Luciana Caballero, psicóloga de 31 años y expaciente oncológica, (de polo rosado a tiras) explicó a El Comercio que desde que se decretó el cierre de fronteras en nuestro país ha recibido mensajes contradictorios de parte del Consulado Peruano en Buenos Aires. Hoy se encuentra, junto a otros 80 peruanos, esperando en el aeropuerto de Ezeiza que parta un vuelo por el que tuvo que pagar. (Captura de video)
Luciana Caballero, psicóloga de 31 años y expaciente oncológica, (de polo rosado a tiras) explicó a El Comercio que desde que se decretó el cierre de fronteras en nuestro país ha recibido mensajes contradictorios de parte del Consulado Peruano en Buenos Aires. Hoy se encuentra, junto a otros 80 peruanos, esperando en el aeropuerto de Ezeiza que parta un vuelo por el que tuvo que pagar. (Captura de video)
Renzo Giner Vásquez

Alrededor de 200 peruanos se encuentran varados en Buenos Aires sin saber cuándo podrán volver a nuestro país a causa de las medidas adoptadas frenar el avance del COVID-19. Según narraron a El Comercio, algunos de ellos debieron pagar por un boleto aéreo pero ahora nadie les asegura que podrán volar de regreso.

El grueso del grupo, entre 80 y 90 de ellos, están pernoctando en el terminal C del aeropuerto de Ezeiza, en la capital argentina, según un testimonio recogido por este Diario.

Entre ellos se encuentra Luciana Caballero, psicóloga de 31 años y expaciente oncológica que llegó a Buenos Aires el 11 de marzo para pasar sus vacaciones. Su vuelo de retorno estaba originalmente programado para el 27 de este mes, pero ante la preocupación por la declaración de pandemia decidió adelantarlo la semana pasada para el martes 17.

El domingo en la noche, después de que el presidente Vizcarra anunció el cierre de fronteras, los peruanos que estamos acá comenzamos a llamar a las aerolíneas. Yo tenía mi vuelo comprado con Sky Airlines, pero nadie me contestaba. Tras varios intentos parece que las líneas colapsaron porque nos indicaba que el teléfono estaba apagado o que ya no funcionaban”, explicó a El Comercio mediante una llamada telefónica.

Al no recibir respuesta, Caballero decidió acudir el lunes al Consulado Peruano en Buenos Aires, ubicado en el corazón de la capital argentina. Ahí le dijeron, junto al resto de peruanos que también se hicieron presentes, que iban a solucionar la situación.

Indicaron que hiciéramos check-in para los vuelos que teníamos programados para el martes y miércoles. Además, dijeron que habrían vuelos humanitarios, lo que significaba que no tendríamos que pagar nada adicional y que en las próximas horas nos dirían qué hacer”, detalla.

Otra indicación fue que debían empadronarse mediante el enlace habilitado por la Cancillería y les otorgaron el número de emergencias del Consulado. “Ese mismo lunes llamé y no contestaron. Después de un rato nos dijeron que no tenían respuesta todavía, que tengamos paciencia y que no nos preocupáramos”.

A la mañana siguiente, el teléfono de emergencias ya no funcionaba. Casi al mismo tiempo, el hotel donde se hospedaba Caballero le indicó que los extranjeros ya no podían salir de las instalaciones. Otros peruanos indicaron que recibieron la misma disposición en sus alojamientos.

Carta firmada por el grupo de peruanos que acudieron al consulado exigiendo respuestas ante su situación y ayuda para ser repatriados tras el cierre de fronteras.
Carta firmada por el grupo de peruanos que acudieron al consulado exigiendo respuestas ante su situación y ayuda para ser repatriados tras el cierre de fronteras.

A mí me cambiaron de hospedaje”, asegura. “Estaba en el hotel HTL, pero me dijeron que reducirían de personal y que nos mandarían (a los extranjeros) a otro hospedaje de la misma línea. El Consulado seguía sin contestar, así que comenzamos a escribirles al Whatsapp, pero nos dejaban en visto. Nos leían pero no nos respondían”.

Caballero fue paciente oncológica hace exactamente dos años, lo que ha provocado que sus defensas sean más bajas que las promedio. Al no poder salir del hotel para comprar alimentos y ver que el dinero se acababa incrementó la desesperación.

Recién cuando les conté eso me respondieron y me dijeron que le escribiera a Asistencia Social. No me contestaron hasta el miércoles en la tarde (un día después) y solo indicaron que vuelva a llenar el formulario”, recuerda. “Luego me agregaron a un grupo llamado ‘Consulado 3’, supuestamente de prioridad tres basado en el nivel de vulnerabilidad. La única información que nos dieron fueron tarifas de boletos para regresar”.

Varios peruanos comenzaron a escribir vía Whatsapp al número de emergencias del Consulado. Sin embargo, según Caballero, inicialmente leían sus mensajes y no respondían.
Varios peruanos comenzaron a escribir vía Whatsapp al número de emergencias del Consulado. Sin embargo, según Caballero, inicialmente leían sus mensajes y no respondían.

A los peruanos que fueron incluidos en dicho grupo les indicaron que tendrían que comprar un pasaje en Aerolíneas Argentinas (AA), pues era la única autorizada para volar al Perú. Esto pese a que, inicialmente, les habían indicado que quienes tenían boletos con otra compañía podrían endosarlo para cubrir el viaje.

El pasaje estaba US$380 el día miércoles. Nadie quería pagar pero de repente los pasajes se comenzaron a acabar, yo necesitaba volver así que pude comprar un boleto. La confirmación decía que salía a las 9 de la mañana del viernes 20. Pero nos habíamos puesto de acuerdo para ir el jueves al Consulado, llegamos unos 40 o 50 peruanos. El Consulado estaba cerrado, así que grabamos un video donde todos comenzaron a contar su testimonio”, señala. “Para esto, muchos hoteles y Airbnb le comenzaron a decir a la gente que no podían seguir ahí, así que muchos se quedaron en las calles o en el aeropuerto".

La situación se agravó aún más durante la noche del jueves, cuando el presidente argentino Alberto Fernández decretó el aislamiento social obligatorio hasta el 31 de marzo. Entre las disposiciones se incluía la prohibición a la libre circulación desde las 00:00 horas de hoy.

La gente se desesperó. En paralelo, se comenzaron a abrir vuelos en Latam a US$1800, en Avianca a US$688 y en AA el pasaje subió hasta US$890”, asegura Caballero. “Ahora somos como 80 peruanos durmiendo en el piso del terminal C del aeropuerto de Ezeiza, con una máquina de bebidas que no funciona y un restaurante que no abrió. Cerca de la medianoche nos llegó un correo anunciando que el vuelo de las 9 de la mañana no saldría y que se reprogramaba para las 3 de la tarde”.

Coronavirus | COVID-19 | Peruanos varados en Argentina | Buenos Aires | Cuarentena

Sin embargo, al acercarse a un representante de AA en el aeropuerto, este les indicó que la prioridad era repatriar a los 23 mil argentinos varados en el mundo. “Otro chico de Aerolineas Argentinas nos dijo que aparentemente el de las 3 de la tarde tampoco saldría porque no se ha llenado el avión, aparentemente se acabaron los pasajes pero hay como 50 que no se han vendido y lo que el Consulado quiere es que se llene ese avión”.

Cuando El Comercio conversó con la Embajada de Argentina en el Perú, el miércoles, indicaron que aún no había vuelos asegurados pero las conversaciones entre ambos Gobiernos buscaba permitir la llegada de un avión de AA. Este Diario no tiene conocimiento sobre autorizaciones de viaje para empresas comerciales como Latam o Avianca, que ofrecían pasajes.

Latam ha anunciado dos vuelos, uno para las 3 de la mañana y otro para las 4. Pero cuando fuimos a AA nos dijeron que Latam no tenía autorización. No entendemos nada”.

La última información que recibieron tanto Caballero como el resto del grupo de peruanos varados en Ezeiza fue que en caso el vuelo se siga aplazando y lleguen a Lima durante el toque de queda (desde las 8:00 p.m. hasta las 5:00 p.m. mientras dure la cuarentena) el avión no podrá aterrizar en el aeropuerto internacional Jorge Chávez.

___________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

VIDEO RECOMENDADO

Curva epidemiológica del coronavirus COVID-19 en el Perú al 19 de marzo

curva-coronavirus

TE PUEDE INTERESAR