evitar que nadaran a la orilla nuevamente. Otras permanecían vivas, pero encalladas.

"Puede ser realmente bastante angustiante ver tantas ballenas muertas", comentó la agente. "La gente tiene que ser fuerte y manejar eso y luego continuar con lo que se necesita hacer".

Agregó que los voluntarios estaban manteniendo a las ballenas sobrevivientes húmedas y frías colocándoles mantas encima y mojándolas con baldes llenos de agua.

La marea alta permitió a los voluntarios su única oportunidad del día para ayudar a algunas ballenas. Si los animales encallaran nuevamente, los voluntarios tendrían que esperar hasta la siguiente marea alta el sábado.

Inwood dijo que la mayoría de los años ocurren encallamientos de ballenas en Farewell Spit, pero que la magnitud del de esta ocasión ha sido impactante. Señaló que agricultores y otros residentes locales estaban ayudando y que también estaba llegando gente de otras partes del país.

(Fuente: AFP/ AP)

VEA LO ÚLTIMO EN EL MUNDO...

TAGS RELACIONADOS