El lavado de manos es considerado una medida de higiene estándar para prevenir diferentes tipos de virus, como el COVID-19. Sin embargo, un reporte de Unicef y la OMS muestra que, 3 mil millones de personas en el mundo carecen de instalaciones básicas para hacerlo. (Shutterstock)
El lavado de manos es considerado una medida de higiene estándar para prevenir diferentes tipos de virus, como el COVID-19. Sin embargo, un reporte de Unicef y la OMS muestra que, 3 mil millones de personas en el mundo carecen de instalaciones básicas para hacerlo. (Shutterstock)
Redacción EC

Ante el pánico generado por la expansión del nuevo coronavirus y la compra masiva de mascarillas en casi todo el mundo, la Organización Mundial de Salud (OMS) tuvo que explicar que más efectivo que un tapabocas resultaba realizar un correcto aseo de las manos, con agua y jabón. El problema es que hasta junio del 2019, 1 de cada 3 personas en el mundo no tenía acceso al agua potable, según un informe de Unicef y la misma .

Según el reporte del Programa Conjunto de Monitoreo de Unicef y la OMS, 3 mil millones de personas carecen de instalaciones básicas para el lavado de manos, mientras que 4.200 millones no cuentan con servicios de saneamiento gestionados de manera segura.

También indica que 2 mil millones de personas carecen totalmente de saneamiento básico, el 70% de ellos viven en zonas rurales y un tercio en los países menos desarrollados.

El lavado de manos es considerado una medida de higiene estándar para prevenir diferentes tipos de enfermedades, además de la neumonía causada por el COVID-19, como el cólera, la disentería, la hepatitis A y la fiebre tifoidea.

Y por básica que pueda parecer esta práctica de aseo, los resultados que muestra son contundentes. Por ejemplo, un correcto lavado de manos con jabón reduce en más del 40% el riesgo de que un niño contraiga diarrea.

Cabe resaltar que al año unos 297 mil niños menores de 5 años mueren debido a la diarrea relacionada con la falta de agua, saneamiento e higiene, según Unicef.

Los datos recogidos por el Programa Conjunto de Monitoreo revelan que casi tres cuartas partes de la población que carece de instalaciones básicas para el lavado de manos vivía en los países más pobres. Entre ellos, Bolivia y Haití.

Por ello, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible hacia el 2030 es “lograr el acceso a saneamiento e higiene adecuados y equitativos para todos”.

En el siguiente mapa, elaborado por el Banco Mundial, puede ver a detalle los países con bajo acceso a instalaciones básicas para el lavado de mano:

Cabe resaltar que la data mostrada corresponde a los datos recogidos por el Programa Conjunto de Monitoreo entre el 2000 y el 2017 en 77 países. Según este estudio, en 54% de los países en los que se levantó información, menos de la mitad de la población tenías instalaciones básicas para un correcto aseo de manos con agua y jabón.

Si bien la mayoría de casos se concentren en África subsahariana, en nuestra región la preocupación se centra en Bolivia y Haití, donde menos del 30% de la población cuenta con las instalaciones básicas.

En el siguiente gráfico, también del Banco Mundial, puede observar a detalle el porcentaje de la población con acceso a los servicios básicos para un correcto aseo en los 42 países donde menos de la mitad de la población reportó tenerlo.

Porcentaje de la población con acceso a los servicios básicos para un correcto aseo en los 42 países donde menos de la mitad de la población reportó tenerlo.
Porcentaje de la población con acceso a los servicios básicos para un correcto aseo en los 42 países donde menos de la mitad de la población reportó tenerlo.

¿Y en el Perú?

Por un lado, el Perú es uno de los 20 países más ricos del mundo en agua. Por otro lado hasta diciembre del 2018, el 9,3% de la población nacional no tenía acceso al agua por red pública, según datos del INEI.

Si bien las cifras muestran un avance entre el 13,9% registrado en el 2013 y los datos del 2018, esto aún representa que por lo menos 3,1 millones de peruanos no tendrían acceso a una red pública de agua. La mayoría de ellos están concentrados en el área rural (25,6%) y principalmente en la selva (23,5%).

Sin embargo, el número ascendería hasta entre 7 y 8 millones de peruanos que no tienen acceso a agua de calidad si tomamos en cuenta que el 74,5% de este recurso que se distribuye en Lima y el Callao proviene del río Rimac, la cuenca más contaminada ambientalmente del país, según la organización Oxfam.

También cabe resaltar que las zonas periurbanas de Lima, que reúne a cerca de 1,5 millones de ciudadanos, no existe agua potable ni alcantarillado por lo que la población es abastecida por cisternas, pozos u otros.

En el caso de adquirir el agua mediante compra a cisternas, una persona tendría que pagar un promedio de 45 soles mensuales por los 100 litros de agua diarios que la OMS considera como mínimo necesario para que una persona cubra su alimentación e higiene.

______________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus: 300 millones de alumnos sin clases por epidemia

Coronavirus: 300 millones de alumnos sin clases por epidemia (05/03/20)

TE PUEDE INTERESAR