Agresor de Mariano Rajoy confesó por qué le dio un puñete
Agresor de Mariano Rajoy confesó por qué le dio un puñete

El adolescente que golpeó el miércoles en la cara al presidente del Gobierno de España, , dijo que estaba muy orgulloso de lo que había hecho y que “por supuesto” lo volvería a repetir, según el portal web del diario "El País".

“Mátalo. Ponle los pulgares en los ojos y escúpele en las cuencas”, fue lo que escribieron en Whatsapp los amigos a Andrés V. F., de 17 años, más conocido como Capi, después de que este les anunciara que Mariano Rajoy estaba en la ciudad de Pontevedra y que le iba a agredir.

A las 6:39 pm locales (12:39 en el Perú), el agresor se tomó un selfie y la agregó a la conversación de Whatsapp con sus amigos. Diez minutos después, se colocó justo a un lado de Rajoy en una calle de la ciudad de Pontevedra en la región de Galicia mientras el mandatario dialogaba con el público, y luego le propinó un puñete en el rostro.

Ya en comisaría, Andrés V. F. tuvo varias conversaciones con la policía. El joven declaró que le pegó a Rajoy “porque tenía dos sueldos”, según "El País".

En el 2013, El País reveló que Rajoy y otros dirigentes del Partido Popular cobraban sobresueldos no declarados.

Uno de los policías, que estaba al lado del padre de Andrés V. F. y a su abogado, le dijo al joven que tenía que calmarse y pensar en las consecuencias de sus actos porque desde ese momento era posible que quedara para siempre como “el joven que agredió al presidente de ” y que le sería difícil conseguir trabajo más adelante.

Fueron esas palabras lo que hicieron a Andrés V. F. bajar la cabeza.

Sin embargo, sus palabras no sirvieron de nada porque, minutos después, mantenía la misma actitud burlona que muchas de las personas en el lugar pensaron que no era de alguien “normal”. El País agregó que su madre se había quedado en casa por una crisis de ansiedad.

Según el diario español, el joven se encontraba en tratamiento con ansiolíticos por consumo de marihuana hasta hace dos meses.

Autoridades policiales de España lo trasladaron a un juzgado de menores, donde continúan las declaraciones.

TAGS RELACIONADOS