La gente mira una pantalla de televisión que muestra un programa de noticias que informa sobre el lanzamiento de un misil de Corea del Norte con una imagen de archivo, en una estación de tren en Seúl, Corea del Sur.
La gente mira una pantalla de televisión que muestra un programa de noticias que informa sobre el lanzamiento de un misil de Corea del Norte con una imagen de archivo, en una estación de tren en Seúl, Corea del Sur. / AP/Lee Jin-man
Agencia Reuters

y dispararon ocho misiles tierra-tierra a primera hora del lunes frente a la costa oriental de Corea del Sur, después de que Corea del Norte lanzó el domingo una andanada de misiles balísticos de corto alcance, informó un funcionario del Ministerio de Defensa surcoreano.

La acción es una demostración de “la capacidad y la preparación para llevar a cabo un ataque de precisión” contra la fuente de los lanzamientos de misiles de Corea del Norte o los centros de mando y apoyo, dijo la agencia de noticias surcoreana Yonhap citando a los militares surcoreanos.

Mira: ¿Cómo Corea del Norte terminó como presidente de la Conferencia de Desarme de la ONU?

El presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, quien asumió el cargo el mes pasado, ha prometido adoptar una línea más dura contra Corea del Norte y en una cumbre celebrada en mayo en Seúl acordó con el presidente estadounidense, Joe Biden, mejorar los ejercicios militares conjuntos y su postura de disuasión combinada.

Los ejércitos de Corea del Sur y Estados Unidos dispararon ocho misiles tierra-tierra durante un período de unos 10 minutos a partir de las 1945 GMT del domingo en respuesta a los ocho misiles disparados por Corea del Norte el domingo, informó Yonhap.

Un funcionario del Ministerio de Defensa de Corea del Sur confirmó que se habían disparado ocho sistemas de misiles tácticos del Ejército (ATACMS).

Los misiles balísticos de corto alcance de Corea del Norte, disparados hacia el mar frente a su costa oriental el domingo, fueron probablemente su mayor prueba individual y se produjeron un día después de que Corea del Sur y Estados Unidos pusieran fin a los ejercicios militares conjuntos.

Corea del Norte, que lleva varias semanas luchando contra su primer brote conocido de COVID-19, ha criticado los anteriores ejercicios conjuntos como ejemplo de las continuas “políticas hostiles” de Washington hacia Pyongyang, a pesar de su discurso de diplomacia.

Corea del Norte ha llevado a cabo una oleada de lanzamientos de misiles este año, desde armas hipersónicas hasta pruebas de disparo de sus mayores misiles balísticos intercontinentales (ICBM) por primera vez en casi cinco años.

Funcionarios de Washington y Seúl también advirtieron recientemente que Corea del Norte parecía dispuesta a reanudar las pruebas de armas nucleares por primera vez desde 2017.

El mes pasado, Corea del Norte disparó tres misiles, incluido uno que se cree que es su mayor misil balístico intercontinental, después de que Biden terminó un viaje por Asia en el que acordó nuevas medidas para disuadir a Pyongyang, que cuenta con armas nucleares.

Las fuerzas combinadas de Corea del Sur y Estados Unidos también dispararon misiles en respuesta a esas pruebas, que según los dos aliados son violaciones de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más