(Capturas de video / El Comercio)
(Capturas de video / El Comercio)
Milagros Asto Sánchez

Dos meses después del cierre de fronteras, los mensajes que llegan a esta redacción por parte de peruanos varados en el extranjero expresan dos sentimientos muy claros: decepción por la respuesta de las autoridades y angustia por las dificultades que enfrentan para mantenerse dado el tiempo transcurrido.

Según datos de la Cancillería brindados el viernes a El Comercio, en total hay 14.623 compatriotas varados en el mundo. De ellos, la mayoría se encuentra en América: 606 en América Central, 5071 en América del Norte y 5083 en América del Sur. Asimismo, 3102 connacionales están en la misma situación en Europa, 373 en Asia, 220 en Oceanía y 168 en África.

En contraparte, al menos 15.100 compatriotas han sido repatriados desde el 17 de marzo, cuando el Gobierno decretó el cierre de fronteras como una medida para frenar la expansión del .

(El Comercio)
(El Comercio)

En los mensajes que este Diario ha recibido en las últimas semanas, connacionales varados en los cinco continentes dijeron encontrarse en situación vulnerable debido al agotamiento de recursos para solventar sus gastos, mientras la progresiva reactivación de la economía hace que muchos de ellos teman por su futuro laboral y el sustento de sus hogares.

Entre quienes piden regresar al país están los que viajaron por turismo, por estudios, en búsqueda de trabajo o para acceder a tratamientos médicos. Hay embarazadas, niños, ancianos, algunos de ellos con dolencias preexistentes. Asimismo, los efectos del coronavirus en el mundo han hecho que peruanos que residían en el exterior y que hoy se encuentran en situación de precariedad también busquen su repatriación.

El 23 de abril, el canciller Gustavo Meza-Cuadra afirmó durante la conferencia de prensa del gobierno que los vuelos de Estado que permitieron la repatriación de peruanos “ya prácticamente no existen”, pues los países que tenían a sus ciudadanos en el Perú ya se llevaron a la mayoría de ellos. En ese contexto, abogó por encontrar "fórmulas más creativas” para repatriar a los peruanos. Sin embargo, no mencionó planes concretos ni fechas de retorno tentativas, situación que se mantiene hasta ahora.

Dos meses esperando

Para los varados, la principal fuente de angustia es la falta de apoyo e información. Embajadas y consulados que no responden o demoran semanas en hacerlo y mensajes escuetos que se resumen en “sigan esperando” los tienen en un estado de incertidumbre permanente. Elio Fuentes y Antonia Zambrano están varados en Estados Unidos y Colombia, respectivamente. Pese a encontrarse cerca al Perú y en la región con más compatriotas varados, aún no tienen respuesta de las autoridades sobre su situación.

Me contacté con el consulado peruano, pero solo me hicieron llenar un formulario de Google que al final no sirve para nada. Estoy esperando aquí desde el 16 de marzo y nunca se han contactado conmigo. Siento un estrés total al no tener respuesta por ningún lado”, dijo Fuentes a través de un correo electrónico en el que se identificó como estudiante universitario varado en Florida.

Por su parte, Zambrano, adulta mayor, forma parte de la población más vulnerable. Ella llegó a Colombia en febrero para intentar realizarse una operación por glaucoma, catarata y pterigio, que al final no pudo concretar. “Mi vista cada día disminuye más, al punto de estar casi ciega, necesito volver al Perú cuanto antes para intentar salvar lo poco de vista que me queda o en el peor de los casos ver a mis nietos y otros hijos por última vez”.

Desesperados, muchos de los varados optan por recurrir a las redes sociales en busca de información y difusión de sus casos. Uno de los testimonios que se viralizó en los últimos días fue el de Fernando Casanova, productor audiovisual varado en Malasia. El joven de 31 años, que llegó al país asiático por turismo, contaba en su publicación que aunque ha estado en comunicación con la embajada peruana, “hasta ahora solo me recomiendan que siga esperando”.

En diálogo con El Comercio, Casanova afirmó que no está recibiendo ayuda económica de la embajada y que está pagando sus gastos con los ahorros que tenía destinado para su viaje. “Sin embargo, como no sé hasta cuándo voy a poder estar acá, estoy tratando de gastar lo mínimo porque, obviamente, mi presupuesto es finito”, afirma desde la ciudad de Kota Kinabalu.

Vuelos imposibles

Todos esperan noticias sobre vuelos de repatriación. Paul Lachi, de 44 años, está varado en Papúa Nueva Guinea. En el mensaje que escribió a este Diario contó que se encontraba en el país oceánico trabajando en una empresa cuando la pandemia lo paralizó todo. "Ahora estoy esperando a que la embajada de Sídney, en Australia, me pueda dar información sobre el próximo vuelo de repatriación. Pero hasta el momento me han dicho que no hay fecha”.

Acceder a un vuelo de retorno ha sido para los varados una misión imposible. Muchos compatriotas en varias ciudades han afirmado a este Diario y a través de las redes sociales que se enteraron de la existencia de vuelos disponibles horas antes del despegue e incluso que varios vuelos de Estado llegaron al Perú casi totalmente vacíos por la nula gestión de las autoridades nacionales.

Ni siquiera hacer el esfuerzo de pagar por un asiento es garantía de poder despegar. Jorge Hernández, varado en España junto a otro compatriota, informó a El Comercio que el 20 de marzo recibió un correo del consulado del Perú en Madrid en el que se le informaba que había un vuelo de Iberia que salía al día siguiente y que podía comprar un boleto para abordarlo.

Gastando dinero fuera de nuestro presupuesto compramos el pasaje y cuando estábamos listos para hacer el check in, la aerolínea nos informa que el vuelo fue cancelado porque el gobierno peruano no iba a dejar aterrizar el avión. Alrededor de 100 peruanos nos quedamos en el aeropuerto sin saber qué hacer, todos llamando al consulado, que nos respondía que no podían hacer absolutamente nada por nosotros, después de que ellos mismos nos pusieron en esa situación”.

En Sudáfrica, la lucha por conseguir un vuelo está estancada. Paola Zeballos, varada en Johannesburgo junto a sus hijas de 7 y 9 años, afirma que, según el cónsul peruano en ese país, la Cancillería dijo que aportará casi un quinto de lo que cuesta un chárter solo si retornan todos los peruanos varados. Sin embargo, 34 personas del grupo no responden o han dicho no pueden pagar.

No pedimos que el Estado nos rescate, ni salve, pedimos que nos brinde facilidades. Por ejemplo, que a estos 34 peruanos que no responden o han dicho no pueden pagar se les ofrezca un crédito a bajísimo interés o alguna opción que pueda ayudarnos a retornar”.

Asimismo, todos los varados reiteran que son conscientes de que su obligación es cumplir un periodo en cuarentena al retornar. El último 23 de abril, el Ministerio de Salud (Minsa) aprobó una serie de modificaciones a la Guía Técnica de Atención de Viajeros que ingresan y salen del país con sospecha de infección por el nuevo coronavirus. La principal novedad es que la normativa ahora dispone que los repatriados podrán realizar la cuarentena en su domicilio y ya no necesariamente en un hotel, lo que implicaría menos gastos para el Estado.

Voces peruanas en todo el mundo

A continuación, transmitimos algunos de los últimos mensajes que hemos recibido de compatriotas varados en el exterior.

No cuento con dinero, estoy en Miami con visa de turista y el consulado no ha hecho nada para ayudarme. Estoy en casa de unos peruanos que me ayudaron sin conocerme. Estoy muy desesperado”. (Roger Rosas, 19 años, varado en EE.UU.)

Los que salimos de nuestro país vivimos una pesadilla. Cada día que pasa es una lucha constante por sobrevivir ya sea al virus, a la falta de comida o a un techo donde pasar la noche. Si me pueden ayudar con información, un lugar en el que refugiarme, algún contacto para pedir ayuda o trabajo para seguir pagando mi cuarto y comer hasta que regresé a Perú, se los agradecería de corazón”. (Sthefani Torres, Estocolmo, Suecia)

No soy adulto mayor, no tengo enfermedades preexistentes, no soy niña ni estoy embarazada, pero eso no quiere decir que no merezca apoyo. Vine a España a estudiar y traje recursos solo hasta el mes de junio que gestioné por un préstamo en el banco. Pareciera que el Gobierno piensa que como estudiantes tenemos recursos pero no. Nosotros pedimos que permitan el ingreso de nacionales residentes a Perú porque es nuestro derecho”. (Carmen Ruiz, 30 años, varada en Salamanca, España)

No todos los que salimos del Perú somos personas a las que les llueve el dinero. Veo mucha insensibilidad por parte de muchos peruanos que dicen que los “ricos” son los que traen la peste... somos personas y, como muchos, también trabajamos para poder tener algo en la mesa. Por favor, no nos ignoren, no nos abandonen aquí”. (Elio Fuentes, varado en Florida, EE.UU.)

Somos un grupo de más de 100 peruanos varados en Brasil. Debido al tiempo transcurrido desde que inició la cuarentena en nuestro país, más del 70% de nosotros ya no contamos con el sustento económico para mantenernos aquí, hemos solicitado reiteradamente ayuda al consulado peruano aquí sin éxito”. (Naysha Alcántara, varada en Brasil)

Vine a Canadá junto a mi hermana por motivos de estudio. Hemos escrito reiterados correos a la embajada peruana tratando de arreglar un vuelo sin éxito alguno. Nos encontramos muy angustiados y decepcionados con el servicio que brinda el Estado peruano en una situación como esta”. (Brayan Gamero, 18 años, varado en Canadá)

Somos tres personas que viajamos en busca de trabajo y lamentablemente nos vimos cercados por esta pandemia. Somos del distrito de Lamay, provincia de Calca y departamento del Cusco. Hemos llamado al consulado en Santiago y nunca nos han dado ninguna respuesta positiva, estamos sin dinero y quedándonos donde un compatriota”. (Sergio Figueroa, Benigno Vasquez y Maximo Vera, varados en Chile)

Necesitamos regresar a nuestro país. Hay muchas personas que necesitamos regresar al país, estar al lado de nuestra familia y llegar con bien. Le pedimos al gobierno que por favor se interese por todos los peruanos que estamos en África”. (Julia Sánchez, 48 años, varada en Namibia)

Estoy en casa de una compatriota pero ya no cuento con recursos económicos para poder mantenerme tengo problemas de salud y no se sabe hasta cuándo estaremos sin poder regresar. Yo llegué por turismo, soy hipertensa y diabética y ya no cuento con medicinas”. (Roxana Díaz, varada en Nueva Jersey, EE.UU.)

Tengo diabetes, el consulado me ayudó a conseguir una receta para poder comprar mis medicinas. Yo le aseguro que gran cantidad de peruanos varados van a comprar sus pasajes, pero a un precio razonable no como están vendiendo ahora vuelos chárter en US$1.500 o 2.050”. (Aida Novaro, varada en Miami, EE.UU.)

Mi esposo y yo viajamos para conocer a nuestro nieto. El Estado nos ha abandonado, no nos brinda información fidedigna de fecha de la apertura de fronteras. Es más, nos recomienda adquirir otros pasajes que no tienen ninguna garantía. Somos personas mayores gastando lo que no tenemos”. (Marianella Vega, 62 años, varada en Canadá)

Mi esposa está entrando al sexto mes de embarazo y necesitamos regresar ya que el seguro médico lo tenemos en el Perú. Estamos a 2 horas por aire y no hacen nada por ayudarnos, no me imagino qué será de las personas que están en África”. (Gustavo Vento, varado en Bolivia)

Somos 22 peruanos esperando, entiendo que no es un número grande, pero tenemos las mismas ganas de volver que cualquier persona en otro país del mundo. No es fácil estar en esta posición, a veces pienso que no podré volver jamás pues la situación no deja de ponerse peor. Es frustrante saber que el gobierno no genera algún tipo de manifiesto a la embajada para poder darnos algún tipo de aliento de que pronto regresaremos”. (Eder Salas, 26 años, varado en Tailandia)

Soy una señora mayor de edad y cada día se agudizan más mis dolencias sin medicinas, sin apoyo económico. Estoy en casa de amigos que me están apoyando pero no sé hasta cuándo podrán hacerlo”. (Betty Luna, varada en EE.UU.)

* Si puede brindar ayuda a alguno de los compatriotas mencionados en esta nota o si se encuentra varado en el extranjero y forma parte del grupo de mayor vulnerabilidad (niños, adultos mayores, sin capacidad financiera o con enfermedades preexistentes) puede comunicarse con nosotros a través de los correos: y .

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

¿Cuánto tiempo sobrevive el coronavirus en una superficie?

Aún no se sabe con exactitud cuánto tiempo sobrevive este nuevo virus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus.

Estudios indican que pueden subsistir desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

__________________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo esencial sobre el coronavirus

_____________________

VIDEO RECOMENDADO

Brasil vuelve a quedarse sin ministro de Salud en plena pandemia de coronavirus. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR