Branson prometió investigar a fondo la caída de nave espacial
Branson prometió investigar a fondo la caída de nave espacial

Los Ángeles

El multimillonario británico prometió una investigación exhaustiva luego de que el viernes se estrellara la nave espacial privada "SpaceShip Two" durante un vuelo de prueba en California.

El empresario, fundador de la compañía de turismo espacial , dijo el sábado que estaba resuelto a encontrar la causa del accidente de una de sus naves, en el que murió un piloto y otro resultó herido.

sobre el Desierto de Mojave, unos 150 kilómetros al norte de la ciudad estadounidense de Los Ángeles.

"Le debemos a nuestros pilotos determinar exactamente qué salió mal", dijo Branson durante una conferencia de prensa en Mojave. "Si superamos esto, estoy absolutamente seguro de que el sueño persiste", aseveró.

Al mismo tiempo, manifestó que tanto él como su empresa Virgin Galactic están decididos a aprender de los errores de la catástrofe para seguir impulsando el sueño del turismo espacial.

"Entendemos que hay riesgos y no nos precipitaremos a ciegas. Hacerlo sería una ofensa para todos los afectados por la tragedia", dijo Branson.

Los boletos ya comprados para viajes de pasajeros al espacio pueden ser reembolsados en cualquier momento, aseguró Branson.

Unas 700 personas ya habían reservado sus tickets por unos 250.000 dólares cada uno para viajar al espacio. Los primeros vuelos estaban previstos para el año próximo. Virgin Galactic aún no utilizó ese dinero, aseguró Branson.

Mientras tanto, más de una docena de investigadores de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos (NTSB) arribaron este sábado a California para observar el lugar donde se precipitó la nave, recolectar datos y también interrogar a testigos.

"Ésta será la primera vez que asumamos la conducción de un accidente de navegación espacial que involucró personas a bordo", explicó el presidente de la NTSB Christopher Hart.

La autoridad estadounidense solamente estuvo involucrada en las investigaciones por la explosión del transbordador Challenger en 1986 y la desintegración del Columbia en el 2003, pero no al frente de las pesquisas.

El piloto que falleció fue identificado como Michael Alsbury, de 39 años, informó un funcionario policial del condado de Kern. Alsbury era ingeniero de proyectos y piloto de pruebas de Scaled Composites, una filial de Northrop Grumman Corp que construye y diseña naves espaciales para Virgin Galactic.