Confirmada la pena de muerte para líder de Hermanos Musulmanes
Confirmada la pena de muerte para líder de Hermanos Musulmanes

El Cairo (DPA). Desoyendo las críticas internacionales, un de la provincia de Minia confirmó hoy la condena a muerte de 183 islamistas, entre ellos el líder de los Hermanos Musulmanes, según supo dpa de una fuente judicial.

En el proceso de apelación en Minia, el tribunal decidía sobre 683 condenas a muerte decretadas el 28 de abril contra los acusados de asaltar una comisaría de la policía en la ciudad de Al Idwa, en el sur de la provincia, y de asesinar a un policía.

El ataque se produjo en el marco de las manifestaciones de apoyo al derrocado presidente Mohamed Mursi y el desalojo violento de las protestas de seguidores de los Hermanos Musulmanes en El Cairo, Alejandría y también en Minia. Cientos de personas murieron entonces.

Además de las 183 condenas a muerte confirmadas, cuatro de los acusados fueron condenados a cadena perpetua, mientras en el resto de procesos se archivaron.

A Badie, que se encuentra detenido en una prisión de El Cairo, se le acusa de participar en protestas violentas y de asesinato y podría ser condenado a morir por ahorcamiento.

El pasado jueves, Badie fue condenado a muerte por otro tribunal de El Cairo por protestas violentas y por incitación al asesinato. Sin embargo, las sentencias aún no son firmes y pueden apelarse. Deben también ser confirmadas por el muftí egipcio, la autoridad suprema islámica del país.

Sin embargo, las informaciones son contradictorias. La televisión estatal egipcia Nile News habló de 100 condenados a muertes y de cadena perpetua para Badie, pero el diario estatal "Al Ahram" ofreció una cifra más alta. La emisora Al Arabiya habló de 197 condenados a muerte.

Se trata del mayor proceso judicial de la historia del país, en el que la mayoría de los acusados son juzgados en ausencia.

El pasado marzo el tribunal de Minia ya decretó 529 condenas a muerte, la mayoría de las cuales se transformaron en cadenas perpetuas, aunque 37 fueron confirmadas. La acusación original incluía a más de 1.200 personas, por lo que se dividió en dos casos.

La decisión llega en medio de las medidas contra los Hermanos Musulmanes, que no reconocen la legitimidad del nuevo gobierno respaldado por los militares que los reemplazó tras el derrocamiento por la fuerza de Mursi. Por el momento ya han sido ilegalizados y declarados organización terrorista.