En esta imagen tomada el 3 de octubre de 2021, un combatiente talibán vigila un puesto de control en una carretera en Kabul, Afganistán. (WAKIL KOHSAR / AFP).
En esta imagen tomada el 3 de octubre de 2021, un combatiente talibán vigila un puesto de control en una carretera en Kabul, Afganistán. (WAKIL KOHSAR / AFP).
Agencia EFE

Agencia de noticias

La cumbre extraordinaria del G20 sobre , organizada por Italia, arrancó hoy con el reto clave de enviar ayuda directa a la población del país, en manos de los talibanes desde el pasado agosto y con los fondos internacionales bloqueados.

MIRA: El intérprete que ayudó a rescatar a Biden en el 2008 escapa de Afganistán y pronto estará en EE.UU.

En la conferencia, a puerta cerrada, también se tratarán temas como la lucha al terrorismo, la libertad de movimiento dentro del país centroasiático o la situación en sus fronteras, indicó la presidencia italiana del G20.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, ofrecerá una rueda de prensa al término de las discusiones para ilustrar las conclusiones de la cumbre.

Los talibanes y Estados Unidos alcanzaron un acuerdo en febrero de 2020 en Doha que marcó la retirada de las tropas estadounidenses del país, una circunstancia que los fundamentalistas aprovecharon para lanzar una rápida ofensiva y capturar Kabul el pasado 15 de agosto.

Afganistán tiene los fondos internacionales bloqueados desde el colapso del anterior Gobierno, lo que impide el acceso al dinero de las instituciones multilaterales, minando la liquidez de los bancos afganos y encareciendo los alimentos y bienes de primera necesidad.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, apuntó hoy que la comunidad internacional debe encontrar el modo de inyectar liquidez en el país en forma de inversiones directas a las personas que no acaben en manos de los talibanes.

La crisis afecta ya a al menos 18 millones de personas, la mitad de la población, según datos de Naciones Unidos, y un millón de niños padecen malnutrición aguda y corren el riesgo de morir, según el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF).

En la cumbre participan los líderes de las veinte potencias del mundo, pero también de algunos países vecinos de Afganistán y representantes de la ONU, el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La cumbre es un empeño personal de Draghi que, en los últimos compases de la presidencia del grupo, ha conseguido reunir a los países más ricos del mundo para impulsar un papel conjunto en Afganistán.

Su ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, pidió evitar el “colapso del Estado afgano” porque, de lo contrario, se asistirá a “flujos migratorios incontrolados hacia los países limítrofes, con la consiguiente desestabilización”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

________________________________

VIDEO RECOMENDADO

Afganistán: las imágenes que muestran el caos y la desesperación tras la toma de control de los talibanes
Escenas de terror se repiten en el Aeropuerto Internacional de Kabul mientras la gente trata de huir de Afganistán después de que los combatientes talibanes tomaran la capital.

TE PUEDE INTERESAR