Parecía un año de marketing... (Getty Images).
Parecía un año de marketing... (Getty Images).
BBC News Mundo

Servicio de noticias

Pintaba bonito, redondo. Tan redondo que sus dos ceros sirvieron para fabricar lentes con que festejar su llegada. 2020 era un número de marketing.

MIRA: Año Nuevo 2021 EN VIVO: Estos son los primeros países en recibirlo

Una de las discusiones que inundaban las redes sociales a fines de 2019 era si el inicio del nuevo año marcaba también el comienzo de una nueva década. Hasta la Real Academia Española . Vivíamos en la inocencia.

A nadie se le ocurrió desear que pudiéramos abrazar a nuestros seres queridos. Ir a cumpleaños, cafés, cines. Viajar. Respirar. Tener la vacuna.

Sin embargo, 12 meses después los deseos de pasar de una vez la última hoja del calendario son bastante universales.

Ahora se venden camisetas que leen “2020 Annus Horribilis”. Una bodega argentina lanzó el espumante “2020 LPQTP” y su campaña se volvió viral (después, irónicamente, aclaró que las siglas no corresponden a un insulto, sino a “Lindo Período Qué Tiempos Pletóricos”).

El año se va y, en medio de toda la incertidumbre que nos deja, algo parece seguro: pocos lo van a extrañar.

“Cuando la vida regrese…”

En 2020 el covid-19 se llevó más de , una tragedia de dimensiones que muchos jamás habíamos presenciado.

Casi un tercio de esas vidas segadas por la pandemia eran latinoamericanas.

Nos acostumbramos a convivir con noticias de enfermos y muertos. Con imágenes de hospitales desbordados y ataúdes. Con la noción de que somos vulnerables.

BBC MUNDO
BBC MUNDO

La pandemia causó además de la economía mundial que podamos recordar. América Latina, en particular, en términos de PIB y lucha contra la pobreza.

Las calles se vaciaron de pronto. Los niños dejaron de ir a la escuela. Los adultos al trabajo. Tuvimos que encerrarnos en nuestros propios hogares, para sobrevivir, y para bien o para mal conocimos mejor a aquellos con los que vivimos.

Pasamos a coexistir . Y a añorar cosas simples, que dimos por seguras.

“Ahora ya sabemos que la vida es comer con un amigo en una terraza, ir de librerías, tomar el sol, ver una película, perderte por una calle desconocida, coger un tren”, tuiteó el escritor español Manuel Vilas en marzo. “Por eso, cuando la vida regrese, le pediremos menos cosas. Y tendrá sentido esto”.

Pero la normalidad no regresó.

En el correr de 2020 añoramos cosas simples, que dimos por seguras. (LUCA LORENZELLI/GETTY IMAGES).
En el correr de 2020 añoramos cosas simples, que dimos por seguras. (LUCA LORENZELLI/GETTY IMAGES).

Nos sacudimos además con contra el racismo y la brutalidad policial. Con las muertes por distintas causas de , , , , ,

Aumentaron los de estrés, ansiedad, depresión, el consumo de alcohol.

Pero, como dijo la psicóloga Laura Rojas-Marcos a BBC Mundo en mayo, también tuvimos que reinventarnos, aprender a “e”, hacernos más fuertes o resilientes ante la adversidad.

También vimos lo mejor del ser humano.

Esta tragedia generó actos de a escala global, nos recordó el papel fundamental que juegan los médicos y los científicos y nos puso a reflexionar sobre las ventajas y desventajas del mundo en que vivimos.

Y no faltó el humor.

“No sé qué me da más miedo, si tomarme la temperatura o pesarme”, dice un chiste que circuló por las redes sociales.

La incertidumbre causada por la pandemia fue uno de los cambios difíciles de manejar. (Getty Images).
La incertidumbre causada por la pandemia fue uno de los cambios difíciles de manejar. (Getty Images).

En otro, un hombre es interrogado en video por una voz grave:

“Debido al coronavirus, lo pondrán en cuarentena. Tiene una opción: A) Hacer cuarentena con su esposa e hijo; o B)…”.

“B”, interrumpe el hombre muy seguro, sin siquiera escuchar la alternativa. “B”.

Sin embargo, hasta esos chistes tienen como trasfondo la inmensa angustia que nos invadió en 2020.

“Lo estamos superando”

Claro que resulta sencillo atribuirle a un año los problemas que nos desvelan, con el sueño de que en 2021 todo cambie de la noche a la mañana.

Y, sin embargo, sí hay motivos para creer que las cosas mejorarán pronto.

La ciencia logró s en estos 12 meses, al secuenciar el genoma del coronavirus, compartir información alrededor del mundo y desarrollar distintas vacunas contra el covid-19 que ya comienzan a aplicarse en varios países.

La ciencia logró avances extraordinarios este año, como el desarrollo de vacunas contra el covid-19. (Getty Images).
La ciencia logró avances extraordinarios este año, como el desarrollo de vacunas contra el covid-19. (Getty Images).

Apenas se declaró la pandemia en marzo, Frank Snowden, un profesor emérito de historia de la medicina de la Universidad de Yale y autor del libro “Epidemias y sociedad: de la peste negra al presente”, advirtió que momentos así “sacan lo mejor y lo peor de la humanidad”, y había que ver qué lado prevalecía esta vez.

Nueve meses más tarde, aún cree que es demasiado pronto para saber cómo la historia recordará nuestro comportamiento este año, aunque ya marca una distinción entre la actitud de los científicos y muchos políticos.

“Hubo una enorme responsabilidad y creatividad científica. Pero, lamentablemente, los políticos han fallado en gran medida en la prueba de prestar suficiente atención al consenso de la ciencia en respuesta a esta pandemia. Por eso, el público estuvo extraordinariamente confundido”, le dijo Snowden a BBC Mundo.

Tampoco él cree que vayamos a extrañar el 2020.

“No, este ha sido un año muy triste”, reflexiona. “Lo estamos superando, la inmensa mayoría vamos a sobrevivir a esto, pero ha tenido repercusiones terribles”.

¡Adiós 2020! No te vamos echar de menos… pero va a ser difícil olvidarte.

__________________________

VIDEO RECOMENDADO

El Congreso de Argentina aprueba la legalización del aborto

El Congreso de Argentina aprueba la legalización del aborto. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR