China y Pakistán cierran acuerdos por US$46.000 millones
China y Pakistán cierran acuerdos por US$46.000 millones

Islamabad.  y Pakistán lanzaron el lunes un plan para realizar proyectos de energía y obras de infraestructura en este último país por un valor de 46.000 millones de dólares, conectando sus economías y subrayando las ambiciones económicas chinas en Asia y más allá.

El presidente chino, Xi Jinping, viajó a Pakistán para supervisar la firma de acuerdos destinados a establecer un corredor económico entre el puerto sureño pakistaní de Gwadar, en el Mar de Arabia, y la región occidental china de Xinjiang.

El plan, que eclipsará el gasto de Estados Unidos en Pakistán en la última década, es parte de la iniciativa china para crear una nueva "Ruta de la Seda" por tierra y mar que unirá a los mercados de Medio Oriente y Europa.

Xi, cuya visita concluye el martes, aseguró que se está cimentando una "asociación de cooperación estratégica a prueba de todo" entre los dos países vecinos.

El primer ministro pakistaní, Nawaz Sharif, dijo que el corredor transformará a su país en un centro regional y permitirá a China crear una ruta más corta y barata para el comercio y las inversiones con el sur, centro y oeste de Asia, Oriente Medio y África.

"La amistad con China es la piedra angular de la política exterior pakistaní", afirmó Sharif en un discurso.

El corredor, una red de carreteras, vías férreas y oleoductos, atravesará la pobre provincia pakistaní del Baluchistán, donde la longeva actividad de una insurgencia separatista, que el Ejército ha prometido aplastar, generará dudas sobre la factibilidad del plan.

China también está preocupada por los separatistas musulmanes de Xinjiang, que podrían unirse a los militantes pakistaníes. Aunque Xi no se refirió a este asunto en sus comentarios del lunes, relacionó la cooperación económica con la seguridad en una declaración el día anterior.

"Nuestra cooperación en el campo de la seguridad y el económico se refuerzan entre sí, y deben avanzar de forma simultánea", señaló.

Sharif agregó que "aseguré al presidente Xi que Pakistán considera la seguridad de China tan importante como su propia seguridad".

Xi pidió aumentar los esfuerzos para llevar la paz a Afganistán, donde Pakistán busca restringir la influencia de su rival India.

Ambas partes acordaron también fortalecer la cooperación en energía nuclear para fines civiles, en tecnología espacial y marítima y para la defensa y el contraterrorismo.

Pakistán dijo que China aportará hasta 37.000 millones de dólares en inversiones para proyectos energéticos que generarán 16.400 megavatios de poder.

El gasto previsto por China supera el de Estados Unidos, que entregó 31.000 millones de dólares a Pakistán desde 2002, según el Servicio de Investigación Congresional. Cerca de dos terceras partes fue destinado a seguridad.

Fuente: Reuters